10 razones por las que trabajar en una oficina está destruyendo tu cuerpo

Pasar horas frente a un escritorio, una computadora y un teclado mata al cuerpo más rápido de lo que pensaríamos. Aquí las razones.

Un trabajo de oficina está lleno de estrés, luz artificial, nichos de gérmenes y condiciones que estropean la salud. Además, la monotonía, la rutina, la enajenación y la falta de movimiento matan poco a poco el cuerpo y también el alma. Aquí te dejamos 10 ejemplos de ello.

1. Pasar horas sentado.

Pasar horas sentado puede provocarte dolores o desórdenes musculares, obesidad, diabetes, cáncer, enfermedades cardiacas e incluso puede conducirte a una muerte temprana.

sitting-at-your-desk-all-day

2. Pasar horas encorvado

Si de plano no puedes levantarte de vez en cuando, al menos trata de mantener una postura erecta, sino estarás contribuyendo a problemas como la artritis o bursitis.

-and-slouching-is-even-worse

3. Mala calidad del aire en el edificio

El aire dentro de un edificio puede ser hasta 100 veces más sucio que el de afuera, pues está lleno de gases y químicos. Incluso el aire acondicionado puede llenar de partículas tóxicas si no se le da un buen mantenimiento.

4. Trabajar por más de 10 horas al día

Investigadores europeos encontraron que las personas que trabajan más de 10 horas diarias tienen un 60% de mayor riesgo de contraer problemas cardiovasculares, entre ellos ataques cardiacos y angina

5. Pasar horas mirando fijamente una pantalla

Mirar interminablemente una pantalla puede dañar tu visión y causarte dolores de cabeza o migrañas.

endlessly-staring-at-a-computer-screen

6. Estar expuesto a mucha luz

Nuestro cuerpo reacciona a la sobre iluminación de la misma forma que a la oscuridad total, así que nuestros relojes internos se desordenan, y nuestros niveles de fatiga, estrés y presión cardiaca aumentan.

being-exposed-to-way-too-much-light

7. Estar realmente aburrido

Un estudio de la Universidad de Londres mostró que aquellos que se quejan de sentir mucho aburrimiento tienen más riesgo de morir jóvenes, y aquellos que viven con altos niveles de tedio tienen más probabilidades de morir de un ataque cardiaco. Por si fuera poco, te pone en mayor riesgo de sufrir un accidente en el trabajo.

being-really-really-bored

8. Teclados sucios

Los teclados son un nido de bacterias. Los microbiólogos han encontrado que pueden tener hasta 5 veces más bacterias que el baño.

dirty-keyboards

9. Nichos de gérmenes

Además del teclado, las perillas, grifos, manijas, los botones de elevador o de la impresora y las manos de los compañeros están llenos de bacterias.

10. Escribir demasiado en el teclado

Pasar mucho tiempo escribiendo en teclado puede causarte CTS (síndrome del túnel carpiano) que es un dolor agudo en las muñecas que puede subir hasta tu brazo. Si el CTS no se trata, puede causarte hasta daños permanentes en los nervios y en los músculos.

bad-air-quality-in-your-building

Después de leer todo esto uno se pregunta ¿realmente millones de personas se merecen semejante tortura? ¿Por qué vivimos atados a un sistema que nos obliga a pasar por horas de desgaste físico y mental? ¿Qué soluciones podemos encontrar para no perder tantos años de vida?

[businessinsider]



¿El capitalismo promueve la escasez de los recursos naturales para venderlos como un producto?

La voracidad no tiene límites. A nosotros nos toca reinventar la manera en la que nos relacionamos con la naturaleza.

Los recursos naturales son finitos. Pero ahora, aunque somos una generación que está más consciente de ello que nuestros padres o abuelos, usamos la riqueza de la naturaleza a crédito: la explotamos a un grado tal que su biocapacidad para reproducirse y absorber nuestros deshechos se ha visto rebasada.

Ese crédito nos está cobrando ya los intereses. Nuestros bosques y selvas se desvanecen (en México perdemos cada año 500 mil hectáreas), y con ellos, también miles de especies animales. Los corales, milenarios habitantes del mar, están muriendo a consecuencia del cambio climático. Y en el futuro, 5 mil millones de personas sufrirán escasez de agua.

recursos-naturales-escasez-capitalismo

Es verdad que nuestro consumismo es el correlato de esta grave situación. Pero no lo es menos el hecho de que los recursos naturales no sólo no han sido gestionados correctamente, sino que han sido vendidos. El extractivismo en el capitalismo es, en otras palabras, el uso privado de las riquezas biológicas: la némesis de la gestión comunitaria y sustentable de los recursos naturales, que muchas comunidades indígenas llaman a retomar como única salida viable ante la crisis medioambiental.

Así que el capitalismo no es tan irracional como se cree. Lo es, por supuesto, cuando pensamos en la manera en la que destruye a destajo sin mediar recuperación alguna. Pero según Andrés Barreda Marín, profesor de la UNAM, la escasez de los recursos naturales es una suerte de obsolescencia programada:el capitalismo está programando la escasez, provocándola y promoviéndola para encarecer los recursos naturales,al igual que lo hace con los gadgets o todo tipo de electrodomésticos y tecnología, a los que programa una “vida útil” para incrementar sus ventas.

recursos-naturales-escasez-capitalismo

Es decir que la escasez es real, pero se está programando con fines específicos. Las transnacionales han llevado esto a la práctica desde hace mucho, y lo seguirán haciendo: la falta de agua llevará a su encarecimiento, al igual que la crisis agrícola está creando las condiciones para justificar y sobrevalorizar los productos transgénicos, que harán de los cultivos un monopolio de Monsanto, Bayer y algunas otras transnacionales.

Lejos de luchar contra esto, el capitalismo lo promoverá como una salida a las crisis económicas que ha enfrentado y seguirá enfrentando por lo contradictorio de su funcionamiento. Y por ello, muchas de las más grandes empresas seguirán en una férrea lucha por monopolizar los recursos naturales.

 

¿Es posible reaprender a relacionarnos con la naturaleza?

recursos-naturales-escasez-capitalismo

Innegablemente, los seres humanos formamos parte del metabolismo de la naturaleza. Nuestra actividad no puede disociarse de ésta, y más aún, es imposible no provocar transformaciones en la naturaleza. Pero tal cosa no tendría que significar arrasar con ella. ¿Cómo, entonces, nos relacionamos con el medioambiente y los otros ecosistemas de maneras no dañinas?

Para ello necesitamos sin duda de un gran cambio a niveles incluso filosóficos, morales y epistémicos, pero también económicos y políticos. Generar una fuerza creativa por encima de las fuerzas inherentemente destructivas del capitalismo es una tarea impostergable. Plantearnos colectivamente cómo extraer las materias primas naturales, sean renovables o no, y cómo gestionar dicha extracción, así como la producción y el consumo de nuestras necesidades, es un quehacer pendiente que debe ser colectivo.

Porque sería utópico pensar en que podamos dejar de extraer los recursos naturales. La cuestión está en cómo nos relacionamos con el planeta y sus ecosistemas; en si los tratamos como seres vivos, con derechos, o como viles mercancías en el anaquel de un supermercado.

 

Imágenes: 1) Flickr darklorddisco; 2) Amy Talluto; 3) Tumblr

Sandra Vanina Greenham Celis
Autor: Sandra Vanina Greenham Celis
Colaboradora del proyecto político Colectivo Ratio. Le gusta potenciar la depresión en su psique consumiendo productos culturales de las postrimerías del siglo XX. Cree teleologicamente en el arribo de la humanidad al comunismo.


Sentarse mucho tiempo puede afectar tanto como fumar (Video)

Aunque parezca un hábito inofensivo, permanecer sentado puede ser nocivo para la salud a corto y largo plazo.

Si acostumbras estar más tiempo sentado que en movimiento, debes cambiar ese hábito inmediatamente.

Aunque parezca un hábito inofensivo, permanecer sentado puede ser tan nocivo para la salud como fumar. Un estudio publicado por la revista británica de medicina deportiva (British Journal of Sports Medicine), que podrás entender fácilmente gracias a este video animado de TED-ED que te compartimos al final del artículo, llegó a esta conclusión.

En menos de 5 minutos, el video explica que estar sentado durante largos períodos, sin intervalos de actividad, puede cambiar nuestra salud negativamente a corto y largo plazo.

 

Actividad física para no sentarse mucho tiempo

sentarse-estar-mucho-tiempo-sentado-salud-riesgos

Hacer cualquier actividad intelectual probablemente requiera estar sentado pero, irónicamente, eso no beneficia a tu cerebro.

Al sentarte, tus niveles de concentración se reducen, ya que los pulmones, al estar oprimidos en una posición encorvada, no son capaces de enviar al cerebro el oxígeno suficiente para que permanezca alerta.

Además, la posición encorvada que algunas personas adoptan al estar sentadas provoca daños en la columna vertebral y los ligamentos.

En cuanto al sistema sanguíneo, estar mucho tiempo sentado desactiva temporalmente las lipoproteínas lipasa, enzimas que destruyen la grasa en la sangre, lo que a largo plazo podría generar padecimientos como diabetes o enfermedades del hígado y el riñón.

A nivel mundial, la inactividad provoca el 9% de las muertes prematuras al año (5 millones de personas) y es por eso que urge cambiar este hábito. 

Quizá  las horas diarias en una silla no representen un gran daño, pero si se esto se mira en mayor perspectiva, las afectaciones se acumulan, restando tiempo de vida.

El video sugiere, por ejemplo, poner una alarma cada 30 minutos para pararse, estirarse y mover el cuerpo.