Tokelau: el primer territorio en obtener de la energía solar toda la electricidad que necesita

Las tres islas de Tokelau, parte de Nueva Zelanda, se han convertido en el primer territorio que cubre el 100% de sus necesidades eléctricas con energía solar.

Atafu, Nukunonu and Fakaofo son tres atolones que se encuentran entre Nueva Zelanda y Hawaii. Tienen una población de 1500 personas que viven de la agricultura. Y ahora se han convertido en el primer territorio en cubrir el 100% de sus necesidades eléctricas con energía solar.

Nueva Zelanda, que administra Tokelau, creyó en un proyecto que sustituye el uso del diésel por energía solar, y para ello invirtió $7 millones de dólares.

El comunicado oficial lo realizó Murray McCully, el Ministro de Relaciones Exteriores: “El Proyecto de Energía Renovable de Tokelau es un pionero en el mundo. Los tres atolones ahora tienen suficiente capacidad solar, en promedio, para cubrir sus necesidades eléctricas”.


“Hasta ahora, Tokelau había sido 100% dependiente en diésel para la generación de electricidad, con altos costos económicos y ambientales”, declaró.

Ahora, el objetivo de Tokelau es invertir el dinero que ya no se gasta en diésel para el bienestar social.

Tokelau se ha vuelto un ejemplo para el resto del mundo, junto con Suecia, que se ha deshecho de toda su basura e incluso debe importarla de Noruega para generar su energía eléctrica. Estos territorios son una clara muestra de los alcances que tiene una mentalidad ecológica. ¿Qué más se necesita para tomar acciones verdes?

 

[BBC]

 



Envía tu nombre al Sol este año (la NASA te dice cómo)

Por primera vez, una misión de la NASA hará que una sonda toque el Sol. En ella también puede ir tu nombre, y es gratis

Nunca la NASA ha podido acercarse tanto al Sol como lo hará a través de la Sonda Parker, la cual será enviada este año al espacio. Lo que pueda averiguarse en esta misión sobre la magna estrella que da vida a nuestro sistema, sin duda llenará de nuevos y fascinantes elementos a la astronomía.

La NASA quiere involucrar al planeta entero en esta misión, y por ello ha pedido tu participación. En un romántico llamado a la población, el sitio web de la Sonda Solar Parker te invita a enviar tu nombre para que sea llevado a bordo de la Sonda y posteriormente arrojado al Sol. Esto será posible porque la Sonda Parker se acercará siete veces más de lo que cualquier otro artefacto humano se ha acercado jamás al Sol.

En este viaje interestelar, los investigadores de la NASA podrán estudiar la atmósfera solar como nunca antes, y ahondar en los estudios sobre su energía: ¿qué es lo que hace que se mueva tanto la energía como el calor a través de la corona solar (la capa más externa del Sol, que puede verse durante los eclipses)? Y también, quizá, descubran por fin a qué se debe la aceleración de las partículas de viento y energía solares, algo que la NASA ha buscado comprender desde hace 60 años y que, por cierto, tiene una gran importancia para los estudios sobre el cambio climático.

Es gracias a los avances en ingeniería térmica que esto será posible: escudos solares protegerán a la Sonda Parker, su carga útil y la tarjeta de memoria que contendrá tu nombre y el de millones de personas.

Para que la NASA guarde tu nombre en esa tarjeta sólo tienes que ir al sitio web de la Sonda Solar Parker y registrarte. Tienes hasta el 27 de abril del 2018 para hacerlo, sin costo alguno. Tu nombre enfrentará condiciones de calor y radiación indecibles, y será parte de lo que quizás detone una nueva era de conocimientos astronómicos.

Además te regalan un coqueto certificado con tu nombre, que quizá puedas presumir en un futuro cercano a tus hijos y nietos.



Una flor para la naturaleza: minas de carbón abandonadas serán ahora fuente de energías limpias

En una vuelta de tuerca asombrosa, minas abandonadas se transformarán en granjas de energía solar para suplir a la anticuada industria energética del carbón.

Las minas de carbón abandonadas están siendo transformadas en granjas de energía solar alrededor del mundo. En ellas –y en sus alrededores– se instalarán cientos de paneles fotovoltáicos, los cuales se beneficiarán de ventajas adicionales que la infraestructura de las minas les proveerán. Se trata de un gran salto hacia el cambio de mentalidad, que comienza por deconstruir la idea de los lugares que más contaminación ejercen en el planeta, como es el caso de las minas, y termina por dotar a estos espacios de un novedoso significado, que en esencia devuelve a las civilizaciones un concepto fundamental para la supervivencia: la sustentbilidad.

No deja de ser paradójico –y hasta cierto punto, poesía a partir de la decadencia–: de donde se extraía la materia prima del combustible más contaminante (la cual produce la menor cantidad de energía y la mayor cantidad de contaminación por kilogramo) se producirán ahora miles de watts de energías limpias.

minas-carbon-abandonadas-energia-renovable-granjas-solares-china

Países como China, Alemania y Gran Bretaña están realizando proyectos de granjas solares para reactivar los terrenos abandonados de las minas, donde no obstante el fin seguirá siendo el mismo: dotar de energía eléctrica a las ciudades. En Huainan, China, la más grande de estas nuevas granjas solares ha echado a andar, y se espera que para mayo de 2018 brindará electricidad a casi 100 mil hogares.

Alemania, que ocupa el tercer lugar en instalación de paneles fotovoltáicos en el mundo, también está trabajando para convertir una mina de carbón con medio siglo de historia en una planta de energía renovable. La planta alimentará 40,000 hogares con energía de paneles solares y turbinas eólicas. La mina de carbón, ubicada en el noroeste del país, se cerrará el próximo año para dar seguimiento a este proyecto sustentable. 

En Estados Unidos –que ocupa el cuarto lugar en instalación de estos mismos paneles–, Berkeley Energy Group planea convertir una mina a cielo abierto en una planta de energía solar que podría producir entre 50 y 100 MW de energía para 2018.

Así, estos países transforman las lúgubres minas abandonadas, aprovechando su profundidad y sus túneles para volverlos gigantescos dispositivos de almacenamiento para contener energía renovable.

Estas minas no dependen sólo de los días despejados

minas abandonas granjas solares carbon

La energía solar depende, sobra decirlo, del Sol. Pero las minas resultan una insospechada solución a la dependencia de éste para proveer electricidad, haciendo posible acumularla para brindar electricidad las 24 horas. Esto es gracias a que los profundos pozos de las minas serán aprovechados por plantas de bombeo hidráulico, lo que permitirá almacenar la energía recolectada por los paneles. En el caso de la granja solar de Huainan, se han instalado paneles fotovoltaicos flotantes en el lago artificial contiguo a la mina, lo que supone ventajas adicionales, como menor evaporación y un mantenimiento más sencillo, así como el la utilización de agua que de otra forma no podría reciclarse.

Aunque todavía en 2012 estaba en cuestionamiento si estos proyectos funcionarían, las iniciativas alemanas, chinas e inglesas han mostrado ser fructíferas. Muy pronto, estas granjas solares podrían reemplazar a toda producción contaminante de energía, como la del gas shale.

 

Un dato interesante es que, para 2022, se planea que las fuentes de energía renovable crezcan en un 43% en todo el mundo. Esto equivale a la mitad de capacidad energética necesaria para revertir el uso de carbón.

La industria de la energía solar está creciendo en todo el mundo, con esfuerzos paralelos de países como la India, donde se encuentra el parque solar más grande del planeta. Además, se sabe que ha crecido en un 50% desde principios de siglo hasta ahora, y se espera que crezca mucho más, con iniciativas como las de estas “minas solares” que, más allá del futuro favorable que le depara a cientos de ciudades, está  acordando con la naturaleza un propósito bellísimo, la sustentabilidad de todos los seres vivos.