Ratas desarrollan tumores cancerígenos por consumir maíz de Monsanto

Científicos franceses descubren que alimentos cosechados con semillas Monsanto desarrollan tumores cancerígenos en ratas de edad adulta.

De acuerdo a un estudio realizado por científicos franceses, las ratas que fueron alimentadas con maíz transgénico de Monsanto, resultaron altamente afectadas.

Gilles-Eric Seralini, de la Universidad de Caen, reveló que un grupo de ratas alimentadas con maíz y semillas modificadas genéticamente y con agua que contenía un químico llamado Roundup (el que usa Monsanto), murieron prematuramente en comparación a aquellas que fueron alimentadas con una dieta normal.

Seralini y sus colegas reportaron que las ratas fueron alimentadas con NK63, lo que provocó tumores mamarios y daños severos en hígados y riñones.

Los resultados fueron publicados en la revista Food and Chemical Toxicology.

Aunque es evidente el daño que provocan estos alimentos, existen detractores que afirman que el pexperimento de Seralini no es del todo cierto, ya que, de acuerdo a Tom Sanders, jefe de la división de investigación de ciencias nutricionales del Colegio Real de Londres, esta especie de rata es muy propensa a desarrollar tumores mamarios, particularmente cuando se le restringe la ingesta de alimentos. “Si los efectos son tan graves como se propone y si el trabajo es realmente relevante para los humanos, ¿por qué los estadounidenses no están cayendo como moscas? Los transgénicos han estado en la cadena alimenticia durante más de una década allí, y la longevidad sigue aumentando inexorablemente”, dijo Sanders.

Por lo pronto, José Bove, vicepresidente de la comisión de agricultura del Parlamento Europeo, pidió la cancelación de cosechas con estos transgénicos y la importación de cultivos del mismo tipo en toda la Unión Europea.

[La Jornada]



Miles de personas podrían evitar el cáncer con sólo cambiar sus hábitos, según nuevo estudio

Antes que vernos obligados a afrontar el cáncer, podríamos evitarlo. Un estudio reciente, publicado en el ‘International Journal of Cancer’, recomienda cómo hacerlo.

El cáncer es la peste moderna. Ha ocasionado millones de muertes y, se espera, causará muchas más en los años próximos. Debido a que se trata de un padecimiento que tiene diferentes tipos, en muchos casos resulta difícil desarrollar curas eficaces. De ahí que este fenómeno de la modernidad haya llevado a la comunidad científica a pensar en la necesidad de encontrar cómo prevenirlo, algo que podría funcionar mucho mejor, en vez de sentarse a observar cómo incrementa la tasa de personas que lidian con la enfermedad para sobrevivir.

cancer-evitar-habitos-como-cuidarse-contra-cancer

Científicos del Berghofer Medical Research Institute realizaron una investigación en Australia, con la cual determinaron que el  40% de las personas que fueron invadidas por diversos tipos de cáncer y fallecieron lo pudieron haber evitado con sólo cambiar algunos hábitos.

Más aún, esta investigación —publicada en el International Journal of Cancer— explicita también cómo muchos casos de cáncer podrían evitarse. No obstante, antes de cambiar de hábitos para prevenir esta enfermedad, hay que saber bajo qué condiciones se encuentra nuestro estilo de vida, pero sobre todo, qué es lo que ocasiona el cáncer.

 

El fenómeno del cáncer

En América Latina, 550,000 personas murieron tan sólo en el 2012 a causa de esta enfermedad. Esta cifra ha seguido en aumento, a tal grado que se espera que para el 2030 aumente el número de pacientes en 106%Así lo indicó un estudio de la Unidad de Inteligencia de The Economist, el cual también da un panorama sobre la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran los habitantes del continente, debido a los recursos insuficientes para dar seguimiento al tratamiento del cáncer.

En esta investigación se señala que la desigualdad es “la pesadilla del control del cáncer en América Latina”. Ello hace aún más importante evitar la enfermedad, antes que sólo combatirla.

 

Pero, ¿qué factores nos ponen en riesgo de desarrollar cáncer?

cancer-evitar-habitos-como-cuidarse-contra-cancer-3

Según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC):

Un 40% de los cánceres se deben a la acción de agentes externos que actúan sobre el organismo.

Fumar, tomar alcohol y tener una mala dieta son factores determinantes. Pero según el National Cancer Institute, otro factor de riesgo son los celulares y las ondas producidas por tecnologías como los rayos X y los microondas. Dependiendo su frecuencia, este tipo de aparatos pueden alterar nuestro organismo, ya que el cuerpo la absorbe.

No obstante, el vínculo entre las ondas de radio y el cáncer aún no ha sido comprendido por completo. Pero arroja una hipótesis interesante: que los objetos con los que convivimos a diario puedan acrecentar la posibilidad de desarrollar cáncer.

Hasta hace unas pocas décadas no nos relacionábamos como hoy con tantos tipos de productos, muchos de los cuales, con el tiempo, han demostrado su toxicidad. El asbesto es un buen ejemplo de ello; un material que fue usado para construir cañerías y que ahora se sabe que es cancerígeno.

El llamado de estudios de gran importancia como el publicado por el International Journal of Cancer es claro: si la enfermedad es cada vez más invasiva en las sociedades contemporáneas, hay que prevenirse.

 

¿Cómo? Algunos de estos consejos son obvios. Otros pueden sorprenderte:

  1. Evita fumar.
  2. No tomes en exceso.
  3. Evita las bebidas muy calientes.
  4. ¡Medita! O haz yoga. El estrés produce cáncer. Te compartimos aquí los beneficios de la meditación según la ciencia.
  5. Toma vino moderadamente, adereza con jengibre e ingiere estos otros cinco alimentos.
  6. Evita alimentos como harinas refinadas, azúcar artificial, productos transgénicos, carnes procesadas y una lista de muchos más que puedes checar en este enlace.
  7. Asegúrate de vivir en un lugar que no esté rodeado de actividades tóxicas, como el fracking.
  8. Investiga si estás expuesto a altos niveles de radiación en tu casa. En caso de que así sea, haz algo para evitarlo.
  9. También evita el abuso del celular y otras tecnologías. Quizás aún no está comprobado que éstas propicien el cáncer, pero será menos riesgoso y más provechoso leer un libro o utilizar tu tiempo libre en otros pasatiempos.
  10. Protégete del Sol y evita exponerte a él por tiempo prolongado.
  11. Vacuna a tus hijos contra la hepatitis B y, especialmente a las niñas, contra el virus de papiloma humano.
  12. Consume maíz nativo (y aléjate de los transgénicos, cuyo sinónimo es “cancerígeno”).
  13. Y lo más importante: vive con una dieta balanceada, así evitarás llevar esta y otras enfermedades más en tu ADN.


Monsanto invertirá 3 mil millones de pesos en México en los siguientes cinco años

La multinacional anunció que planea invertir 3 mil millones de pesos en México a lo largo de los siguientes cinco años, con el fin de “mantener su estrategia de investigación y desarrollo en el país”.

Monsanto, una de las empresas argoquímicas con mayor presencia en el mercado internacional, se le ha acusado de realizar prácticas antiéticas que han afectado tanto a la biodiversidad, al ecosistema como a la salud general de la población humana. Entre las acciones que se relacionan con el consumo de sus productos es la extinción masiva de las abejas mediante sus pesticidas, la extinción de numerosas subespecies de maíz y soya de regiones latinoamericanas, la incidencia de enfermedades, como cáncer y deformidades congénitas, debido al contacto o consumo de organismos genéticamente modificados –OGM–, etcétera. Pese a esta lista con impactos catastróficos sobre el medio ambiente y la población humana, así como las intervenciones legales en su contra, Monsanto continúa adquiriendo fuerza a lo largo de sus comerciantes y consumidores indirectos.

Ahora la multinacional anunció que planea invertir 3 mil millones de pesos en México a lo largo de los siguientes cinco años, con el fin de “mantener su estrategia de investigación y desarrollo en el país”. De acuerdo con el presidente y director general de Monsanto Latinoamérica Norte, Manuel Bravo, el objetivo es lograr un crecimiento en ingresos de entre 3 y 4 por ciento en el país, y así sumar 1 millón de hectáreas para uso productivo de transgénicos e híbridos. Actualmente la empresa posee ingresos cercanos de 10 mil millones de pesos anuales, 1 100 empleados que manejan el negocio para Centroamérica, Caribe, Ecuador, Perú, Venezuela y Colombia, siete centros de investigación y cuatro plantas de producción. 

En México tiene una presencia predominante mediante las marcas Asgrow y Dekalb, las cuales ofrecen una productividad de entre los 8 y 10 millones de pesos. Según Bravo, esta cifra incluyen los productos vegetales:

Es una operación relevante con semillas de maíz, de algodón, de sorgo y tenemos 23 variedades de vegetales, manejamos tomate y cebolla, entre otros. [Mientras que] en argoquímicos, nuestro producto más grande es Faena, que es la marca líder en glifosato, que es un herbicida selectivo de baja toxicidad que permite un manejo ágil para los agricultores.

Si bien cada vez hay una creciente denuncia en contra de sus productos así como acusaciones de corrupción, abuso de poder e intimidación hacia comunidades indígenas, Monsanto continúa deseando invertir en México. Incluso Bravo defiende a la empresa estadounidense alegando que: 

Nunca se ha comprobado un caso que la ciencia lo soporte, en biotecnología, maíz y soya, que son para consumo animal y humano, llevamos 20 años de producción y los principales países productores están por arriba dle 90 y 95 por ciento de penetración de las tecnologías. 

En México importamos entre 10 a 15 toneladas de maíz, y 95 por ciento de la soya que comemos la compramos y es transgénica, pero en el país no hay ni un solo caso documentado de haber provocado una alergia. No hay un solo caso, a pesar de haber servido un millón de millones de comidas, que ligue la biotecnología con tema salud. Ha habido denuncias de parte del activismo, pero ninguna soportada por estudios académicos serios o por la autoridad. 

Por esta razón, presume, que se desea integrar el “paquete tecnológico, financiamiento, comercialización y asesoría técnica” en “un millón de las hectáreas que hoy no usan semilla de maíz mejorada” para que “puedan productir en lugar de una sola tonelada por hectárea que sean cinco o seis toneladas.” Es decir que ahora Monsanto quiere realizar una apuesta hacia una “ganadería intensiva a largo plazo” –en vez de una ganadería extensiva”, sin embargo sólo queda preguntarnos a costa de qué y de quiénes se planea realizar esta inversión.