¿Es la Luna producto de un brutal choque entre la Tierra y otro planeta?

La llamada “Teoría del gran impacto” fue presentada por primera vez en 1975. De acuerdo a diversos estudios, hace 4500 millones de años, cuando el Sistema Solar comenzaba a gestarse, un cuerpo llamado Theia impactó contra la Tierra. Debido al estruendoso choque, gran cantidad de escombro salió proyectado hacia el cosmos. Este material, producto del choque, habría dado vida a la luna.

Durante más de 30 años, la teoría no pudo comprobarse debido a la falta de material lunar. En este 2012, los científicos pueden decir que el satélite natural de la Tierra se formó gracias a este impacto.

Gracias a un espectrómetro, los investigadores pudieron estudiar las firmas químicas de rocas lunares por las misiones Apolo en distintas partes de la Luna y de una serie de meteoritos hallados en la Antártida. Posteriormente las compararon con rocas terrestres, lo cual reveló que los materiales analizados comparten elementos volátiles, en este caso el zinc. Este se encontró en mínimas cantidades en la Luna y es más pesado que el de la Tierra, lo que se traduce en que la procedencia del satélite fue a partir de un evento de gran fuerza (un choque) que eliminó todos los elementos volátiles. De acuerdo a James Day. Geoquímico encargado del estudio, “Es necesario que suceda algún tipo de evento de fusión de gran escala para proporcionar el calor necesario para evaporar el zinc”.

De acuerdo a reportes sobre el hallazgo, el choque habría generado altísimas temperaturas que evaporaron parte de los elementos incluidos en la colisión. El zinc más pesado habría permanecido en los restos que quedaron en la órbita terrestre y luego formaron la luna, aunque los isotopos más ligeros se habrían volatilizado por el cosmos.

[RT]



Entérate de lo que pasará con la Luna este mes de diciembre con este calendario astronómico en línea

Desde la antigüedad hasta la actualidad, los humanos se han encontrado especialmente enamorados de este astro, convirtiéndose en uno de los reguladores del tiempo según su presencia y belleza

La Luna es uno de los elementos más simbólicos que influyen en la historia de la mayoría de las culturas. Desde la antigüedad hasta la actualidad, los humanos se han encontrado especialmente enamorados de este astro, convirtiéndose en uno de los reguladores del tiempo según su presencia y belleza.

Leyendas y mitos, planificaciones asociadas a la mujer, deseos y anhelos son sólo algunas de las asignaciones de que goza la Luna. Inclusive, deidades de la mayoría de las mitologías reflejan la reencarnación de la Luna: Artemisa, Isis, Lilith, Mama Quilla, Selene, Ixchel, Tsukiyomi-no-mikoto, Coyolxauhqui, Hécate, Tot, Heng-Ugo, Chandra, Yemanjá, Hina y Nann, entre otras. Cada una de ellas tenía el objetivo de sanar, nutrir, cuidar y guiar a cualquier persona que necesita de sus cobijos.

Así, y con el paso del tiempo, la Luna se ha convertido en testigo y cuidadora oficial de nuestras historias de (des)amor, alegrías, pasiones, deseos, planes, tristezas y experiencias trascendentales. Por ello es importante tomar en consideración sus travesías y el modo en que nos puede influir (tanto física como emocionalmente), en especial en el desenlace de un ciclo:

 

2         La Luna cerca de Urano (con telescopio o prismáticos). Urano tendrá una magnitud de +5,8.

4         La Luna cerca de las Pléyades al anochecer del día 4 y durante la madrugada del día 5.

5         Conjunción Luna – Aldebarán al anochecer del día 5 y durante la madrugada del día 6.

6         Luna Llena a las 12:26 UTC.

8         Mercurio en conjunción superior con el Sol a las 10:00 UTC. El planeta pasa al cielo vespertino.

11       Conjunción Luna – Júpiter la noche del día 11 y durante la madrugada del día 12. Máximo acercamiento a las 01:00 UTC. Magnitud de Júpiter de -2,3.

12       La Luna en apogeo (punto más alejado de la Tierra) a las 23:00 UTC. Distancia de 404.581km; tamaño angular de 29,5’.

14       La lluvia de meteoros de las gemínidas alcanza su máximo a las 12:00 UTC. La mayor actividad abarca 24 horas previas y  posteriores a la hora calculada para el máximo. Produce meteoros brillantes de velocidad intermedia. Se esperan hasta 80 meteoros por hora durante el máximo. Es la lluvia de meteoros más confiable. Mejores condiciones de observación después de la media noche.

14       La Luna en fase de cuarto menguante a las 12:53 UTC.

17       Conjunción Luna – Spica de la constelación de Virgo, durante la madrugada del día 17.

19       Conjunción Luna – Saturno antes del amanecer del día 19. Saturno tendrá una magnitud de +0,5.

21       Solsticio de diciembre a las 23:03 UTC. El momento en que el Sol alcanza el punto más alejado al sur del ecuador celeste, marcando el inicio del invierno en el hemisferio norte y del verano en el hemisferio sur.

22       Luna nueva a las 01:35 UTC.

22       Conjunción de la Luna, Venus y Mercurio al ocultarse el Sol en dirección suroeste. La Luna estará en sus primeras horas de la fase creciente.

24       La Luna en apogeo (punto más cercano a la Tierra) a las 17:00 UTC. Distancia de 364.787km; tamaño angular de 32,8’.

24       Conjunción Luna – Marte al ocultarse el Sol en dirección suroeste. Marte tendrá una magnitud de +1,1.

28       La Luna en fase de cuarto creciente a las 18:32 UTC.

29       La Luna cerca de Urano, máximo acercamiento a las 05:00 UTC. Magnitud de Urano de +5,8. Mejor visibilidad usando telescopio o prismáticos.

* Todos los tiempos están en UTC (Tiempo Universal Coordinado).  

Sigue el calendario astronómico en línea aquí.




La Luna sufre el mayor impacto de su historia conocida: un meteorito de media tonelada a 61 mil km/h (VIDEO)

Astrónomos registran el mayor impacto conocido de un meteorito contra la superficie de la Luna, choque equivalente a una explosión de 15 toneladas de dinamita que dejó un cráter de 40 metros de ancho.

Como sabemos, los cráteres de la Luna son la prueba visible de los impactos que ha sufrido a lo largo de su historia nuestro único satélite natural, la mayoría de ellos en tiempos inmemoriales de los que no se tenía registro ni constancia. Hasta ahora, luego de que astrónomos españoles confirmaran la colisión de un meteorito contra su superficie que como consecuencia dejó un cráter de 40 metros de ancho.

El impacto ocurrió en septiembre pasado, cuando una enorme roca de casi media tonelada de peso que viajaba a una velocidad de 61 mil kilómetros por hora se estrelló contra la superficie lunar. De acuerdo con los científicos, el impacto liberó energía equivalente a la explosión de 15 toneladas de dinamita.

De acuerdo con José Madiedo, profesor en la Universidad de Huelva y jefe del equipo que investigó el fenómeno, el choque fue de tal magnitud que además de tener una duración de 8 segundos (algo inédito hasta la fecha), brilló con casi la misma intensidad que la Estrella Polar, por lo que pudo ser visible desde la Tierra.

A continuación compartimos el video que documentó el hecho, tomado por el Sistema de Detección y Análisis de Impactos Lunares (MIDAS, por sus siglas en inglés).

Imagen superior: Cráteres Humboldt (derecha, el de mayor tamaño) y Phillips (izquierda) fotografiados por el Lunar Orbiter 4 en 1967.