6 misteriosos sonidos del océano (VIDEO)

Micrófonos submarinos capturaron estos peculiares sonidos del interior del océano, tales como los las fracturas de los icebergs, los choques de los icebergs contra el fondo del océano o los borbotones de un volcán submarino.

Micrófonos submarinos capturaron estos peculiares sonidos del interior del océano, tales como las fracturas del hielo de los icebergs, el choque de un fragmento de iceberg contra el fondo del océano o los borbotones de un volcán submarino.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) filtró los sonidos para reducir el sonido ambiental y los aceleró entre 16 y 20 veces. Este ejercicio y estas grabaciones nos permiten asomarnos un poco más a la inmensidad de los océanos, a todos aquellos misterios de la naturaleza que se comienzan a develar poco a poco a nuestros oídos.

 

[livescience]



6 canciones de ballenas (los mamíferos más antiguos del mundo)

A continuación, un exquisito compilado de música hecha por ballenas de diferentes especies.

 En 1967, el descubrimiento de los cantos de ballenas jorobadas hecho por los biólogos Roger Payne y Scott McVay provocó un cambio en la percepción pública. Habiendo sido consideradas durante mucho tiempo como “gigantescos y misteriosos monstruos”, como las describió Herman Melville, las ballenas de repente mostraron su cara de criaturas gentiles, inteligentes y conmovedoras.

Payne y McVay revelaron que las ballenas jorobadas macho producen vocalizaciones complejas con repetidos “temas” que pueden durar hasta 30 minutos, lo que Payne describió como un “río de sonido exuberante e ininterrumpido”. Cuando los balleneros comerciales estaban matando a decenas de miles de ballenas por año, para obtener desde margarina hasta comida para gatos, Payne se dio cuenta de que el mundo necesitaba escuchar sus cantos.

 

Álbum de canciones de la vida submarina

cantos-ballenas-mamiferos antiguos sonidos naturaleza

En 1969 se publicó Whales and Nightingales, que logró convertirse en álbum de oro en 1970. Capitol Records también lanzó Songs of the Humpback Whale, que sigue siendo el álbum de voces de la naturaleza más vendido de todos los tiempos. Millones de personas quedaron cautivadas, y las “canciones” ayudaron a inspirar una campaña de Greenpeace.

La Comisión Ballenera Internacional prohibió la caza comercial de ballenas jorobadas en 1966, y en 1986, la de todas las ballenas barbadas (las cuales también cantan) y los cachalotes, moratoria que aún se mantiene vigente.

Otras muchas especies de cetáceos no han tenido la misma suerte, como la ballena franca del Atlántico Norte y la ballena gris del Pacífico Occidental.

Pese a que en 1986 se prohibió su captura comercial en todos los países miembros de la Comisión Ballenera Internacional (CBI), algunos de ellos, como Japón, Islandia o Noruega siguen cazándolas, argumentando fines científicos y culturales.

Estos son cantos de ballenas jorobadas (Megaptera novaeangliae) registradas en la península Antártica occidental:

Y aquí hay una grabación más larga de ballenas jorobadas en el Banco de Plata de República Dominicana, una meseta de piedra caliza sumergida donde miles de ballenas se congregan cada invierno:

Las ballenas de Groenlandia o ballena boreal (Balaena mysticetus) producen un amplio repertorio y tono cambiante, que hace de esta melodía algo único en el reino animal.

A continuación, un breve ejemplo:

Esta es una canción de una de las ballenas de Spitsbergen:

El siguiente es un ejemplo de una canción de ballena azul, capturada por un hidrófono de baja frecuencia en la cuenca de Cascadia, en el noroeste de América del Norte. Dado que las ballenas azules cantan a frecuencias tan bajas, por debajo del rango de audición humana, el audio se ha acelerado por un factor de 10 para que sea audible:

Finalmente, compartimos una grabación de la ballena de 52 hertzios, que se ha acelerado para que los oídos humanos puedan percibir el sonido:

 



David Attenborough y Björk documentan el origen de la música desde la naturaleza

Recientemente se estrenó en el Reino Unido “The Nature of Music”, documental que explora la compleja evolución de este arte desde la natura.

La música es para muchos de nosotros una fuente de inspiración continua, algo que nos lleva de la mano en nuestra vida cotidiana y que tiene el potencial de transformar un instante común en un momento sublime. Ya sea que se trate del casi imperceptible canto de algún ave, de Mozart o de Brian Eno acompañándonos mientras caminamos por la calle, sonorizar nuestra vida nos regresa al ahora, al momento presente. Para retomar esta fascinación por la música, Sir David Attenborough y Björk se han unido en un proyecto para explorar las muchas facetas de la música.

El documental abarcará las diferentes formas de la música, desde los cantos de la ballena azul, el carricero y el ave lira, hasta los avances tecnológicos que derivan en las formas más innovadoras de este arte. Protagonizado por el singular carisma y amplísimo conocimiento de Attenborough, un reconocido naturalista y pionero en documentales sobre naturaleza, y Björk, cuyo talento fluye sin esfuerzo hacia el campo de la ciencia, este documental realizado por la improbable pareja nos llevará por un viaje para entender la evolución de la música. Producido por el Canal 4 de la BBC, Attenborough and Björk: The Nature of Music nos “contará la historia de cómo la música ha evolucionado, nuestra singular relación con ella, y cómo la tecnología puede transformar la manera en la que nos relacionaremos en el futuro con ella”.

Este proyecto, que promete fascinar a nuestros sentidos, fue inspirado por un revolucionario proyecto de Björk, Biophilia, un álbum que combina deliciosamente diversas apps interactivas. La pieza, recién estrenada en el Reino Unido, fue dirigida por Louise Hooper y todo parece indicar que se reafirmará como un detonante reflexivo en torno a los orígenes, el presente y el futuro del ‘arte de los sonidos’.

Aquí el tráiler del documental: