La belleza lunar del Sahara argelino

El paisaje del Sahara es tan bello que se le ha comparado con la superficie de la luna. De hecho la zona Tassili n’Ajjer, en Argelia, es considerada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Las arenas del Sahara cuentan cómo han cambiado a lo largo de su historia milenaria, conoce un poco aquí.

El desierto del Sahara es un lugar conocido por su extraordinaria belleza y por su capacidad de llevar a la muerte a quienes se internen es sus arenas. En Argelia se encuentra una de las partes del desierto, Tassili n’Ajjer, considerada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El bello bosque de arena que existe en este lugar ha hecho que se le compare con la superficie de la luna. Es un paisaje que el agua ha modelado por miles de años. También, a través de su historia, ha cambiado su clima y su terreno: en un tiempo fue una sabana llena de césped y de animales como jirafas, hipopótamos y cocodrilos enanos. Hoy existen animales desérticos, ganado salvaje, chitas y gacelas.

Hoy las temperaturas del desierto van desde los 30° a incluso 50° C en verano, mientras que en invierno pueden bajar hasta -1°C. En cuanto a la flora, existen 28 plantas que son poco usuales en el resto de Argelia, incluyendo el ultra-raro ciprés del Sahara; se estima que sólo quedan alrededor de 200 en toda la tierra.

También existen pinturas de más de 12 mil años, registro de la vida en tiempos prehistóricos, donde se retratan las migraciones animales, los inicios de la ganadería y los cambios del clima. Los seres humanos dibujados aparecen con cabezas grandes y alargadas, lo que ha llevado a muchos a especular sobre los visitantes extraterrestres.

A lo largo de su historia, el Sahara ha sido una ruta de comercio, antes en caravanas de camellos, hoy se han construido caminos y rieles. El problema es que ha conllevado a problemas como vandalismo y contaminación. Se espera que la dirección del Tassili National Park controle las amenazas para este desierto y preserve la belleza lunar del Sahara.


[EnvironmentalGraffiti]

 



Perderse en el desierto para perder el miedo: lecciones del Sahara, cortesía de Antoine de Saint-Exupéry

Una experiencia al filo de la psicodelia llevó a este aviador a conocer la verdad de la tierra y del hombre.

Noches aéreas, noches del desierto… Son ocasiones singulares que no se ofrecen a todos los hombres.

Antoine de Saint-Exupéry

El desierto es un lugar de imbatibles espejismos, de áridos delirios, y uno que otro oasis que deviene verdad. Por eso, bien puede ser el lugar en el cual recobrar la humanidad perdida. Eso lo convierte en un ecosistema peculiar, que evoca ambiguos placeres, y en el cual nada está dicho ni definido. Es un espacio que no presupone nada, y sólo perdiéndose en él es como puede conocérsele.

antoine-saint-exupery-desierto-sahara-tierra-hombres-filosofia
Leah Kennedy

Fue en el desierto del Sahara donde Antoine de Saint-Exupéry se reencontró consigo mismo. Ahí, acarició una verdad que no comprendía del todo:

Me he visto perdido, ha querido tocar fondo en mi desesperación y, una vez aceptada la renuncia, he conocido la paz. Me parece que es en esos momentos cuando uno se encuentra consigo mismo y se transforma en su propio amigo.

¿Es necesario perderse en el desierto para perder el miedo? Quizá sí, porque nuestro miedo más acérrimo nace de profundas escisiones: de la naturaleza, de la comunidad. Y de la tierra. Por eso, nos dice el filósofo de la vida cotidiana:

La verdad no es lo que se demuestra. Si en esa tierra, y no en otra, los naranjos echan sólidas raíces y se llenan de frutos, esa tierra es la verdad de los naranjos.

Así es también la verdad para el hombre cuando camina sobre territorios indómitos como el Sahara: cuando se pierde en el desierto, como Antoine de Saint-Exupéry y su mecánico, André Prevot, quienes se estrellaron en el desierto libio el 30 de diciembre de 1935.

Sólo contaban con medio litro de café en un termo pulverizado, 1/4 de vino blanco, un racimo de uvas, una naranja y una aferrada esperanza de que podrían encontrarlos. Pero los hombres no llegaron: Prevot y Saint-Exupéry los tuvieron que encontrar –real y metafóricamente–, y sólo tras caminar decenas de kilómetros.

antoine-saint-exupery-desierto-sahara-tierra-hombres-filosofia

De esta experiencia que auguraba una muerte segura surgiría la inspiración para Le petit prince, la más icónica novela de Saint-Exupéry, un hombre a quien su oficio lo hizo filósofo. Un hombre que usó su avión como un medio para encontrar la verdad campesina del mundo.

En las memorias tituladas Terre des hommes, Saint-Exupéry no sólo narraría esta experiencia psicodélica en el Sahara, sino que intentaría bosquejar lo que ser aviador de Aéropostale le había enseñado sobre el ser humano. En las últimas páginas de este trabajo autobiográfico, concluyó parte de sus reflexiones con una verdad inconmovible:

[…] si ha parecido que quería empujaros a admirar en primer lugar a los hombres, he traicionado mi objetivo. Lo que es en primer lugar admirable es la tierra que los ha fundado.

Con la garganta degollada por una sed que embriaga, con la desesperación a flor de piel por caminar sin llegar a ningún lado, con la imaginación desparramada que a falta de espejismos los inventa a cada paso, así deliraban en el Sahara Saint-Exupéry y su mecánico, entre pozos ficticios y árabes nómadas fantasma. Ambos llegaron a maldecir su suerte y odiar ese territorio salvaje donde no llovía.

Pero poco a poco, como se muestra en Terres des hommes, Saint-Exupéry comulgó con el desierto y develó sus verdades. “He querido mucho al Sahara”, rememora con melancolía en el texto: “He pasado noches en territorio rebelde”.

Así se reencontró a él y a todos los seres humanos. Perderse en el desierto lo hizo perder el miedo, y lo dejó ver al hombre desnudo sobre la tierra y sin temor a la intemperie.

Sandra Vanina Greenham Celis
Autor: Sandra Vanina Greenham Celis
Colaboradora del proyecto político Colectivo Ratio. Le gusta potenciar la depresión en su psique consumiendo productos culturales de las postrimerías del siglo XX. Cree teleologicamente en el arribo de la humanidad al comunismo.


Conoce los 19 nuevos sitios patrimonio de la humanidad

La Unesco agrega 13 sitios culturales, tres naturales y tres mixtos a la lista de sitios Patrimonio de la Humanidad y aprueba la extensión de un sitio natural.

La UNESCO inscribió 19 nuevos sitios en la Lista del Patrimonio Mundial (13 sitios culturales, tres naturales y tres mixtos) y aprobó la extensión de un sitio natural. La lista tiene en la actualidad un total de 1,092 sitios repartidos en 167 países.

 

Conoce los 19 nuevos sitios patrimonio de la humanidad

Patrimonio Cultural Nuevos Sitios Unesco Dinamarca

Dinamarca

Aasivissuit-Nipisat – Cotos de caza marítimos y glaciares de los inuits

Ubicado dentro del círculo polar ártico en la parte central de West Greenland, el sitio contiene los restos de 4,200 años de historia humana. Es un paisaje cultural que es testigo de la caza de animales terrestres y marinos producto de las migraciones estacionales, y un rico y bien conservado patrimonio cultural tangible e intangible vinculado al clima, la navegación y la medicina.

Patrimonio Cultural Nuevos Sitios Unesco Arabia Saudita

Arabia Saudita

Oasis de Al-Ahsa, un paisaje cultural en evolución

En la península arábiga oriental, el Oasis de Al-Ahsa es una propiedad en serie que comprende jardines, canales, manantiales, pozos y un lago de drenaje, así como edificios históricos, tejido urbano y sitios arqueológicos. Todo esto representa huellas de asentamientos humanos continuados en la región del golfo desde el Neolítico hasta el presente, como se puede ver en las fortalezas históricas restantes, mezquitas, pozos, canales y otros sistemas de gestión del agua. Al-Ahsa es también un paisaje geocultural único, y un ejemplo excepcional de interacción humana con el medioambiente.

Patrimonio Cultural Nuevos Sitios Unesco Oman

Omán

Ciudadela antigua de Qalhat

El sitio, que se encuentra en la costa este del Sultanato de Omán, incluye la antigua ciudad de Qalhat, rodeada de muros interiores y exteriores, así como áreas más allá de las murallas donde se encuentran las necrópolis. La ciudad se desarrolló como un puerto importante en la costa este de Arabia entre los siglos XI y XV, durante el reinado de los príncipes de Ormuz. Hoy tiene un testimonio arqueológico único de los vínculos comerciales entre la costa este de Arabia, África oriental, India, China y el sudeste de Asia.

Patrimonio Cultural Nuevos Sitios Unesco Alemania

Alemania

1. Conjunto arqueológico fronterizo de Hedeby y la Danevirke

El sitio arqueológico de Hedeby consiste en los restos de un emporio -o ciudad comercial- que contiene rastros de carreteras, edificios, cementerios y un puerto que data del siglo I y principios del segundo milenio. Debido a su situación única entre el imperio franco del sur y el reino danés del norte, Hedeby se convirtió en un centro comercial entre Europa continental y Escandinavia y entre el mar del Norte y el mar Báltico. Actualmente, es un sitio clave para la interpretación de los desarrollos económicos, sociales e históricos en Europa durante la época vikinga.

2. Catedral de Naumburgo

Ubicada en la parte oriental de la cuenca de Turingia, la catedral de Naumburg, cuya construcción comenzó en 1028, es un testimonio sobresaliente del arte y la arquitectura medievales. Su estructura románica, flanqueada por dos coros góticos, muestra la transición estilística del románico tardío al gótico tardío. El coro y las esculturas de tamaño natural de los fundadores de la Catedral son obras maestras del taller conocido como el “Maestro de Naumburg”.

lugares sitios patrimonio humanidad unesco Espana-2

España

Ciudad califal de Medina Azahara

La ciudad califal de Medina Azahara es un sitio arqueológico de una ciudad construida a mediados del siglo X por la dinastía Omeya, como sede del Califato de Córdoba. Los restos de la ciudad fueron olvidados durante casi 1,000 años, hasta su redescubrimiento a principios del siglo XX. Este conjunto urbano presenta infraestructura como carreteras, puentes, sistemas de agua, edificios, elementos decorativos y objetos cotidianos. Este espacio proporciona un conocimiento profundo de la civilización islámica occidental ahora desaparecida de Al-Andalus, en el apogeo de su esplendor.

lugares sitios patrimonio humanidad unesco Turquia-2

Turquía

Göbekli Tepe

Ubicado en las montañas Germuş del sudeste de Anatolia, este sitio presenta estructuras megalíticas circulares y rectangulares monumentales, interpretadas como recintos, que fueron erigidos por cazadores-recolectores en la edad precerámica del Neolítico entre el 9600 y el 8200 a. C. Es probable que estos monumentos se usaran en conexión con rituales, posiblemente de naturaleza funeraria. Distintivos pilares en forma de T están tallados con imágenes de animales salvajes, lo que proporciona una idea de la forma de vida y las creencias de las personas que vivieron en la Alta Mesopotamia hace unos 11,500 años.

Patrimonio Cultural Nuevos Sitios Unesco Japon

Japón

Sitios de los cristianos ocultos en la región de Nagasaki

Situado en la parte noroeste de la isla de Kyushu, los 12 componentes del sitio consisten en diez aldeas, el castillo de Hara y una catedral construida entre los siglos XVI y XIX. Estos sitios constituyen un testimonio único de una tradición cultural alimentada por cristianos ocultos en la región de Nagasaki que secretamente transmitieron su fe durante el período de prohibición, del siglo XVII al XIX.

Patrimonio Cultural Nuevos Sitios Unesco Italia

Italia

Conjunto industrial del siglo XX de Ivrea

La ciudad industrial de Ivrea se encuentra en la región de Piamonte y se desarrolló como campo de pruebas para Olivetti, fabricante de máquinas de escribir, calculadoras mecánicas y computadoras de oficina. Diseñado por urbanistas y arquitectos urbanos líderes, principalmente entre 1930 y 1960, este conjunto arquitectónico refleja las ideas del Movimiento Comunitario (Movimento Comunità). Al ser un proyecto social modelo, Ivrea expresa una visión moderna de la relación entre la producción industrial y la arquitectura.

Patrimonio Cultural Nuevos Sitios Unesco Corea

República de Corea

Sansa, monasterios budistas de las montañas de Corea

Los Sansa son monasterios de montaña budistas ubicados en todas las provincias del sur de la península de Corea. La disposición espacial de los siete templos que componen el sitio, establecido entre los siglos VII y IX, presenta la característica común específica de Corea: la presencia del “madang” (patio abierto) flanqueado por cuatro edificios (Buda Hall, pabellón, sala de conferencias y dormitorio). Estos monasterios de montaña son lugares sagrados que han sobrevivido como centros vivos de fe y práctica religiosa diaria hasta el presente.

Patrimonio Cultural Nuevos Sitios Unesco Iran

República Islámica de Irán

Paisaje arqueológico sasánida de la región de Fars

Ocho sitios arqueológicos situados en tres partes geográficas en el sureste de la provincia de Fars: Firuzabad, Bishapur y Sarvestán. El paisaje arqueológico refleja la utilización optimizada de la topografía natural y es testigo de la influencia del imperio aqueménida y las tradiciones culturales partas y del arte romano, que tuvieron un impacto significativo en la arquitectura y los estilos artísticos de la era islámica.

Patrimonio Cultural Nuevos Sitios Unesco Kenya

Kenia

Sitio arqueológico de Thimlich Ohinga

Situado al noroeste de la ciudad de Migori, en la región del lago Victoria, este asentamiento amurallado de piedra en seco fue construido probablemente en el siglo XVI. El Ohinga (es decir, asentamiento) parece haber servido como un fuerte para las comunidades y el ganado, pero también definió las entidades sociales y las relaciones vinculadas al linaje. Thimlich Ohinga es el más grande y mejor conservado de estos recintos tradicionales. Es un ejemplo excepcional de la tradición de recintos amurallados masivos de piedra seca, típicos de las primeras comunidades pastorales en la cuenca del lago Victoria, que persistieron hasta mediados del siglo XX.

Patrimonio Cultural Nuevos Sitios Unesco India

India

Conjuntos neogótico victoriano y ‘art déco’ de Mumba

Convertida en un centro de comercio global, la ciudad de Mumbai implementó un ambicioso proyecto de planificación urbana en la segunda mitad del siglo XIX. Los edificios art decó, con sus cines y edificios residenciales, combinan el diseño indio con las imágenes de aquel estilo, creando un nuevo estilo único que se ha descrito como indo decó. Estos dos conjuntos dan testimonio de las fases de modernización que Mumbai experimentó en el curso de los siglos XIX y XX.

Patrimonio Cultural Nuevos Sitios Unesco Sudafrica

Sudáfrica

Montes de Barberton Makhonjwa

Situado en el noreste de Sudáfrica, el sitio comprende el 40% de Barberton Greenstone Belt, una de las estructuras geológicas más antiguas del mundo. Las montañas Barberton Makhonjwa representan la sucesión mejor conservada de roca volcánica y sedimentaria que data de 3.6 a 3.25 mil millones de años, cuando los primeros continentes comenzaron a formarse en la Tierra primitiva.

Patrimonio Cultural Nuevos Sitios Unesco Francia

Francia

Sitio tectónico de la cadena volcánica de los Puys y la falla de Limagne

Situado en el centro de Francia, el sitio comprende la falla larga de Limagne, las alineaciones de los volcanes Chaîne des Puys y el relieve invertido de la Montagne de la Serre. Las características geológicas de la propiedad demuestran cómo la corteza continental se agrieta y luego se derrumba, lo que permite que el magma profundo se eleve y provoque la elevación de la superficie.

Patrimonio Cultural Nuevos Sitios Unesco China

China

Sitio de Fanjingshan

Situada dentro de la cordillera Wuling en la provincia de Guizhou (sudoeste de China), Fanjingshan tiene una altitud de entre 500 y 2,570 metros sobre el nivel del mar, lo que favorece la existencia de una gran diversidad de tipos de vegetación y relieve. Es una isla de rocas metamórficas en un mar de karst, hogar de muchas especies de plantas y animales que se originaron en el período terciario, hace entre 65 millones y 2 millones de años. El aislamiento del sitio ha llevado a un alto grado de biodiversidad con especies endémicas, como el abeto Fanjingshan y el mono de nariz chata, y especies en peligro de extinción, como la salamandra gigante china, el ciervo almizclero del bosque y el faisán de Reeve. Fanjingshan tiene el hayedo primitivo más grande y antiguo de la región subtropical.

Patrimonio Cultural Nuevos Sitios Unesco Colombia

Colombia

Parque Nacional de Chiribiquete – “La maloca del jaguar”

Ubicado en el noroeste de la Amazonía colombiana, el Parque Nacional Chiribiquete es el área protegida más grande del país. Una de las características definitorias del parque es la presencia de tepuis (la palabra nativa de Estados Unidos para las montañas de mesa), mesetas de arenisca que dominan el bosque. Más de 75,000 pinturas, que abarcan más de 20,000 años hasta el presente, se pueden ver en las paredes de los 60 refugios rocosos alrededor de las bases de los tepuyes. Se cree que está relacionado con el culto al jaguar, un símbolo de poder y fertilidad. Estas pinturas representan escenas de caza, batallas, bailes y ceremonias. Las comunidades indígenas, que no están directamente presentes en el sitio, consideran que la región es sagrada.

Patrimonio Cultural Nuevos Sitios Unesco Canada

Canadá

Pimachiowin Aki – “La tierra que da la vida”

Pimachiowin Aki (“La tierra que da vida”) es un paisaje forestal atravesado por ríos y tachonado de lagos, humedales y bosques boreales. Forma parte de la casa ancestral de los anishinaabeg, un pueblo indígena que vive de la pesca, la caza y la recolección. Es un ejemplo excepcional de la tradición cultural de Ji-ganawendamang Gidakiiminaan (“mantenimiento de la tierra”) que consiste en honrar los dones del Creador, respetar todas las formas de vida y mantener relaciones armoniosas con los demás. Una red compleja de medios de subsistencia, sitios de habitación, rutas de viaje y sitios ceremoniales, a menudo unidos por vías navegables, encarna en esta tradición.

patrimonio humanidad unesco

México

Valle de Tehuacán – Cuicatlán: hábitat originario de Mesoamérica

El valle de Tehuacán-Cuicatlán, parte de la región mesoamericana, es la zona árida o semiárida con la biodiversidad más rica de toda América del Norte. Compuesto por tres componentes, Zapotitlán-Cuicatlán, San Juan Raya y Purrón, es uno de los principales centros de diversificación de la familia de los cactus, que se encuentra en grave peligro en todo el mundo.

Patrimonio Cultural Nuevos Sitios Unesco Rusia

Rusia

Valle del río Bikin

El valle del río Bikin es una extensión en serie del sitio existente Central Sikhote-Alin, inscrito en el 2001 en la Lista del Patrimonio Mundial. La fauna incluye especies de la taiga junto a especies del sur de Manchuria. Incluye mamíferos notables como el tigre de Amur, el ciervo almizclero siberiano, el glotón y el sable.