¿Los murciélagos tienen fobia a la luz de la luna?

Científicos de la UNAM juntaron información de 26 especies de murciélagos de todo el mundo y encontraron que sí evitan la luz de la luna. Pero ¿por qué?

Científicos en México buscaron evidencia de la fobia de los murciélagos a la luz de la luna. Estudiaron información de 26 especies de murciélagos de 11 estudios y analizaron cuál era su relación con las fases lunares.

“El efecto de la luna en la actividad de los murciélagos no se había revisado a detalle, a pesar de que existe evidencia desde hace más de 20 años en diferentes partes del mundo”, dijo Romeo Saldana-Vazquez, un biólogo en la Universidad Nacional Autónoma de México.

El análisis concluyó que esta “fobia a la luna” es muy común: “los hábitats donde la luz de la luna entra con mayor facilidad, provoca una menor actividad entre los murciélagos”, afirma Saldana-Vazquez.

Una posible explicación a esto es porque la luz de la luna implica que los murciélagos sean vistos con mayor facilidad por los predadores. Además, porque sus presas escasean cuando hay mayor luz.

Unas de las especies que presentan más fobia a la luna son las que viven cerca del ecuador, pero no la causa no es el fuerte brillo de la luna en las regiones tropicales, sino que reside en la especie. Otras especies son las que buscan su alimento cerca del agua o entre los bosques, más que los murciélagos que viven en hábitats más protegidos o cerrados

Se encontró una excepción: los murciélagos que vuelan sobre las copas de los árboles. Ellos no presentan una reducción de actividad en noches más brillantes. Saldana-Vazquez explica que puede ser posible porque vuelan rápido y viven en climas templados, donde tienen menos predadores.

[BBC]

 



Espontáneos retratos de animales salvajes en la oscuridad

George Shiras revela lo desconocido y da fe de la belleza de un mundo en el corazón de la noche.

Para retratar la naturaleza salvaje hace falta una fotografía salvaje, una imagen que tenga una relativa falta de control en la composición y que se arriesgue en el proceso experimental.

Así es la fotografía de George Shiras, el padre de la fotografía de la vida silvestre nocturna. Shiras fue el primero en utilizar el flash para retratar a los animales salvajes en la oscuridad, revelando lo desconocido y dando fe de la belleza de un mundo en peligro de extinción.

animales salvajes en la oscuridad
George Shiras y su asistente John Hammer a bordo de su canoa equipada en el Lago Whitefish, región del Lago Superior, Michigan, 1893

En la colección George Shiras: In the Heart of the Dark Night, los animales quedan paralizados por la luz  que emite la cámara. Las imágenes fueron recolectadas en las aguas del Lago Superior de Michigan, EE.UU., durante la noche, cuando los sonidos, las formas y los movimientos parecían más misteriosos y dramáticos.

Poco a poco Shiras fue retratando ciervos de cola blanca, un búho nevado, un alce en la niebla y un mapache, entre otros animales silvestres.

En cada imagen lograba cazar a estos animales en sus rutinas nocturnas donde se detenían a observar, darse la vuelta o correr.

animales salvajes en la oscuridad 9
George Shiras

Las imágenes documentan una especie de intervención y registran la interacción humana y animal. Para fotografiar de noche, Shiras imitaba una técnica de caza que aprendió de la tribu ojibwa llamada jacklighting, cuando el fuego se coloca en una bandeja en la parte delantera de una canoa, y el cazador se sienta en la proa del bote.

Así como a Shiras, la noche ha inspirado a grandes artistas e intelectuales, como Charles Baudelaire, que encontraba inspiración en los búhos y los gatos, animales salvajes en la oscuridad y emblemas de su encanto.

animales salvajes en la oscuridad 2
George Shiras
animales en la oscuridad 3
George Shiras
animales en la oscuridad 4
George Shiras
animales en la oscuridad 6
George Shiras
animales en la oscuridad 5
George Shiras
animales en la oscuridad 8
George Shiras



46% de las especies vegetales mexicanas está en peligro de extinción: UNAM

Al menos 90 especies ya están siendo preservadas mediante cultivo in vitro

México es famoso por su megadiversidad, pues figura entre los cinco países con mayor número de ecosistemas; sin embargo, la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México) ha anunciado que de sus 30 mil especies de plantas 46% se encuentra, en mayor o menor grado, en peligro de extinción. 

El principal problema con la extinción de especies vegetales es que por cada una desaparecida, de 10 a 3 organismos asociados en flora y fauna desaparecen, lo que se convierte en una cadena muy compleja. 

En este escenario se advierte además del contrabando de especies, pues cuanto más se suma la lista de especies amenazadas, también crecen los contrabandistas que lucrarán con estas para venderlas a los coleccionistas. Aun con una realidad en contra, algunos investigadores están comenzando a preservar las especies gracias al cultivo in vitro (literalmente, en vidrio); hoy más de 90 plantas en peligro de extinción se están preservando de esta manera.

También recientemente se anunció un programa de adopción de plantas en extinción del Jardín Botánico de la UNAM, una estrategia que se suma a los esfuerzos por paliar esta abrupta disminución de especies. Para el investigador Víctor Manuel Chávez Ávila es necesario que las personas, sobre todo los campesinos que viven donde se encuentran las especies amenazadas, tengan los incentivos para sobrevivir y no lucrar por necesidad con las especies que están en peligro de extinción, para lo cual ya se realizan también algunos programas.