La preocupante y acelerada escasez de alimentos marinos

Según expertos, la crisis alimentaria no solo se reduce a verduras, carnes y frutas, sino a aquellos alimentos que permanecen en los océanos y granjas pesqueras.

Los peces, como reserva alimentaria, está sufriendo su peor crisis, a tal grado que si no se toman medidas urgentes, podríamos ser la última generación en disponer de comida de los océanos.

Han pasado miles de años desde que la raza humana vivió como cazadora-recolectora con una excepción importante. Los peces son la única especie que no se cazó en demasía, y sin embargo, es posible que seamos la última generación en hacerlo.

Durante el 2011, el consumo mundial de pescado alcanzó un récord tras registrar que el incremento alcanzó la cifra de 17 kg por persona anualmente, a pesar de que la existencia de peces ha disminuido. En promedio, la gente come pescado cuatro veces más en comparación a como lo hacía en 1950.

Alrededor del 85% de las población mundial de peces han sido sobreexplotadas, agotadas, totalmente explotadas o en recuperación de explosión. Grandes áreas del lecho marino en el Mediterráneo y el Mar del Norte son similares a un desierto. La fauna marina ha sido borrada con métodos cada vez más eficaces, como la pesca de arrastre.

Anteriormente, la mayor parte del pescado que se consumía en EU provenía de océanos de Europa; en la actualidad, proviene de mares africanos, que también sufren una gran escasez de fauna marina y sobreexplotación.

Para el 2050 se espera que las capturas en zonas tropicales disminuyan un 40%. Sin embargo, cerca de 400 millones de personas en África y sudeste de Asia dependen de actividades pesqueras, pero con el cambio climático, la industria agropecuaria será golpeada por lo que las personas optarán por comer pescado para cumplir sus requerimientos alimenticios. Con el cambio climático, se espera que el impacto de la producción agrícola orille a la población mundial a depender más de alimentos del mar.

Actualmente, poco más de la mitad del pescado que consumimos proviene de granjas; en China, la cifra se eleva a un 80%, pero para lograr esto a una mayor escala, la industria enfrenta varios obstáculo. Las granjas están repletas de peces silvestres que tienen que ser alimentados con enormes de cantidad de comida: 20 veces su tamaño, aproximadamente. Esto ha llevado a la sobreexplotación de los peces más pequeños. Si los peces son alimentados con una dieta vegetariana, que carece de Omega-3, su sabor ni valor nutricional pueden equipararse al de los silvestres. La contaminación juega un papel importante en todo esto, ya que los criaderos de peces producen una gran cantidad de “lodo tóxico”. Por ejemplo, en Escocia, 3.2 millones de personas producen la misma cantidad de desechos que en cultivo de salmón, por lo que los activistas han realizado campañas para prohibir la acuicultura en zonas costeras.

El riesgo de esta depredación no solo se limita a peces comúnmente encontrados en los menús. Especies exóticas, como la raya o la tortuga, está, siendo cazados. El número de tiburones, por ejemplo, se ha reducido en un 80% a nivel mundial. El depredador marino ya no es esta especie, sino nosotros.

Una disminución en el número de tiburones tiene un impacto significativo en el ecosistema marino: puede llevar a un aumento en el número de peces más bajos de la cadena alimenticia, que a su vez puede causar un accidente en la población de otras especies como el plancton. Sin las criatura más pequeñas, todo el ecosistema se ve amenazado.

¿En cuánto tiempo será palpable entre la población mundial la escasez de alimentos marinos? ¿Es el vegetarianismo la opción más viable antes este fenómeno?

[BBC]



Palau, isla del Pacífico, prohíbe la pesca para convertirse en una zona de santuario marino

Palau, antiguo frente entre las tropas imperiales de Japón y la marina de EE.UU, va ahora a la vanguardia en la renovación del contacto con la naturaleza.

¿Dónde se encuentra Palau?

Se trata de un conjunto de islas al oeste Océano Pacífico, en un área de 459 km2, y una población total de 20 000 personas  Tiene como fronteras marítimas a Indonesia, Filipinas y los Estados Federales de Micronesia. Su capital es Ngerulmud, en el estado Melekeok.

¿Qué intenta hacer al prohibir la pesca?

Hace un par de días, su presidente, Tommy Remengesau Jr., declaró que la pesca quedaba completamente descartada de su potencial económico. Eso significa que 321.87 km2 área marítima estará dedicada al 100% a ser un santuario marino. ¡Se trata de un espacio similar al tamaño de Francia!

En su declaración, menciona que se tomó esta decisión porque:

No teníamos otra opción: el océano es nuestro modo de vivir. Es nuestra vida, nuestra cultura, nuestra economía. Yo siempre digo que la economía es nuestro ambiente, y nuestro ambiente es nuestra economía. De seguro se preguntarán por qué, por qué estamos haciendo esto. Tiene un verdadero sentido para nuestra sustentabilidad, para nuestras personas, para nuestras islas como nación, y para nuestra comunidad. Puedo decir que en mi generación, he visto cómo varios cardúmenes van disminuyendo, he visto cómo el tamaño físico de los peces se ha reducido. Esto va más allá de la pérdida económica de empresas o de otros países: estamos hablando de la vida, de lo que diezmará si no tomamos una acción responsable.

Por consiguiente, Palau pretende promocionar ecoturismo (por ejemplo, el buceo y el snorkel), como un potencial económico alternativo a la pesca. Y para conseguirlo, Tommy Remengesau Jr., considera la posibilidad de utilizar vigilancia aérea para el control de la pesca.



Arca del Sabor, un catálogo de alimentos deliciosos en peligro de desaparecer

El Ark of Taste es un catálogo de más de doscientas variedades de alimentos en peligro de extinción. Al promover y comer productos de Ark ayudamos a asegurar que se sigan produciendo y comiendo.

El Ark of Taste [Arca del sabor] es una colección viviente de alimentos distintivos y significativos en peligro de extinción. Fue creado para resaltar la existencia de estos productos, llamar la atención al riesgo de su extinción en unas cuantas generaciones e invitar a todos a tomar acción para ayudar a protegerlos. En algunos casos esto será mediante su compra o consumo, en otras será al contar su historia y apoyar a sus productores y en otras, como es el caso de las especies en peligro de extinción, esto significará comer menos o nada de ellos para preservarlos y favorecer su reproducción.

Desde 1996, más de 1,100 productos de más de cincuenta países han sido añadidos al Ark of Taste internacional. En Estados Unidos, el Ark of Taste tiene más de doscientos alimentos regionales raros y es una herramienta que ayuda a que granjeros, rancheros, pescadores, chefs, verdulerías, educadores y consumidores celebren la diversidad biológica, cultural y culinaria. Potencialmente, esto se podría hacer en cada país. Pero por lo pronto, si conoces algún producto que entre dentro de las siguientes categorías:

–       que tenga un sabor sobresaliente;

–       que esté en peligro;

–       capaz de ser producido sustentablemente;

–       vinculado con la cultura o la historia;

–       producido en cantidades limitadas;

entonces puedes nominarlo en el Ark of Taste para su promoción y conservación. Para nominar ingresa aquí: http://www.slowfoodusa.org/documents/Ark-of-Taste-Guidelines-for-Nomination.pdf

Algunos de los productos ya registrados en el arca son:

Bebidas: whiskey americano de centeno y té de thelesperma (o té navajo)

Pan: pan francés de Nuevo Orleans y pan pinki

Quesos: queso crema criollo y queso seco Monterrey Jack

Frutas: distintas especies de manzana, oliva misión de Florida, uvas del Bronx, plátano Hua Moa, ciruela mariposa

Para ver los muchos otros productos protegidos por Ark of Taste, ingresa aquí.

[SlowFood]