El mejor espacio de recreación es el que nos provee la Naturaleza

Estudios han demostrado que nuestro cuerpo y alma responden mejor cuando nos encontramos cerca de áreas verdes. Recientemente se encontró que a los niños les gustan más las zonas de juegos de madera y que asemejan escenarios naturales.

Aunque el homo sapiens salga de la Naturaleza, la Naturaleza no ha salido del interior del homo sapiens. Por algo se ha demostrado que nuestro cuerpo y alma responden mejor cuando nos encontramos cerca de áreas verdes.

Estudios han probado que la sola presencia de árboles y pasto reduce la agresión y violencia reportadas. También otro estudio encontró que las personas sometidas a pruebas estresantes, se recuperaban más rápido y de forma más completa cuando se les exponía después a ambientes natrales.

Ahora, un nuevo estudio de la Universidad de Tennessee examinó la influencia de las zonas de juego en la actitud y comportamiento de los niños. Por un lado las que son artificiales, construidas con metal y plástico, y por otro lado, los de estructuras de madera, rodeados de jardines y de otras características naturales.

Se encontró que a los niños les gustan más los patios naturales, crean una relación más cercana con ellos, los frecuentan casi el doble de tiempo y además realizan actividades más activas.

Esta podría ser una medida que contribuyera a la epidemia de obesidad y sedentarismo. Al menos eso afirma Dawn Coe, profesor en el Departamento de kinesiología de la Universidad de Tennessee: “Los patios y jardines naturales parecen ser una alternativa viable a las zonas de juegos tradicionales”. Además, es una buena forma de acercar a los niños a la Naturaleza y a que tengan una mayor interacción con ella.

[Co.EXIST]




La belleza de un verano con niños sin tablets ni computadoras (FOTOS)

Una madre polaca documenta en expresivas fotos la diferencia del tiempo para los niños sin tecnología que los sustraiga.

Entre algunos de los efectos nocivos de la tecnología, están la pérdida de la memoria, y quizá su más dañina consecuencia es la sustracción. Vamos inmersos en la información o “contactos sociales” por medio de los dispositivos pero perdemos el contacto profundo con los que nos rodean.

Estamos y no estamos, es quizá esta la premisa de nuestra época; el tiempo que damos a los otros y a nosotros mismos no es de calidad; “compartimos” pero en realidad no lo hacemos.

Por su parte, en el caso de los niños, no existen estudios todavía que nos hablen sobre la imaginación y su estado de posible apagamiento. Para las generaciones pasadas de niños su imaginación era su principal instrumento de distracción: un palo podía ser un rayo de poder o una piedra una isla. Las tables, y las computadoras, sobre todo por medio de juegos interactivos, simplemente hacen el trabajo a los niños; mostrándoles una realidad preconcebida en la que ellos sencillamente siguen las reglas del juego.

Ahora que estamos en verano, ¿has pensado en renunciar a tu comodidad para que, en lugar de que los niños estén enajenados, vuelvan a perderse pero en el entorno? Lo anterior implica más esfuerzo y atención de tu parte, pero vale la pena.

Izabela Urbaniak, una madre polaca muy consciente de la necesidad del contacto real entre sus hijos y otros niños y la naturaleza, ha hecho una serie que documenta unas vacaciones en el campo fuera del contacto con la tecnología como el internet, PlayStation, las tabltes o computadoras: las fotos hablan por sí mismas.

IMG_1257__880 IMG_1866__880 IMG_1936__880 IMG_2061__880 IMG_17561__880 NB2A0814a__880 NB2A0859__880 NB2A2014__880 NB2A8387__880 NB2A9958__880 NB2A8492__880 NB2A9466__880

NB2A3336__880

[Boredpanda]

*También en Ecoosfera:¿Por qué procurar que tu hijo tenga contacto con la naturaleza y se desapegue de la tecnología?



Algunos beneficios de caminar descalzo en el pasto

Conforme se acostumbre el pie a estar en contacto directo con el suelo a través del ejercicio, la planta del pie se hará resistente

Los pies, considerados como la base de una persona, son el contacto directo que tenemos con la Madre Tierra. Este apego a lo natural fue disminuyendo conforme los estándares sociales impusieron una demanda de la conglomeración urbana. Así, el éxito, la fama y el dinero se volvieron el centro de atención, convirtiendo a la indumentaria más costosa en la clave para llegar al cielo (y “perder los pies del suelo”). Un ejemplo evidente son los zapatos con tacones inmensos.

Ahora, con esta interrumpida cercanía a la naturaleza, las personas resienten este cambio a través de dolores o enfermedades emocionales que, en cierta medida, afectan también a su salud física. Para revertir este cambio, una solución viable es caminar o ejercitarse sin zapatos. De este modo se permite desarrollar más fuerza muscular en pies, piernas y caderas al favorecer la circulación sanguínea y la musculatura de la zona.

Además,caminar descalzo permite reajustar la posición más adecuada para el restablecimiento del equilibrio y la agilidad. En especial si se trata de una superficie natural (pasto), ya que se fomenta bienestar, relajación, entusiasmo, fuerza y equilibrio.

Conforme se acostumbre el pie a estar en contacto directo con el suelo a través del ejercicio, la planta del pie se hará resistente. Así, se podrán realizar más actividades sin la contención de zapatos, estimulando las terminaciones nerviosas encargadas de generar endorfinas (los neurotransmisores del placer y recompensa).

Fotografía principal: Suzi Duke

Más en Ecoosfera

Ocho beneficios extraordinarios de salir a caminar

Algunos beneficios de caminar descalzo en el pasto

¿Por qué caminar te hace más inteligente?

Pasear y caminar entre los árboles alivia el cansancio del cerebro y mejora la concentración

Caminar ayuda a aliviar algunos síntomas de la depresión, afirma estudio