Niño africano construye emisora de radio con objetos reciclados (VIDEO)

Doe Kelvin es un joven originario de Sierra Leona, África, que construyo una pequeña emisora de radio para beneficio de su familia y comunidad.

Doe Kelvin, de tan solo 15 años, ha creado de la nada una pequeña emisora de radio para el beneficio de su familia y comunidad ubicado en la Sierra Leona, África.

Kelvin relata que al ir caminando por las calles de su comunidad fue encontrando cables y diferentes componentes, que para la demás gente era simple basura, pero para el joven visionario fue algo que le ha cambiado la vida, al demostrar su talento.

“Si en nuestra comunidad tenemos una estación de radio, los vecinos podrán debatir sobre cuestiones que les afectan y mejorar a la par” explicó Kelvin. “Mi próximo invento será un molino de viento” agregó.

Al conocer el talento de Kelvin el Instituto Tecnológico de Massachussets, (MIT) lo invitó a para tres semanas en sus instalaciones para capacitarse y pulir su talento, “Es una gran oportunidad para mi”, declaró el joven.

[CassetteBlog]



El vaso desechable que, literalmente, puede convertirse en una planta (VIDEO)

Su material alberga semillas y está hecho como 100% biodegradable.

A estas alturas, el mundo, con una población que llega a dimensiones inéditas (y cuyo común denominador es el gran consumo) conlleva, entre muchas paradojas, el que aún existan desechables no biodegradables.

La producción de basura es uno de los enormes lastres que la sociedad actual enfrentamos. Algunas mentes buscan cambiar lo anterior como la de Alex Henige, CEO de reuse.reduce.grow, quien ha creado un vaso cuyo material es biodegradable y además guarda en su interior semillas para plantar árboles.

Vi un montón de basura al lado de la carretera y pensé ¿Qué tal si cada uno de estos residuos fuese una planta?

La información en el vaso está impresa con ácido poliláctico, compuesto a partir de materiales 100% reciclables. Su diseño permite albergar semillas de diferentes tipos y las las altas temperaturas hacen que el vaso se descompongan.

Como comparativo, un vaso desechable común tarda entre 5 y 50 años en descomponerse y el suyo entre 90 y 180 días.

 

<blockquote cite=”https://www.facebook.com/ElHuffingtonPost/videos/


¿Qué ocurre con tu cabello tras 6 meses de no usar shampoo?

De acuerdo con investigaciones de Greenpeace, el shampoo sintético se encuentra relacionado con la deforestación de áreas verdes a causa de la extracción de aceite de palma

En los últimos años el movimiento de no poo (del inglés no shampoo) ha motivado a cuidar la higiene capilar sin el uso de un shampoo comercial. Este movimiento tuvo su origen durante la década de los 70, cuando el uso de los shampoos sintéticos se volvió norma social diaria. Esto produjo ciertas consecuencias tanto en el medio ambiente como en el cuerpo del usuario.

El uso constante de los shampoos sintéticos provoca el retiro de los aceites naturales del cuero cabelludo, por lo que este requiere producir el doble para compensar dicha ausencia. De modo que se genera un círculo vicioso en el que, para evitar el exceso de los aceites naturales, se requiere el shampoo sintético

Y de acuerdo con investigaciones de Greenpeace, el shampoo sintético se encuentra relacionado con la deforestación de áreas verdes a causa de la extracción de aceite de palma, lo cual ha puesto en peligro de extinción a varias especies, como el tigre de Sumatra y el orangután de Tanjung Puting.

En su libro In Happy Hair: The Definitive Guide to Giving Up Shampoo (Con un cabello feliz: la guía definitiva para renunciar al shampoo), Lucy Aitken Read da a conocer los resultados efectivos de no utilizar shampoo durante 2 años (y contando). Aunque admite que al principio era incómodo por la etapa olorosa y grasosa, su cabello se tornó más fuerte, sano y brillante pasando esa fase. 

El consejo entonces es resistirse a esa etapa, mantenerse constantes y aguantar durante un par de días. Después opta por alternativas naturales que fortalezcan y limpien el cabello, tales como bicarbonato de sodio o vinagre de sidra de manzana. Basta con que repitas ese proceso cada 5 o 7 días mientras que, diariamente, lava tu cabello con agua. 

Instrucciones: en una jarra de vidrio, revuelve agua con dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Vierte la fórmula en tu cabello, enjuaga. Luego, en la misma jarra de vidrio, vuelve a revolver dos cucharadas de vinagre de manzana y agua. Vuelve a verter la fórmula y enjuaga casi inmediatamente.