Tokelau: el primer territorio en obtener de la energía solar toda la electricidad que necesita

Las tres islas de Tokelau, parte de Nueva Zelanda, se han convertido en el primer territorio que cubre el 100% de sus necesidades eléctricas con energía solar.

Atafu, Nukunonu and Fakaofo son tres atolones que se encuentran entre Nueva Zelanda y Hawaii. Tienen una población de 1500 personas que viven de la agricultura. Y ahora se han convertido en el primer territorio en cubrir el 100% de sus necesidades eléctricas con energía solar.

Nueva Zelanda, que administra Tokelau, creyó en un proyecto que sustituye el uso del diésel por energía solar, y para ello invirtió $7 millones de dólares.

El comunicado oficial lo realizó Murray McCully, el Ministro de Relaciones Exteriores: “El Proyecto de Energía Renovable de Tokelau es un pionero en el mundo. Los tres atolones ahora tienen suficiente capacidad solar, en promedio, para cubrir sus necesidades eléctricas”.


“Hasta ahora, Tokelau había sido 100% dependiente en diésel para la generación de electricidad, con altos costos económicos y ambientales”, declaró.

Ahora, el objetivo de Tokelau es invertir el dinero que ya no se gasta en diésel para el bienestar social.

Tokelau se ha vuelto un ejemplo para el resto del mundo, junto con Suecia, que se ha deshecho de toda su basura e incluso debe importarla de Noruega para generar su energía eléctrica. Estos territorios son una clara muestra de los alcances que tiene una mentalidad ecológica. ¿Qué más se necesita para tomar acciones verdes?

 

[BBC]

 



Escocia ya genera mucho más energía limpia de lo que todos sus hogares necesitan

Escocia ha adoptado una actitud ejemplar en la generación de energía verde. La pregunta es: y el resto, ¿cuándo?

Mientras muchos países siguen apostando por los hidrocarburos (y ello a costa del planeta), otros como Escocia se han volcado a las energías limpias. Durante la primera mitad de 2019, los escoceses generaron suficiente energía como para abastecer las necesidades de casi 4.5 millones de hogares por 6 meses. Esto es el doble de los que hay en el país. 

Casi 10 millones de “horas megawatt” se generaron aquí en el primer semestre de 2019, la mayoría a través de molinos de viento. Recordemos que las condiciones meteorológicas de esta isla son ideales para cosechar el viento, por eso la apuesta eólica de Escocia. Así, cada país debería considerar las mejores alternativas para generar energía de acuerdo a sus particularidades geográficas.

Curiosamente, Donald Trump, quien es dueño de campos de golf en suelo escocés, criticó fuertemente la presencia de los molinos en el paisaje. Incluso presentó una demanda contra la apertura de una granja eólica. Por suerte, el gobierno local no escuchó al ahora presidente de Estados Unidos, y siguió su plan. Pocos años después, estos son los resultados.

Evidentemente aún faltaría toda la energía que requiere la actividad industrial y comercial, entre otras. Pero de acuerdo con su plan, para 2030 Escocia estará generando la mitad de toda la energía necesita. Es decir, con un plan sensato, y bien diseñado, de migración a energías limpias, realmente es posible (a corto o mediano plazo) que un país transforme su relación con este recurso.

De hecho, según una investigación, para 2050 casi todo el planeta podría estar funcionando con energía renovable. Casos como el de Escocia sin duda resultan inspiradores e, idealmente, ponen presión en otros gobiernos. A fin de cuentas, está claro que para alcanzar cualquier meta razonable a favor del planeta se necesita voluntad política, privada y social. 



Este evento astronómico cambió la apariencia del sol (mira)

El sol ha entrado en su fase de actividad mínima y el resultado es precioso.

Hace unos meses se tomó una espectacular fotografía de nuestro sol. En ella, el astro aparece como una perfecta esfera de luz. Ninguna de las manchas solares que usualmente lo recubren es visible: su superficie de fuego se extiende, suave y homogénea.

En esta fotografía publicada por la NASA, vemos dos caras del mismo sol. Del lado izquierdo, la superficie alcanza su máximo de actividad en el año 2012. La otra imagen muestra al sol en agosto de 2018, cuando estuvo a punto de alcanzar su grado máximo de pasividad. ¿Por qué sucede esto?

astronomia-sol-actividad-minima-manchas-solares
NASA

Pocas veces nos ponemos a pensar en las transformaciones que el sol experimenta, quizá porque lo percibimos como algo fijo y constante, al grado de moldear nuestras vidas en torno a él. Sin embargo, como todo en la naturaleza, nuestra estrella tiene sus ciclos. La fase que resulta en este maravilloso espectáculo visual es conocida como mínimo solar.

La ausencia de manchas solares tiene efectos curiosos en el gran astro. Su brillo en general disminuye, mientras que los vientos solares se aplacan. Al ser el eje de nuestro sistema, los cambios en el sol repercuten directamente en la Tierra. La consecuencia de un sol más tranquilo es el enfriamiento de la atmósfera exterior terrestre.

Los astrónomos siguen estudiando el sorprendente rango de efectos de la actividad solar mínima. Quizá, entenderla un poco más nos sirva como recordatorio de que muy pocas cosas en el espacio exterior permanecen fijas, por más que lo aparenten. El universo, tal como ocurre en las vidas de quienes lo admiramos, está en constante flujo y transformación.