Astrónomos descubren planeta hecho de diamantes

Lucy en el cielo con diamantes debe vivir en este “súper-planeta”, a 40 años luz de nuestro Sistema Solar, en la constelación de Cáncer y compuesto, al menos una tercera parte, por diamantes.

Lucy en el cielo con diamantes debe vivir en este “súper-planeta”, a 40 años luz de nuestro Sistema  Solar, en la constelación de Cáncer y compuesto, al menos una tercera parte, por diamantes.

Astrónomos han descubierto un planeta similar a la tierra pero compuesto por esta piedra preciosa. Se encuentra a 40 años luz de nuestro Sistema Solar, orbita una estrella llamada 55 Cancri, en la constelación de Cáncer.

El radio del planeta mide el doble que el de la Tierra, pero su masa es ocho veces mayor, lo que la convierte en una “súper-Tierra”. Orbita a hiper-velocidad, por lo que un “año” dura sólo 18 horas. Además su temperatura llega a hasta 2,150 °C, lo que anula toda posibilidad de que exista agua líquida y, por ende, vida.

Sin embargo, el estudio publicado en Astrophysical Journal Letters estima que al menos una tercera parte del planeta puede estar compuesta por diamantes, y el resto por grafito, hierro, silicones y silicatos.

“Por contraste, el interior de la Tierra es rica en oxígeno, pero pobre en carbón, menos de 0.1% de su masa”, dice Kanani Lee, un geólogo de Yale y co-autor del estudio.

Es la primera vez que los astrónomos han identificado un planeta de diamantes, aunque ya se había teorizado sobre su existencia por un tiempo.

[Independent]



Poesía cósmica: hallan meteoro en la Antártida que contenía un cometa en su interior

Pero, ¿cómo llegó ahí?

La Antártida es un territorio colonizado por el espacio. Ahí, la NASA y otras agencias espaciales han encontrado más de 20,000 meteoros. Y es que las condiciones de ecosistemas gélidos o desérticos funcionan como una caja, que preserva intactos los cuerpos celestes que caen desde el espacio.

 

Una antropología del universo

Fue en este continente helado donde se encontró un meteoro que guardaba un secreto en su interior: el fragmento de un cometa.  Tras minuciosas observaciones, un equipo internacional de científicos, dirigidos por investigadores españoles de la Universitat Politècnica de Catalunya, encontraron el diminuto fósil en este meteoro, que ha sido atesorado por la NASA durante años y cuyo nombre es La Paz 02342.

El núcleo de los cometas está constituido por materia estelar y hielo.
Su estela es una atmósfera formada de gas y polvo.

meteoro-secreto-interior-cometa-fragmento-antartida
CSIC-IEEC/NASA

El fósil estelar encontrado en el meteoro antártico es tan pequeño –de apenas 100 micras– que fue necesario usar tecnología que permite realizar sondeos electrónicos a escala nanométrica. Pero queda una pregunta…

 

¿Cómo llegó ahí?

El meteoro está compuesto por una mezcla inusual de materiales orgánicos, incluidos granos presolares sintetizados en estrellas, los cuales enriquecieron los materiales primigenios de nuestra galaxia. Esto hace de todos estos cuerpos estelares una especie de “cápsula del tiempo”, misma que permite conservar muchos de los elementos presentes en el universo, incluidos los volátiles cometas.

Los asteroides, que son el material del que proviene la mayoría de los meteoros, también tuvieron un proceso de desarrollo. Según los científicos, La Paz 02342 viene de un asteroide que aún se encontraba en crecimiento hace más de 3 millones de años. Dicho asteroide capturó al pequeño cometa y lo alojó en una zona que posteriormente se desprendería, convirtiéndose en un meteoro.

Así que no estamos sólo ante un trozo de poesía cósmica pura, sino también ante la posibilidad de conocer más de la química del universo temprano, época en la cual este cometa se paseaba antes de ser absorbido por un asteroide –imagen que, por lo demás, tiene su parte lúgubre–. Nos encontramos ante una emocionante antropología del universo que nos hace preguntarnos…

¿Será que algún día terminaremos de desentrañar los secretos del cosmos?

 

* Imagen principal: María del Sol Hernández-Bernal, edición Ecoosfera



Este 20 de marzo será la última superluna del año (y coincidirá con el equinoccio de primavera)

No habrá una igual hasta 2038, así que no te puedes perder esta “superluna de gusano”.

Nuestro affaire con la luna se consolidó durante los últimos 3 meses. Y es que tuvimos la fortuna de observar un eclipse total y dos superlunas. Ahora este astro se despedirá por un tiempo, no sin antes tener una última cita con nosotros. Este 20 de marzo será la última superluna del año, conocida como “superluna de gusano”.

Con esta superluna de gusano también despediremos el invierno, pues al día siguiente podremos recibir nuevas energías naturales a partir del equinoccio de primavera.

 

También en Ecoosfera: Calendario astronómico: esto es lo que sucederá en el cosmos en 2019

 

El fenómeno de la superluna sucede cuando nuestro satélite se acerca más a la Tierra durante su órbita, es decir, en su perigeo. Si la luna está llena cuando esto ocurre, el resultado es una superluna.

La luna crecerá hasta en un 13% y será 30% más brillante
durante la superluna de gusano
.

 

¿Por qué “superluna de gusano”?

superluna-gusano-2019-equinoccio-primavera-hora-donde-como-ver

Se le denomina luna de gusano en el hemisferio norte a la luna de estas fechas, ya que es el momento en el que el suelo empieza a descongelarse y aparecen lombrices. Los indios americanos también le llamaban “luna cuervo”, pues coincidía con el graznido de los cuervos, que estos animales realizan para despedir el invierno y anunciar la primavera.

No obstante, que dicha luna coincida con el perigeo –es decir, que sea una superluna de gusano– durante el equinoccio es un evento astronómico que no ha ocurrido en 38 años. Según National Geographic, la última vez que se produjo una superluna en la noche del equinoccio de primavera fue el 20 de marzo de 1981, y la última luna llena en esta fecha ocurrió en el año 2000, de acuerdo con el portal Earth Sky.

La superluna + el equinoccio es un evento astronómico
que no volverá a repetirse hasta 2038.

En el caso del hemisferio sur, la superluna de gusano coincidirá con el equinoccio de otoño.

 

Horario de la superluna de gusano

La superluna de gusano empezará a las 21:43 UTC, esto es, a las 15:43, hora de México. Aun así, se verá espectacular durante la noche. Si quieres saber el tiempo en tu localidad, prueba con este convertidor de tiempo UTC.

Si vas a algún lugar fuera de la ciudad a observar la superluna de gusano, no olvides llevarte algunas cobijas, quizá una silla plegable o un sleeping, y lleva snacks de nueces y chocolate oscuro para mantener tu calor corporal.