Prohíben ‘aleteo’ en Costa Rica, la manera más cruel de matar tiburones

El aleteo es una práctica que consiste en pescar un tiburón, cortarle las aletas y devolver el resto del animal vivo al mar, donde muere lentamente.

Mediante un decreto firmado por la presidente de Costa Rica, Laura Chinchilla, se prohibirá la importación y exportación de aletas de tiburón, fruto de un sistema brutal llamado aleteo.

El aleteo es una práctica atroz que consiste en pescar un tiburón, cortarle las aletas y devolver el resto del animal vivo al mar, donde muere lentamente al llegar al fondo.

Las aletas son las porciones comercialmente más valiosas del animal, debido a la alta demanda que tienen en algunas culturas asiáticas, donde a su consumo se le atribuyen varias propiedades medicinales.

Según datos de la Promotora de Comercio Exterior de Costa Rica, este año se han exportado el equivalente a 50 millones de dólares en aletas de tiburón con destino a Hong Kong.

Con estas medidas se prohibirá el trasiego de aletas entre embarcaciones en el mar, algo que hasta ahora no estaba restringido.

“Tenemos que reconocer que había quienes estaban burlando la prohibición de pesca, pescando en aguas nuestras, pero comercializando la aleta de tiburón a través de mecanismos de importación”, dijo la presidenta Chinchilla, en el Parque Nacional Manuel Antonio, donde firmó el decreto junto a sus ministros de Ambiente, René Castro, y de Agricultura y Ganadería, Gloria Abrahams.

[Huffington Post]



Alerta: La mejor salsa cátsup debe prescindir de estos ingredientes

Es indispensable que a la hora de seleccionar qué tipo de salsa cátsup llevaremos a casa elijamos aquella que, al menos, produzca menos daños

En las hamburguesas, el hot dog, las papas fritas, las quesadillas; la salsa cátsup se encuentra en este tipo de comida tan pecaminosamente deliciosa. Es bien sabido que este tipo de alimentos producen efectos nocivos en el cuerpo, ya sea por la alta cantidad de químicos o de grasa que se ensancha en las células por lo que, en caso de que añadamos este condimento cremoso a esa comida no tan saludable, probablemente lastimaremos más a nuestro sistema.

Por ello es indispensable que a la hora de seleccionar qué tipo de salsa cátsup llevaremos a casa elijamos aquella que, al menos, produzca menos daños. Es importante fijarse en que el etiquetado diga: “salsa cátsup” (en vez de “salsa tipo cátsup”); qué tipo de endulzante contiene (en especial que no sea el jarabe de maíz de alta fructosa o azúcares) y si es libre de colorantes (sin rojo allura o rojo 40), espesantes o almidones.

Una alternativa más saludable de la salsa cátsup es la casera. Sólo necesitas jitomate, cebolla, ajo, miel, azúcar, vinagre, sal, mostaza, canela, pimienta, clavo y jengibre. Instrucciones: hierve los jitomates, ajo y cebolla; después pélalos, quítales la semilla y pícalos. A continuación, calienta el azúcar en una sartén, agregando el jitomate, la cebolla, el ajo, la miel, la mostaza y el vinagre. Revuelve bien y deja que se cocinen juntos. Finalmente añade sal, pimienta, canela, clavo en polvo y una pizca de jengibre. Deja que se cocine un poco más, licúa, cuela y listo.

Dale clic aquí para encontrar una alternativa saludable de la mayonesa, así como de cinco salsas que saben mejor si las haces en casa.

 



La Unión Europea prohíbe la mutilación de aleta de tiburón

Cada año, hasta 100 millones de selacimorfos mueren a causa de esta práctica tortuosa, sin embargo, al menos en la UE ya es ilegal.

Se estima que la pesca y el ‘aleteo’ son responsables de la disminución del 99% en algunas poblaciones de escualos. Los tiburones son pescados, “accidentalmente” como capturas incidentales, activamente, o con el cruel fin de aletearlos, cuando sus aletas son cortadas, y el tiburón —aún vivo—es regresado al mar para ahogarse lentamente. Sin embargo, al fin, la prohibición absoluta de la mutilación de las aletas de tiburón en la UE promete asegurar la supervivencia de estos animales.

A pesar de que esta práctica había sido prohibida por la Unión Europea desde el 2003, había leyes que permitían ciertas excepciones, por lo que países como Portugal y España permitían que algunos barcos de pesca practicaran la pesca de tiburones con el fin de cortar sus aletas, en el mar. Lo último significa que controlar esta actividad era virtualmente imposible. Las aletas de estos tiburones después eran exportadas a Asia, donde se utilizan para la tradicional sopa.

photo-sad_thousands_shark_fins_drying_hong_kong_roof_tops_large

Países en la Unión Europea son responsables por más muertes de tiburones que cualquier otro país del mundo, por lo que Xavier Pastor, director ejecutivo de Oceana en Europa explica:

Al fin, la UE tiene una verdadera y ejecutable prohibición de aleteo de tiburones, con implicaciones globales…Después de diez años con una prohibición defectuosa, ahora puede llevar a cabo un esfuerzo serio para lidiar con el problema internacionalmente.

Se estima que si continuáramos con la matanza (injustificada) de tiburones, tendríamos, dentro de unas cuantas décadas, crisis en las poblaciones globales, con repercusiones severas sobre los ecosistemas marinos. Este tipo de medida demuestra que es posible hacer cambios a favor del medio ambiente, al eliminar prácticas nocivas e innecesarias.

[Treehugger]