La contaminación del aire envejece el cerebro por lo menos 3 años

Las personas que viven en áreas contaminadas tienen cerebros “tres años más viejos”, pues su función cognitiva se ve afectada por la calidad del aire.

Científicos de la Universidad de Carolina del Sur utilizaron datos de la AEPA (American Environmental Protection Agency) y realizaron un comparativo entre la contaminación del aire en la que viven los 14,793 hombres y mujeres, de más de 50 años, que fueron estudiados.

“La contaminación del aire ya se ha relacionado con un aumento de problemas cardiovasculares y respiratorios, incluso de muerte prematura, en personas de mayor edad”, dijo Jennifer Ailshirep, quien condujo el estudio. “Ha surgido evidencia de que la exposición a las partículas contaminantes del aire pueden provocar efectos adversos a la salud del cerebro y a su funcionamiento”.

Se encontró que la contaminación puede conllevar a cerebros “tres años más viejos”, por cómo afecta su función cognitiva. Este cálculo se realizó considerando que, en promedio, cada año de edad se refleja en una décima de punto en los resultados de los estudios.

Es alarmante que incluso una diferencia de 10 microgramos de partículas en el aire por metro cúbico se vio reflejada en las pruebas cognitivas, hasta en un tercio por cada punto. (Las áreas con baja contaminación tenían 4.1 microgramos por metro cúbico y las peores tenían hasta 20.7 microgramos por metro cúbico).

Esto da para reflexionar sobre la calidad de aire que respiramos y las consecuencias que esto tendrá en nuestro cerebro. El momento para reducir nuestros niveles de gases contaminantes es ayer.

[Telegraph]



La contaminación del aire: un sigiloso agente que está matando a más de 17 mil mexicanos al año

En el colmo de la paradoja, el aire nos está matando. ¿Por qué? ¿Y qué podemos hacer?

Para los habitantes de las ciudades y grandes metrópolis, escuchar la frase “aire puro” remite si acaso a la fantasía, o a parajes naturales como bosques y selvas, pero jamás a nuestros propios ecosistemas urbanos. El aire puro no es algo con lo que contemos cotidianamente, pese a que debería ser considerado un derecho humano.

Al momento que escribimos esta nota, la calidad del aire en el centro de la Ciudad de México verificada por Google en tiempo real es considerada “insalubre para grupos sensibles”, pues supera los 100 puntos, cuando apenas 150 ya se estiman como una contingencia ambiental:

contaminacion-aire-calidad-mexico-muertes

Es normal que los niveles de contaminación del aire sean todavía más altos que este nivel durante los 365 días del año, como asegura Greenpeace México, que pronto dará a conocer los resultados de un proyecto para medir los niveles de contaminación del aire en hora pico en la Ciudad de México.

Según activistas de esta organización, estamos respirando índices de contaminación del aire mucho más elevados de lo que es permisible según instancias internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y nos recuerdan que esto ocasiona directa e indirectamente la muerte de 17,700 personas en México, pues en estados como Ciudad Juárez, Monterrey y Guadalajara el número de partículas finas se ha incrementado.

La mala calidad del aire no es exclusiva de la Ciudad de México, es un problema que afecta a todo el país y que debería ser atendido de inmediato.

(Paloma Neumann, coordinadora de la campaña Revolución Urbana)

Al momento que escribimos esta nota, la calidad del aire en el centro de la Ciudad de México verificada por Google en tiempo real es considerada “insalubre para grupos sensibles”

 

Hace 5 años, en la Ciudad de México se registraron 248 días con una calidad de aire “buena”, debido a programas de transporte limpio y a iniciativas como el “Hoy no Circula”. Pero desde entonces, comenzó elevarse la contaminación otra vez.

Un habitante de la CDMX fuma involuntariamente 40 cigarrillos al día

cuando la calidad del aire es mala.

No obstante, los programas de movilidad sustentable siguen desarrollándose (como Metrobus y Ecobici en la Ciudad de México), y el incremento poblacional no puede haber ocasionado el aumento desmedido de la contaminación del aire en tan poco tiempo. Nos enfrentamos entonces a que el cambio de paradigma debe ser de mucha mayor envergadura para enfrentar este problema. Y nos debe comprometer a todos, pues las consecuencias son realmente tóxicas.

Las partículas de metal en el ambiente

provocan enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer.

Lamentablemente, en los centros de verificación la corrupción sigue siendo una constante, no sólo en la Ciudad de México, sino también en otras urbes del país. Esta práctica se multiplica debido a los bajos salarios de quienes ahí trabajan, como pudo verificar el portal Animal Político. Por ello, enfrentar la contaminación del aire en las ciudades depende de que elaboremos soluciones de conjunto que atiendan los problemas inmediatos, sociales y económicos de sus habitantes.

Es por eso que, aunque pareciera no estar conectado, elevar los salarios podría ayudar a disminuir los mortíferos índices de contaminación del aire, pues esto evitaría la corrupción en los centros de verificación y, por ende, la contaminación provocada por los automoviles, que es la más nociva, pues contribuye un 70% a la contaminación atmosférica.

contaminacion-aire-calidad-mexico-muertes

También es de vital importancia que tomemos acciones cotidianamente, realizando algunos cambios en nuestros hábitos que ayuden a disminuir la contaminación ambiental. Por ejemplo, reciclando basura, evitando el uso de plaguicidas y el consumo de tabaco, reduciendo el consumo de electricidad y utilizando la bicicleta (aunque en primera instancia parezca un gran reto).

Pero sobre todo debemos exigir (y más aún durante este período electoral) que se tomen medidas para proteger al medioambiente de nuestros ecosistemas urbanos, que sean tan amplias como lo es el problema y que lo resuelvan de raíz.

Porque el aire puro es un derecho no susceptible a negociaciones.

 

* Imágenes: 1) Violeta Amapola Nava; 2) Giphy; 3) City clock



Dale de comer a tu cerebro: algunos hacks para nutrir la mente

El Dr. Daniel Amen comparte una dieta para tener un cerebro sano. Esta lista no solo ayuda a tu bienestar mental, también es un aporte significativo para sentirte más feliz.

cerebro salud alimentacion dieta-2

La alimentación es un aspecto fundamental en la vida del ser humano. Nuestras funciones cognitivas, nuestro desempeño físico, nuestra salud física y mental, e incluso nuestro camino espiritual, estan significativamente vinculados a lo que ingerimos.

En este sentido, el Dr. Daniel Amen, miembro de la Asociación Americana de Psiquiatría y, famoso por ayudar alas personas a ser exitosas, mediante el cuidado de su cerebro, se ha propuesto publicar todo lo que ha investigado sobre la alimentación más indicada para mantener la salud mental, desde su función orgánica. En su libro, CHANGE YOUR BRAIN, Change Your Life, este psiquiatra pone a nuestra disposición valiosos datos para ayudar a mejorar la calidad de vida de tu cerebro. Ideas como que:

El orégano deshidratado tiene 30 veces el poder antioxidante de las moras azules frescas y 56 más que las fresas; lo que lo convierte en el protector de las células del cerebro más potente en el planeta.

En la lista a continuación puedes ver algunas de las recomendaciones que este psiquiatra experto en desorden bipolar y otras cuestiones de salud mental prepara en su rutina diaria para mantener una dieta del bienestar y nutrir cerebros sanos y felices. ¿Y por qué también felices? Autores como el Doctor Amen le apuestan a las reacciones químicas en nuestro cerebro –que detonan las sustancias sanas que ingerimos en la alimentación cotidiana–, como una de las vías para alcanzar la felicidad.

  1. EL PRIMER SORBO DE LA MAÑANA: Cappuccino de calabaza con leche de almendra sin azúcar, café, y espolvoreado con chocolate con Stevia.
  2. PARA DESPERTAR: Café en grano. Limítate a consumir solo 100mg al día, ya que es adictivo, constriñe el flujo sanguíneo  y acelera las hormonas de estrés.
  3. COMO DESAYUNO: Huevos estrellados y un plato de moras azules como desayuno; o una malteada de proteína en polvo con fresas y un puño de espinacas o kale.
  4. UN REFUERZO DE VITAMINAS: En tu régimen alimenticio agrega un multivitamínico, aceite de pescado, cúrcuma, magnesio, probióticos, ginkgo, vinoceptina y huperzina A.
  5. COLACIÓN: Durante el día de seis a ocho porciones de fruta o verdura.
  6. A MEDIODÍA: Una ensalada con proteína, puede ser salmón, pollo u ostiones. Agrega aceite de oliva y vinagre balsámico.
  7. EL ANTOJO ENERGÉTICO DE LA TARDE: Barras de chocolate y coco, sin azúcar. Nueces y una manzana, si no tengo barras.
  8. CENA: Coliflor con puré de papas y pollo a la parrilla con romero. Ensalada de calabaza, con manzana y granada.

Hacks adicionales:

  • Antes de llevarte algo a la boca, dice el Dr. Amen, pregúntate “¿Esto es bueno para mi cerebro o no?” ¡Escoge bien!
  • Ayuna de 12 a 24 horas cada semana.
  • Ingiere proteína en pequeñas porciones, durante cada comida, ´para balancear el azúcar.
  • Limita todos los carbohidratos.