McDonald’s vegetariano: ¿una ruin estrategia de mercado?

La cadena de hamburguesas más famosa del mundo ha decidido ampliar aún más su enorme red de restaurantes. Esta vez se trata de una sucursal situada justo al lado del Templo Dorado de Amristar, en la India.

Quizá, en el mundo occidental, una Big Mac sea el sello distintivo de McDonald’s, pero al menos, en la India, no.

Dejando a un lado las tradiciones milenarias, próximamente, el rey de la comida chatarra abrirá una sucursal en la que ofrecerá al consumidor comida 100% vegetariana. Más allá de la expansión y del negocio que esto significa, el polémico restaurante será localizado justo al lado de uno de los sitios turísticos con más afluencia y más importantes para la religión sij, el Templo Dorado de Amritsar, al norte de la India. Considerando que este recinto es un sitio donde convergen lo espiritual y lo sagrado, resulta contrastante que una corporación como esta quiera irrumpir el ambiente místico que caracteriza al lugar, y no por una cuestión arbitraria, sino por ser uno de los lugares del planeta que, aun con la globalización, han permanecido casi intactos.

Para McDonald’s,  la adaptación de sus menús a las distintas culturas del mundo no ha sido un problema. En Francia, en el mostrador se pueden observar carteles que ofreceb McBaguettes y croissants, mientras que en China, los comensales pueden adquierir tazones de arroz y helados de frijol rojo.

Con apenas 271 restaurantes en toda la India (que son muy pocos en comparación a otros países), McDonald’s pretende seguir la expansión de su negocio sin importar la invasión de sitios sagrados, ofreciendo menús vegetarianos en aras de mantener clientes cautivos en toda el orbe.

[Inhabitat]



¿Después de este video volverás a ordenar una hamburguesa con queso?

Este video quizá te convenza de ya nunca comer una hamburguesa con queso de ya sabes qué franquicias trasnacionales.

Las hamburguesas tienen mala fama. Al menos aquellas que se venden casi en serie, en cadenas que todos conocemos porque están por todos lados. Se dice, por ejemplo, que las hamburguesas de las grandes franquicias trasnacionales tienen todo menos carne, o que por muchos años era usual lavarlas con amoniaco antes de cocinarlas, que se maquilan con mecánica obscenidad o incluso que no es extraño encontrar en su composición carne de caballo.

A esta poco honorable lista se suma ahora una posible evidencia del efecto que tiene el ácido hidroclórico sobre una clásica hamburguesa sencilla con queso de ya-sabes-dónde. ¿Por quéesta sustancia? Simple: porque es uno de los primeros ácidos que en tu estómago tiene contacto con los alimentos que consumes, uno de los primeros elementos que descomponen la materia para decidir si se convertirá en energía o solo se añadirá a esas reservas alrededor de tu cintura.

Y, como se ve en el video que acompaña esta nota, la hamburguesa no libra bien la prueba. Después de 3 horas y media sumergida en el ácido, su composición cambia a un cuerpo fofo, negruzco y sin embargo todavía reconocible. 

¿De qué están hechas esas hamburguesas como para que resistan así el efecto del ácido?

Sin duda  mejor optar por una deliciosa hamburguesa vegetariana.

 



McDonald’s aconseja a sus empleados evitar las hamburguesas y las papas fritas si quieren cuidar su salud

En un sitio de Internet destinado a sus empleados, McDonald’s califica el combo de hamburguesa, papas fritas y el refresco como la opción “no saludable”, y aconseja a su personal evitarlo si desean preservar su bienestar.

La “opción no saludable” (unhealthy choice): así es como McDonald’s define para sus empleados la combinación de hamburguesa, papas y refresco que, irónicamente, es la base de su oferta como restaurant de comida rápida.

El calificativo podía leerse en la sección sobre dieta de The McResource Line, un sitio de Internet destinado a la consulta del personal de la conocida empresa, el cual, sin embargo, se encuentra fuera de línea desde el 25 de diciembre pasado por razones de “mantenimiento”, según reportaron RT y The Independent, entre otros medios.

“Aunque conveniente y económica para un estilo de vida ocupado, la comida rápida común es alta en calorías, grasa, grasas saturadas, azúcar y sal, y pueden situar a una persona en riesgo de de sobrepeso”, aseguraba McDonald’s a través del sitio mencionado.

Como “opción saludable”, la empresa aconsejaba un sándwich de jamón con ensalada y un vaso de agua, de nuevo irónicamente, como los que caracterizan a otra cadena de comida rápida: Subway. Igualmente se recomienda el consumo de frutas y verduras.

mc

mc2

“Coma usted en lugares que ofrezcan una variedad de ensaladas, sopas y vegetales para mantener su salud en las mejores condiciones”, dice McDonald’s ―y quizá, irónicamente, solo por estavez, podríamos seguir su sugerencia.