Top: 4 formas de reducir drásticamente nuestro consumo de plástico

Para reducir nuestro consumo y desecho de plásticos, aquí hay 4 propuestas. Algunas se pueden hacer en casa, otras en el vecindario y unas más deben ser promovidas para que se implementen en las grandes firmas.

El plástico está llenando de basura nuestros mares y tierras. Sí hay algunos sustitutos en los que se está trabajando, pero mientras, es necesario reducir nuestro consumo y desecho de plásticos. Aquí hay 4 propuestas; algunas se pueden hacer en casa, otras en el vecindario y unas más deben ser promovidas para que se implementen en las grandes firmas.

Un mejor orden

Cuando se ordenan de mejor forma los desechos, no sólo estamos haciendo un favor social, pues ayudamos a que se reduzcan los niveles de basura en los vertederos, sino que también podemos rescatar unos dólares por los materiales que se pueden revender o reutilizar.

Menos envolturas: rellenar

Rellenar los envases de agua, cremas, jabón de manos, café y un largo etcétera. ¿Por qué comprar una nueva botella o un nuevo despachador si lo importante es el contenido? Es ridículo que se siga consumiendo plástico en envases nuevos y la gasolina para transportarlos.

Mejores etiquetas

¿Esta basura va en el bote ‘orgánico’ o ‘inorgánico’? Cuántas personas se hacen esta pregunta. Todavía hay muchos que podrían ayudar más si tuvieran la información. Una solución es etiquetar mejor los productos o los botes de basura.

Responsabilidad extendida

Las leyes EPR (extended producer responsibility), que responsabilizan al productor por sus desechos y plásticos, han sido efectivas para reducir contaminantes. Ha conducido a Taiwán a reciclar un 90% de su plástico (en comparación con EU, que sólo recicla el 12.1%), y lo utiliza para producir camisetas de fútbol, colchas, zippers, macetas, pelucas y hasta edificios enteros. Promover estas medidas concientizarían a las grandes firmas a cómo tratar sus desechos.


[Co.EXIST]



El peor invento del ser humano: el plástico

Hay 3 razones por las cuales el plástico se puede considerar como el peor invento de la historia.

* por: Sofía Mateus

 

El plástico se ha caracterizado por ser un material resistente a determinadas temperaturas y presiones, que nos ha servido para almacenar alimentos con el fin de preservarlos y protegerlos de agentes externos que los puedan deteriorar. Pero hay tres razones por las cuales el plástico se puede considerar como el peor invento de la historia:

1. Este polímero necesita de materias primas como petróleo y carbón para ser fabricado. Estos compuestos orgánicos, aparte de ser compuestos naturales, son combinados que aportan una gran cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero cuando son quemados para la fabricación de plástico; por este motivo es importante reutilizar los utensilios que usamos a diario, para disminuir de esta manera nuestra huella ecológica.

2. Los plásticos suelen transferir partículas o trazas de polímeros a los alimentos que son almacenados en botellas; por ejemplo, cuando bebemos refrescos o sodas almacenadas, estas bebidas suelen tener residuos diminutos de plástico que terminamos consumiendo. Es así como los famosos jugos naturales, yogures, leche e incluso el agua que compramos en el supermercado, tienen dichas trazas que se van desprendiendo con el paso del tiempo.

3. No estamos reutilizando las bolsas o botellas que son fabricadas diariamente, sino que cada día aumenta la demanda de estos utensilios por la facilidad que nos trae para preservar alimentos o transportarlos de un lugar a otro sin hacer desastres.

Sin embargo, el plástico ha renovado el mundo con su practicidad para fabricar cualquier tipo de cosas que usamos hoy en día. Éstas no existirían si no fuera posible, por ejemplo, fabricar elementos aislantes para recubrir los cables eléctricos o los marcos de lentes, entre otros.

Por lo anterior, podemos concluir que el plástico pudo ser el mejor invento jamás creado a lo largo de la historia de la humanidad, pero debemos pensar a fondo el impacto que estamos generando por la excesiva fabricación del mismo para satisfacer nuestra demanda caprichosa; en vez de reutilizarlo y hasta reciclarlo, hemos creado un mundo artificial de sólo plástico con la cantidad de botellas y bolsas que arrojamos diariamente.

Eco Maxei
Autor: Eco Maxei
Eco Maxei Querétaro AC es una organización sin fines de lucro cuya misión es fomentar la coexistencia armónica entre las personas y con la naturaleza. Somos una organización multidisciplinaria, fundada e integrada por jóvenes agentes de cambio desde 2014.


Filtrar agua sin plástico es posible (y tan necesario como no tomar agua embotellada)

Existe una solución accesible y que no te quitará nada de tiempo para purificar tu agua sin plástico de por medio.

Entre las prioridades para todo el que quiera tener una vida sustentable está la de cuidar del agua, así como sustituir el plástico por materiales naturales o sintéticos, pero que no generen una huella ambiental tan profunda. En lo que se refiere a cómo nos hidratamos, tenemos que ser muy conscientes de que ese simple y cotidiano acto puede ser muy poco sustentable.

Por ejemplo, quizá pensemos que basta con no comprar agua embotellada y con llevar nuestra botella reutilizable a todos lados: así ahorramos tanto agua como plástico. Y es verdad. No obstante, podría haber un pequeño problema… ¿de qué material es el filtro que usas para purificar tu agua? Seguramente tiene plástico. Y mucho. Incluso, algunos filtros caseros utilizan botellas de plástico. ¿Cómo solucionar este problema sin afectar nuestra salud?

 

Filtra agua sin plástico

Actualmente enfrentamos un problema grave: casi toda el agua que tomamos es insalubre, sin importar que la filtremos. Y es que los diversos métodos de filtración tienen distintos propósitos, y rara vez uno solo puede purificar por completo el agua para que sea apta para consumo.

Aun así, hay una solución para purificar agua sin usar plástico…

El carbón activado.

filtrar-agua-sin-plastico-carbon-activado-filtros-sustentables

El carbón activado se ha convertido en una opción cada vez más popular para purificar el agua. Con este oscuro mineral podemos filtrar agua sin plástico, de la manera más simple y quizá más eficaz. De hecho, el carbón ya es usado en los filtros convencionales, pero lo puedes conseguir también en forma de barras. Las de la marca Kishu vienen libres de plástico, en empaques compostables –por si ya haces tu composta casera–, y las puedes usar para purificar desde una botella hasta una jarra de agua.

La barra de carbón activado absorbe las impurezas del agua y le imparte minerales saludables como calcio, magnesio y potasio. Éstos le dan un sabor particularmente delicioso.

Para utilizarla, sólo tienes que agregarla en un recipiente de vidrio con el agua que quieras purificar. Debes dejarla sumergida durante 1 hora para 500 mililitros, 4 horas para 2 litros, y 24 horas para 10 litros de agua.

El carbón activado se debe hervir una vez al mes durante 5 minutos para mantener sus poros abiertos, y dejarlo secar durante 30 minutos antes de volver a usarlo. Cada barra tiene una vida útil de 4 meses si se utiliza diario. Para asegurarte de que tu agua no tenga bacterias, puedes hervirla antes de colocarle el carbón activado. Así tendrás el agua más pura posible.

Y listo: tendrás agua pura, sin haber usado un gramo de plástico.