Las alergias a la comida pueden ser causadas por los pesticidas en el agua y en los alimentos

¿A qué se debe el aumento en las alergias a la comida (sensibilidad al gluten, intolerancia a la lactosa, aversión a la soya, alergias a las nueces, etc)? ¿Es sólo moda pasajera o tiene algo que ver con los químicos y pesticidas en el agua y en los alimentos?

De repente parece que cientos de familiares y conocidos nos dicen que sólo pueden tomar leche deslactosada, que no pueden comer nada que no tenga la etiqueta de 100% libre de gluten o que tienen alergias a las nueces o a la soya. ¿Es resultado de una moda?, puede ser. Pero también hay indicios de que hay algo en el agua.

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades reporta un aumento de 18% en alergias a alimentos entre los años 1997 y 2007. Tan sólo en Estados Unidos, las alergias afectan a 15 millones de personas.

De acuerdo con un estudio publicado en Annals of Allergy, Asthma and Immunology, los altos niveles de diclorofenol en el cuerpo están relacionados con las alergias a la comida. El diclorofenol es un químico de los pesticidas que se utilizan en la agricultura y para clorar el agua de la llave.

“Estudios previos muestran que las alergias a la comida y la contaminación ambiental están aumentando”, dijo la alergóloga Elina Jerschow, autora del ensayo. “Los resultados de nuestro estudio sugieren que las dos tendencias puedan tener una conexión, y que el aumento en los pesticidas y otros químicos están asociados con un aumento en las alergias”.

Ella sugiere que el diclorofenol puede debilitar la tolerancia a ciertos alimentos, lo que causaría las alergias en ciertas personas.

 

[MotherNatureNetwork]

 



¿Comer pan es bueno o malo para la salud? Una infografía de mitos vs verdades

Conoce estos mitos y realidades del pan y elige lo mejor para el bienestar de tu cuerpo. 

Sin importar dónde hayas nacido, al pan lo vas a encontrar en casi todos los desayunos, comidas y cenas del planeta. 

Es el invento del milenio, y una forma de darle a nuestro cuerpo los granos que necesita desde formas, por supuesto, más deliciosas, y que han podido ser compatibles con todo tipo de alimento dulce o salado. 

Por eso, su versatilidad y diversidad han dado vida a platillos indispensables, pero también a algunos mitos alrededor de su impacto en la salud.

¿Qué tan ciertos serán estos dichos? ¿Acaso los cientos de años de hornear pan y acompañarlo con tus alimentos preferidos no han tenido ningún beneficio?

Para que elijas lo mejor para tu cuerpo, te compartimos la siguiente infografía con datos extraídos de la perspectiva científica (puedes ver las fuentes al final de la misma). ¿Qué es mito y qué es verdad? Acá te decimos: