Sencillo remedio casero y ecológico contra plagas

Los insectos pueden constituir un problema en nuestro macetohuerto o en nuestro jardín, hay plagas que afectan a muchas de nuestras hortalizas y plantas.

Los insectos pueden constituir un problema en nuestro macetohuerto o en nuestro jardín, hay plagas  que afectan a muchas de nuestras hortalizas y plantas.

Existen remedios naturales contra ellos, incluso podemos fabricar un repelente de insectos ecológico y barato en casa para librarnos de ellas.

Plantar aromáticas cerca de nuestras hortalizas es una buena medida preventiva, pero también podemos emplear otros repelentes, con una solución casera a base de ajo, un gran aliado en la lucha contra los insectos.

Para fabricar en casa un repelente a base de ajo, pondremos  a hervir durante media hora un litro de agua con cinco dientes de ajo bien machacados.

Dejamos enfriar el agua y la colamos; el resultado lo podemos pulverizar sobre nuestra planta para que una buena parte de insectos no se acerquen.

Lo malo de este preparado es el mal olor que dejará en nuestro cultivo, pero este mal olor no afectará al sabor de los frutos, aunque no es recomendable emplearlo en época de floración, pues hay que tener cuidado con no pulverizarlo sobre cultivos que requieran polinización, pues el ajo también repele a las abejas.

Es eficaz contra ácaros, babosas, minadores, chupadores, barrenadores, masticadores, áfidos, pulgones, bacterias, hongos, nematodos, etc.



Esto hacen tus plantas cuando no las ves (🎥)

¿Te has preguntado qué hacen las plantas cuando no les prestas atención?

No olvidemos algo: las plantas son seres vivos. Tienen mecanismos de defensa ante el daño, y la capacidad de adaptación que es inherente a toda la naturaleza. Sabemos que se abren al sol para recibir energía y también cierran sus hojas, pero, ¿qué tanto se mueven en realidad?

Según un video publicado por houseplantjournal en Instagram, las plantas se mueven, y mucho. El clip muestra a dos ejemplares caseros -una oxalis y una marantra- grabados a lo largo de 1 día, y el resultado es fascinante. 

Sus hojas ondulan, vibran y se balancean como si quisieran hacer un llamado. Al observar su baile, no queda ninguna duda de que son seres llenos de vitalidad, aunque su ritmo difiera del nuestro.

Míralas moverse:

¿No te dan ganas de ponerle un poco de música a tus plantas?