El lago Karachay, el lugar más tóxico de la Tierra

Imagina un lago tan contaminado que solo por el hecho de pasar una hora en sus orillas, tendrías asegurada la muerte.

Quizá esto suene a fantasía, pero en Rusia existe el lago Karachay, el lugar más contaminado del planeta.

Este lago se encuentra dentro la Mayak Production Associatio, una de las más grandes y antiguas instalaciones nucleares de toda Rusia y una fuente importante de plutonio durante la era soviética. Construido inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial, Mayak ha sido escenario de  varios accidentes nucleares a lo largo de su historia, similar a Chernobil.

Las estadísticas revelan que en la década de los 90, se había producido un aumento del 21% en la incidencia de càncer, un aumento del 25% en los defectos de nacimiento, un aumento del 41% en leucemia y un 50% de la población en edad de procrear resultaron estériles.

De las 40 aldeas localizadas en Mayak, 24 deben confiar en esta agua, por lo que 23 de ellas fueran evacuadas de la zona . En una villa, Meltino, se encontró que 65% del total de la población sufrieron enfermedades crónicas a causa de la radiación y los trabajadores de la planta de plutonio reportaron los mismos daños.

[DISINFO]



¿Por qué Eslovenia dejará de comercializar el agua potable?

Para Miro Cerar, primer ministro, esta medida pretende proteger el agua, “el oro líquido del siglo XXI”, a nivel legal.

Eslovenia se ha convertido en el primer país europeo en lograr que el agua bebible se convierta en derecho fundamental para todos sus ciudadanos. Esto significa que dejará de ser comercializada por decreto de la constitución del país. 

Al ser un país rodeado de montañas y bosques, Eslovenia es un lugar rico en agua y otros recursos primarios. Este recurso acuífero es un servicio público administrado por el estado, de modo que se usa para suministro de sus habitantes con agua potable. Esta medida evitará que el mercado saque provecho de este recurso natural. 

En palabras de Miro Cerar, primer ministro, esta medida pretende proteger el agua, “el oro líquido del siglo XXI“, a nivel legal: “El agua de Eslovenia es de una calidad alta y, por lo mismo será próximamente el foco de atención de países extranjeros y el apetito de corporaciones internacionales.” Con ello, y otras medidas tomadas en temas de ecosustentabilidad, Eslovenia ha  sido declarado como el primer “destino verde” en el mundo por la organización Green Destinations” –cuya capital es Ljubljana–. 

Esta nueva enmienda en la constitución de Eslovenia permite que cada ciudadano tenga el derecho al agua potable, desarrollando una solución para las 12 000 personas Roma que actualmente no tienen acceso este tipo de agua. Si bien apenas es el inicio desde un ámbito legal, se requieren de acciones físicas que aseguren la inocuidad del agua, la reducción del uso de botellas de plástico y el bienestar de una minoría. 

 



3.3 millones de muertes al año se asocian con este fenómeno que está afectando al planeta

Lelieveld sentencia que si la calidad del aire continúa empeorando, para el 2050 habrá un promedio de 6.6 millones de muertes prematuras en todo el mundo –afectando principalmente Asia del Sur y del Este.

La contaminación del aire está cargada de pequeñas partículas de tóxicos asociados con enfermedades del corazón, pulmón y otras afecciones que han generado un impacto a largo plazo en la salud de las personas. De hecho, y según la data científica de Jos Lelieveld, del Max Planck Institute for Chemistry, este tipo de contaminación es la principal causa de más de 3.3 millones de muertes prematuras al año –de las cuales, el 75 por ciento suceden en Asia–. 

Y pese a que se ha procurado generar una mayor consciencia sobre los efectos negativos de la contaminación en el aire, la realidad es que hay regiones en que la calidad del aire tiende a no monitorearse, y en consecuencia no se toma en consideración la diversidad de los tóxicos que se encuentran en las partículas finas de la materia. Por esta razón, Lelieveld y sus colegas estimaron la tasa de mortalidad prematura a causa de la contaminación del aire al combinar modelos de la calidad atmosférica del planeta, la data de sensores satelitales y terrestres y las estadísticas de salud de la población en el mundo. 

Fue así que Lelieveld llegó a la conclusión que el 75 por ciento de las muertes prematuras por la contaminación estaba relacionado con ataques al corazón y paros cardíacos; y el 25 por ciento, a enfermedades respiratorias y a cáncer de pulmón: “En total, la contaminación del aire –la mayoría por partículas finas de la materia y una mínima cantidad de ozono– causa 3.3 millones de muertes prematuras al año en el mundo.” Además de que el 75 por ciento de estas muertes prematuras ocurre en Asia –1.4 millones de muertes en China  y 650 000 en India–; mientras que 55 000 en EE.UU., y 180 000 en la Unión Europea

En estas regiones abundan fuentes principales de contaminantes: quema de carbón y madera para calentar hogares y cocinar; gas de amoniaco liberado por fertilizantes en la agricultura; combustibles fósiles para procesos industriales y plantas de energía; etcétera. 

 Lelieveld sentencia que si la calidad del aire continúa empeorando, para el 2050 habrá un promedio de 6.6 millones de muertes prematuras en todo el mundo –afectando principalmente Asia del Sur y del Este: “Si se pretende evitar que la mortalidad prematura continúe creciendo por la contaminación en el aire, se necesitarán medidas de control de calidad del aire, particularmente en Asia del Sur y del Este. Nuestro estudio muestra que es particularmente importante reducir las emisiones contaminantes en el uso de la energía casera en Asia. Al reducir las emisiones de origen agricultor, la calidad del aire también mejoraría, especialmente en Europa, EE.UU. del Oeste y Asia del Oeste.”

 

[Live Science]