Decodificando el lenguaje de los delfines

Lori Marino es un investigador marino que ha pasado décadas estudiando la evolución de los delfines nariz de botella. Estos son fragmentos de una entrevista donde habla del trabajo que han hecho para entender el lenguaje de los delfines.

¿Algún día llegarán a hablar los humanos y delfines? Los investigadores del The Wild Dolphin Project y de Georgia Tech tienen esperanza. Con el prototipo de un programa esperan decodificar las señales de los delfines nariz de botella. El proceso es lento, pero su objetivo es que algún día se vuelva en una comunicación de dos vías para que ambas partes aprendan de la otra especie.

Este es el fragmento de una entrevista a Lori Marino, un investigador marino que ha pasado décadas estudiando la evolución de los delfines nariz de botella, una evolución de 25 millones de años, que han resultado en el desarrollo de una especie de gran inteligencia y socialización.

¿Crees que el silbido del delfín sea el vehículo de la información?

Es probable. Hemos muestreado y examinado estadísticamente los silbidos de los delfines para determinar las diferencias entre los tipos de sonidos y matices. Los resultados muestran que el repertorio de silbidos contiene un orden interno y una complejidad estructural. Su lenguaje puede contener elementos análogos a la gramática o sintaxis en el lenguaje humano.

Hasta la fecha, ¿alguien ha interpretado sus silbidos en una sintaxis comprensible?

Hay algunos sonidos que sabemos que se relacionan a ciertos aspectos. Por ejemplo, cuando un bebé se aleja demasiado, su madre le lanza un “buzz”, como diciéndole, “no tan lejos”. O cuando dos grupos de machos se juntan, se lanzan sonidos entre ellos.

¿El delfín nariz de botella muestra conciencia y signos de introspección?

Creo que sí. Los resultados muestran que ellos están conscientes de sus propios pensamientos y sentimientos. Tienen alguna noción de reconocerse en los espejos.

¿Qué te sorprende más de la inteligencia de los delfines?

Que son muy rápidos. Siempre tienes la sensación de que adelantan a ti, en el sentido de lo rápido que procesan la información y toman decisiones.

¿Cuándo crees que romperemos definitivamente el código de los delfines?

No estoy seguro de que eso suceda. Ciertamente podemos obtener un intercambio significativo con estos animales. Pero tener una conversación como esta, depende de descubrir mucho más de lo que sabemos ahora.

[Forbes]



Ponle esta música a tu gato y te lo va a agradecer (científicamente comprobado)

Los sentidos de los animales son muy distintos a los humanos. Un nuevo estudio revela que son capaces de apreciar la música hecha para sus sentidos.

Como humanos solemos creer que nuestros sentidos son un medio universal para entender la realidad. Vamos especulando con el entorno a través de ellos pero pocas veces los cuestionamos. En el mundo de los animales, sus sentidos son distintos los nuestros, y en ocasiones lo olvidamos. 

Respecto a la música, por ejemplo, hay estudios que sugieren que los animales suelen no apreciarla (aunque muchos dueños de mascotas que aseguran lo contrario). Sin embargo, según el investigador Charles Snowdon de la Universidad de Wisconsin-Madison, el error está en que los animales suelen no escuchar la música humana pues ellos perciben otras frecuencias –por ejemplo, a las ratas no les gusta Mozart pues ignoran frecuencias menores a los 4,000 hertz.  

En un estudio anterior se creó con éxito música para estimular la percepción sonora de un mono. Ahora Snowdon, tras analizar el tipo de frecuencias y tiempos que perciben los gatos, compuso una pieza especial para ellos. 

A continuación podrás escuchar (junto con tu gato) una pieza específicamente diseñada para ser apreciada por él:

 



Las ballenas y delfines sienten placer y emiten pequeños gritos de felicidad

Nuevo hallazgo científico demuestra que los cetáceos liberan dopamina en momentos de placer y lo expresan en gritos de felicidad, al igual que los humanos.

De los cientos de estudios que se han hecho para comprender un poco del fascinante y metafísico mundo de los cetáceos, este es uno de los más gratos, y sus implicaciones son importantes. Publicado en el Diario de Biología experimental, el estudio encontró que los delfines emiten pequeños gritos que son genuinas expresiones de placer.

“Creemos haber descubierto que [el sonido] tiene contenido emocional”, apuntó el autor Sam Ridgway, presidente de la Fundación Nacional de Mamíferos Marinos. Aunque cualquier persona sensible o receptiva ya sabía que los delfines expresan el más jubiloso placer en ciertas ocasiones, el hecho de que se demuestre científicamente ayuda a entender, en parte, que tienen plena conciencia de su circunstancia, y que por supuesto también experimentan la contraparte del dolor y la angustia.

Nosotros los humanos, cuando gritamos de felicidad o placer hay un retraso de 100 a 200 milisegundos del momento del evento al momento del sonido feliz. Ello es porque el evento detona la liberación del compuesto dopamina en el cerebro.

Los científicos descubrieron que los delfines sienten el mismo placer que los humanos gracias a este retraso en su respuesta a un evento placentero; alrededor de 200 milisegundos en promedio. El mundo de los delfines y ballenas, entre más lo conocemos, más se parece al del ser humano e incluso rebasa algunos rasgos que la mayoría solo tenemos en potencia. Debemos considerar esto para su protección y aprecio.