Jóvenes en Nepal diseñan panel solar a partir de cabello humano

Los cabellos pueden utilizarse como conductores de electricidad. Eso descubrió un joven de 18 años de Nepal, quien remplazó el silicón en unos paneles solares. Esto podría reducir costos y remplazar materiales plásticos por uno que es 100% renovable.

La melanina, el pigmento en el cabello, es sensible a la luz y puede utilizarse como conductor (por algo se eriza el cabello cuando lo frotamos con un globo). Esto concluyó Malin Karki, un joven de 18 años de Nepal, quien armó un panel solar que utiliza cabellos en lugar de silicón.

Por varios años, Malin Karki ya había tratado de crear algún medio de obtener energía renovable, sobre todo de corrientes de agua. Fue hasta que leyó un libro de Stephen Hawking y que discutió las formas de crear energía estética a partir del cabello, que se le encendió el foco.

Karki y sus compañeros de escuela en Katmandú, presentaron un prototipo de sólo 40 centímetros que es capaz de cargar la batería de un celular o un conjunto de baterías. Los paneles pueden trabajar con 9 voltios o 18 watts de poder y cuestan alrededor de 38 dólares. La ventaja es que, si se produjeran en serie, sus costos se reducirían a menos de la mitad.

La otra ventaja evidente es que el cabello es un material 100% renovable, y se encuentra a la disposición de todo el mundo. Así que el prototipo de Karki es una opción muy completa para abaratar los paneles solares y hacer que la energía solar sea accesible incluso a las regiones con menores capacidades económicas.

[inhabitat]

 



Una simple pero invaluable lección de Stephen Hawking: nunca te rindas (Video)

Video animado acompaña una conferencia de Hawking donde los agujeros negros son la metáfora de una valiosa lección.

Stephen Hawking nos legó tal conocimiento sobre el cosmos, que quizá no se acabará de profundizar en décadas sobre el mismo. Pero con su habitual agudeza y lucidez, este físico no sólo indagó en los secretos del universo, sino que aprovechó su riqueza metafórica para darnos algunas simples pero invaluables lecciones.

Algunas de ellas están contenidas en una conferencia sobre los agujeros negros que dio en Chile y fue publicada por la BBC en el año 2016. En ella, y no falto de pasión, Hawking explica lo que llevó a generar nuevas teorías del espacio-tiempo.

La conferencia fue publicada por la BBC en un sugerente video animado que te presentamos a continuación:

En esta conferencia, Hawking nos habla sobre la infinita fuerza de gravedad que tienen los agujeros negros, la cual impide a la luz salir de ellos. Esto parecía indicar que los agujeros negros son cárceles sin remedio de toda masa que absorben. No obstante, explica Hawking:

Desde el exterior no puedes saber lo que hay adentro del agujero negro. Puedes aventar una televisión, anillos de diamante o incluso a tu peor enemigo al agujero negro, y éste, recordarán, es una masa total y una carga eléctrica.

Estas masas pueden ser de distintos tamaños, pero siempre tienen un “horizonte”. Y según teorías de la física cuántica, en el vacío sí existen partículas y antipartículas “gaseosas”, que aparecen y desaparecen como burbujas de refresco. Al estar en el horizonte de los agujeros negros pequeños, y estar constantemente materializándose en pares, algunas de estas partículas pueden escapar, alcanzando la velocidad de la luz durante esos movimientos.

 

Una invaluable lección de Hawking

Contrario a una diminuta partícula, un ser humano necesitaría transitar por un agujero negro muy grande para poder escapar de éste: de 1 millón de veces el tamaño del sol. Pero, sin duda, podría transitarlo para aparecer después en otro universo.

Por eso, Hawking nos dice:

El mensaje de esta lectura es que los agujeros negros no son tan negros como nos es figurado. No son las eternas prisiones que alguna vez se pensó que eran. Las cosas pueden salir de un agujero negro, posiblemente a otro universo.

Y concluye con un mensaje esperanzador:

Así que, si alguna vez caen en un agujero negro, no se rindan. Hay una salida.

Si podemos salir de un agujero negro, donde incluso la gravedad está en nuestra contra, no cabe duda de que podemos resolver nuestros pequeños problemas terrenales.

Gracias, Stephen Hawking, por estas indelebles lecciones cósmicas.