El reto: no comprar nada por un año entero. ¿Podrán cumplirlo 15 adictos a las compras?

El Free Fashion Challenge es un reto o una rehabilitación para los adictos a las compras. Consiste en no ceder a los impulsos del consumismo y abstenerse en comprar por un año entero. ¿Suena fácil o difícil?

El Black Friday (viernes negro) es el día que inaugura la temporada de compras de fin de año en Estados Unidos. En el resto del mundo, pronto comenzará también el periodo de compras navideñas, lo que implicará tráfico, estrés, “descuentos”, gente endrgogada, toneladas de basura en envoltorios de regalos, etcétera, etcétera.

En la sociedad moderna ha aumentado enormemente el número de compradores compulsivos. Por ello se creó el Free Fashion Challenge, un reto para todos los adictos a las compras, en el que les proponen el reto de abstenerse de comprar por un año.

El proyecto fue creado por Laura de Jong, en colaboración con el Instituto de Moda de Ámsterdam. 15 declarados adictos a la moda abanderan este reto; han prometido no comprar nada por un año, ni siquiera calcetines ni ropa interior.

Las reglas que ellos se impusieron también incluyen no aceptar regalos, ni comprar tela para que ellos mismos se fabriquen ropa. Deben adaptarse con todo lo que tengan en sus armarios y nada más. Tampoco es un gran reto, si consideramos que hay muchísimas personas que compran ropa y la utilizan un par de veces (o nunca).

Fuera de si aceptemos o no el reto, es una buena ocasión para reflexionar sobre el consumo masivo, las compras impulsivas, los créditos solicitados, las temporadas de consumismo. ¿Qué tan necesario es lo que compramos?

[ecouterre]

 



En Navidad, los islandeses se regalan libros (y leen toda la noche)

En Islandia, un libro es el regalo perfecto.

¿Cuál es tu regalo de Navidad perfecto? Si la respuesta es un libro, tal vez deberías imitar esta bella tradición de Islandia. Cada Nochebuena, los islandeses se regalan libros para luego entregarse el resto de la velada a su lectura. 

Para el islandés promedio, la mejor manera de celebrar estas fiestas es leer toda la noche. Gracias a esta admirable costumbre, las librerías reciben a miles de personas entre septiembre y diciembre que buscan el regalo perfecto para sus familiares.

Esta avidez lectora se debe a que se trata de un país extremadamente literario: casi todos los islandeses aman leer y escribir. De hecho, Islandia tiene más escritores y más libros publicados por cabeza que cualquier otro lugar del mundo. 

La literatura es tan apreciada en Islandia que, de hecho, uno de cada diez islandeses publicará un libro en su vida.

navidad-islandia-libros-regalos

La industria editorial de toda la isla se sostiene gracias a esta tradición, en la que se privilegian los libros físicos. El cautivador aroma de un libro recién abierto, la textura de sus hojas y su perdurabilidad no han sido reemplazados por los e-books en este país. 

No cabe duda de que los islandeses están orgullosos de sus autores. En América Latina, nos sobra literatura para compartir con los demás, y vale la pena hacerlo, pues el hábito de la lectura conlleva grandes beneficios. ¿Qué te parece si este año regalas un libro? 



La moda de no dejar rastro: así se hace la ropa del futuro

Estas son 2 diseñadoras que nutren su creatividad con los paradigmas de la sustentabilidad. Y el resultado es apabullante.

Lo sabemos: la industria de la ropa es, como casi todas, sumamente contaminante. De hecho, hay quienes dicen que es la segunda industria con mayor impacto ambiental, tan sólo después de la del petróleo.

Producir suficiente algodón para una sola camiseta requiere de entre 1,000 y 2,000 litros de agua.

moda-sustentable-disenadores-industria-ecologica

Además, la industria de la moda es famosa por sus deplorables condiciones laborales. Sin duda, la esclavitud moderna se oculta detrás de nuestros zapatos favoritos sin que siquiera lo sospechemos.

Pero la moda puede ser más que estética: puede ser ética. Así lo han demostrado dos grandes diseñadoras que tienen dos cosas en común: una infancia sin lujos y su ímpetu porque producir ropa sin dejar rastro se vuelva una moda.

moda-sustentable-disenadores-industria-ecologica

Gretchen Jones y Amy Powney son dos reconocidas diseñadoras que se han dedicado a crear marcas de moda sustentable, que cuidan del planeta y que aseguran la dignidad humana. Su pasión por el diseño no las ha desviado del camino que, para ellas, debe seguir esta industria.

 

Amy Powney

Luché para estar en esta industria. No soy de las que encajan naturalmente.

Desde que esta diseñadora leyó los lúcidos ensayos de Naomi Klein sobre el consumismo, se decidió a no contribuir a la catástrofe con lo que más ama: la creatividad y la ropa. Al contrario: Amy Powney estaba determinada a hacer ropa orgánica y ética ya desde 1999, cuando no había nada semejante en la industria.

moda-sustentable-disenadores-industria-ecologica

Así, como contó para The Guardian, siguió luchando. Ahora es directora creativa de la marca Mother of Pearl, que creció más rápido de la velocidad con la que Powney podía idear estrategias para que siguiera siendo una marca sin impacto ecológico.

Pero a raíz de que Mother of Pearl ganó un premio de 100,000 libras, Powney pudo trabajar en una estrategia de negocio llamada No frills, literalmente “Sin lujos”, que se dedica a vigilar de dónde viene cada material y cómo son los procesos de producción, para asegurarse de mantener una cadena pequeña.

Además, Powney ha diseñado prendas sencillas pero que no pasan de moda, alentando un estilo sin caducidad que no genera la contaminación de la moda de temporada.

moda-sustentable-disenadores-industria-ecologica

moda-sustentable-disenadores-industria-ecologica

 

Gretchen Jones

Creo que el proceso de inspirarse por lo que está alrededor es en realidad muy orgánico en la naturaleza.

Gretchen Jones es una de las pocas diseñadoras (y diseñadores) sustentables de la New York Fashion Week. Indudablemente, mantenerse sustentable en las grandes ligas es difícil. Pero, como dijo en una entrevista para TreeHugger, ella lo hace porque una vida sustentable empieza, primero, con cómo nos sustentamos a nosotros mismos.

moda-sustentable-disenadores-industria-ecologica

Lo que esta diseñadora ha hecho desde que ganó la octava temporada de Project Runway ha sido planear modelos de negocio más sustentables. Ahora bien: por sustentabilidad, Jones entiende también lo intuitivo y lo espiritual en todos nosotros. Ella apuesta por dejarse guiar por su intuición, por el altruismo, y a partir de ahí construir modelos de negocio en el mundo de la moda que incluyan reciprocidad, justicia y una reducción del impacto ecológico.

moda-sustentable-disenadores-industria-ecologica

moda-sustentable-disenadores-industria-ecologica

Lo que hacen estas diseñadoras es orgánico: incluye estética, ética, espiritualidad y, por supuesto, sustentabilidad.

Sin duda, este es el camino que debe seguir la moda consciente del futuro. La moda será sustentable… o no será.