En el vasto reino de las plantas podemos encontrar especies que van desde las medicinales hasta las venenosas. Desde hace miles de siglos, la ciencia se ha inclinado por el estudio de estas maravillosas especies, por ello, el ser humano ha creado la Bioprospección, una herramienta que ayuda al estudio de los componentes químicos que cada planta posee. Los expertos aseguran que la combinación del conocimiento antiguo y las nuevas investigaciones herbolarias, pueden hallar más y mejores medicamentos para el futuro.

El desafío de trabajar con las plantas se debe a la gran cantidad que existe de ellas: algunas no han sido estudiadas e incluso descubiertas. Además, la globalización de estos remedios supone la modificación de sus verdaderos efectos. ¿Cómo dar sentido a este lío?  Los científicos hacen dos suposiciones al respecto: la primera es que si un remedio es eficaz, este será descubierto por más de una cultura; la segunda aborda que un remedio no sólo se limita a curar una especie, aunque seguramente habrá sido descubierto por esa especie y, por lo tanto, no ha sido probado en una diferente.

Esto significa que las cultura geográficamente remotas tienen remedios herbales que sólo ellas saben y poseen, pero como una está tan apartada de la otra, por lo general, ninguna tiene acceso a las especies herbales de la otra y viceversa. Por lo tanto, si se puede identificar remedios que para una sí funcionen, es probable que para la otra también.

Para probar esto, los científicos obtuvieron plantas medicinales de regiones totalmente distantes una de la otra: Nepal, Nueva Zelanda y Sudáfrica. Posteriormente compararon el ADN de cada una  para comprobar si en realidad funcionaban o solo era un efecto placebo.

Los resultados revelaron que las plantas y sus poderes curativos tienen que ver con la evolución de una cultura. Sin embargo, a pesar de que algunos remedios pueden ser placebos, la tendencia de los recursos para alienarse con la historia evolutiva entre culturas distantes sugiere que hay efectos reales y poderes verdaderamente curativos.

¿Este descubrimiento hará más fácil el desarrollo de fármacos?

[ARSTECHNICA]