El desolado eco de la extinción: cada vez hay más silencio en la música del mundo natural

Bernie Krause ha pasado 40 años grabando la música natural de hábitats vírgenes. Ha recaudado 4,500 horas del concierto de voces de miles de especies. Una música que, cada vez más, está siendo acallada por el ensordecedor ser humano.

Bernie Krause acerca sus micrófonos a los arrecifes de coral en Fiji y graba la música de todo un ecosistema bajo el agua: suspiros, llantos, chasquidos, lamentos, gruñidos, quejidos… El agua pulsa con el sonido de cientos de criaturas: crustáceos, anémonas, medusas, peces y tiburones…, cada una con un beat diferente, que en conjunto producen melodías y armonías.

Pero a sólo media milla de distancia, donde el mismo arrecife está dañado, Krause sólo puede captar el sonido de las olas y el de un ocasional camarón. El desolado eco de la extinción.

Krause es un músico y doctor en bioacústica. Él acuñó el término biophony y ha pasado unos 40 años grabando a más de 15 mil especies, por lo que ha recaudado 4,500 horas de los sonidos de hábitats vírgenes.

Pero debido a la velocidad con la que se extinguen las especies y se deterioran los ecosistemas, él estima que estas grabaciones son ahora archivos, grabaciones imposibles de repetir porque los hábitats ya no existen o porque el ruido humano los ha invadido.

“Un gran silencio está creciendo por todo el mundo natural, aunque el sonido del hombre se está volviendo ensordecedor”, escribe Krause en su nuevo libro The Great Animal Orchestra; “poco a poco, la vasta orquesta de la vida, el coro del mundo natural, está en proceso de ser acallado. Han disminuido la densidad y diversidad de las voces de las criaturas, tanto grandes como pequeñas”.



19 animales que están en peligro crítico de extinción en este instante

Muchas de estas especies afrontan una inminente extinción si no hacemos algo.

Pocas cosas puede haber más injustas que la extinción de especies animales por culpa de los humanos. Otras extinciones que la Tierra ha visto sucederse han acontecido de manera natural; pero esta es la única época geológica en la que una extinción masiva podría ocurrir por una causa externa: nosotros.

Si esto sucede, estaremos acabando con el planeta entero. Mientras, la extinción de especies está ocurriendo de manera paulatina… pero no por ello menos dramática.

Según el World Wildelife Fund (WWF), existen en este instante 19 especies en peligro crítico de extinción, que están en mayor riesgo que otras bajo la misma categoría elaborada por la International Union for Conservation of Nature, que calculó en el 2014 que más de 2 mil 300 animales estaban en peligro crítico de extinción, junto con más de 2 mil 100 plantas.

La lista del WWF de especies en peligro crítico de extinción incluye tres especies de rinoceronte, siete primates y cuatro grandes felinos, así como a la vaquita marina mexicana.

 

19 especies en peligro crítico de extinción, según el WWF

Elefante de Sumatra

animales-peligro-critico-extincion-2018

Gorila de la montaña

animales-peligro-critico-extincion-2018

Gorila occidental de la llanura

animales-peligro-critico-extincion-2018

Gorila oriental de las Tierras Bajas

animales-peligro-critico-extincion-2018

Gorila del río Cross

animales-peligro-critico-extincion-2018

Leopardo de Amur

animales-peligro-critico-extincion-2018

Marsopa negra o cerdo del Yangtze

animales-peligro-critico-extincion-2018

Rinoceronte de Java

animales-peligro-critico-extincion-2018

Rinoceronte negro

animales-peligro-critico-extincion-2018

Rinoceronte de Sumatra

animales-peligro-critico-extincion-2018

Saola

animales-peligro-critico-extincion-2018

Tigre malayo

animales-peligro-critico-extincion-2018

Tigre de Sumatra

animales-peligro-critico-extincion-2018

Tigre del sur de China

animales-peligro-critico-extincion-2018

Tortuga Carey

animales-peligro-critico-extincion-2018

Orangután

animales-peligro-critico-extincion-2018

Orangután de Borneo

animales-peligro-critico-extincion-2018

Orangután de Sumatra

animales-peligro-critico-extincion-2018

Vaquita marina

animales-peligro-critico-extincion-2018

 

¿Qué podemos hacer frente a la extinción de especies animales?

Las causas que tienen al borde de la extinción a tantas especies son muchas: pesca y caza indiscriminada, tala de bosques, contaminación de hábitats. Incluso, comer carne es algo que colabora directamente con la extinción, pues producir este alimento requiere de enormes extensiones de cultivos para alimentar al ganado, lo que según el WWF ha ocasionado la extinción de más de 30 especies en el mundohttps://ecoosfera.com/2018/01/comer-menos-carne-salvar-medio-ambiente-cambio-climatico-impacto-produccion-carne-planeta/.

En esta lista están presentes cinco especies que cuentan con menos de 100 ejemplares vivos, como el leopardo de Amur y la vaquita marina. Esta última está al borde de la extinción, pues quedan quizá menos de 30 ejemplares con vida. Esto ha llevado a la comunidad mexicana a solidarizarse y manifestar la necesidad de hacer algo al respecto, lo que incluye actos masivos en las calles y acciones por vía digital para concientizar sobre esta situación.

Como los activistas mexicanos que trabajan por la vaquita marina, y muchos otros alrededor del mundo, nosotros también podemos combatir la extinción de especies, creando campañas o uniéndonos a aquellas que existan en nuestros países. También es necesario repasar nuestros hábitos individuales y transformarlos, por ejemplo, siguiendo la iniciativa de Paul McCartney y su familia de un lunes sin carne a la semana. 

Es lo menos que se merecen los animales a los que estamos contribuyendo a exterminar, y que no tienen la culpa de nada sino, acaso, de compartir el mundo con nosotros.

 

* Imágenes: 1) WWF; 2) El Heraldo; 3) Anipedia; 4, 5 y 6) Gorilazwiki; 7) es.gde-fo; 8) Nwyachting; 9, 10 y 11) Wikipedia; 12); YouTube; 13) Reuteurs; 14 y 15) Infotigres; 16) Agenda del mar; 17) La Vanguardia; 18) The Conversation; 19) Royalty-free/Corbis; 20) Expoknews



10 sonidos de la naturaleza que simplemente no sabías que existían

El paisaje sonoro de la naturaleza es evocador y nos demuestra que el planeta Tierra es el compositor por excelencia.

El planeta es en sí mismo una sinfonía interminable y sus sonidos son a veces armoniosos y melodiosos. Pocos resquicios habrá en la naturaleza donde el silencio se imponga, solemne y desconocido, pues hasta los movimientos subterráneos de la tierra generan sonidos estridentes, aunque nos sean imperceptibles.

Resulta una delicia navegar por algunos de los paisajes sonoros naturales que han sido capturados hasta ahora. Las ondas sonoras poéticas que nos ofrecen los hábitats y sus elementos, así como las frecuencias producidas por algunos animales, nos demuestran cómo realmente la naturaleza inventó la música, mucho antes de que el hombre comprendiera los misterios de su composición.

sonidos-de-la-naturaleza-extranos-raros-sonidos-naturales-ecosistemas-animales

De hecho, las comunidades humanas muchas veces se han inspirado en las formas de comunicación de algunos animales, como en el silbido de los pájaros para crear lenguajes similares o, incluso, en las frecuencias que emiten los elefantes, en el caso de las tribus del este de África, que las incorporan a sus canciones.

Pero los sonidos de la naturaleza son a menudo únicos, y muchos de ellos, como te demostraremos a continuación, son poco conocidos y de una belleza inenarrable.

Canto de la ballena solitaria

Esta es la única ballena que emite un canto de 52 Hz, mientras que el común está entre los 15 y los 25 Hz. Su canto fue registrado en 1980, y se le atribuye una cierta melancolía porque a mayor herzios una frecuencia ésta es más aguda.

El sonido de las placas tectónicas

Es de esperarse que la profundidad de la tierra produzca sonidos estridentes, sobre todo cuando se mueven gigantescas estructuras como lo son las placas tectónicas, mismas cuyo deslizamiento produce los terremotos en la superficie. Estos fueron grabados por un artista holandés, Lotte Geeven, para el proyecto The Sound of Earth.

 

Auroras Boreales

La Aurora Boreal no es sólo un fenómeno celeste increíble, sino que también emite un curioso sonido, similar al crujido del hielo. Esto lo descubrió en 1990 el investigador Unto Laine, quien explicó a la BBC que el sonido proviene de una tormenta geomagnética que se produce a la misma altura que la Aurora Boreal.

 

Un bamboo meciéndose

El relajante sonido del bamboo proviene de su bamboleo al ser golpeado por el aire. Quizá esa fuera una de las razones por las cuales Buda meditaba en los bosques de bamboo.

 

El coro de la tierra

Se trata de un fenómeno, según la NASA, producido por las ondas de plasma o cinturones de radiación que rodean y “traspasan” la tierra. El sonido se propaga por ahí, y no por el aire, como el que podemos captar en la cotidianidad.

 

Las dunas de arena que cantan

Marco Polo, Darwin, y seguramente otros exploradores, han hablado de este extraño fenómeno con mucha curiosidad. Recientemente, investigadores del Centro Nacional para la Investigación Científica en París explicaron que el melodioso sonido proviene de los granos de arena al deslizarse por las laderas.

 

El hielo recién congelado

Es un hermoso sonido que produce el hielo cuando algo hace a sus partículas moverse de forma acelerada, como el filo de los patines deslizándose en su superficie.

 

Ave lira

Estos pájaros australianos tienen un peculiar canto, pues tienen la habilidad de mimetizar sus sonidos con los de la naturaleza, e incluso con otros sonidos artificiales.

 

Los arrecifes de coral vivos…

 

…Y los arrecifes de coral muriendo

 

Estos fueron grabados por Bernie Krause y utilizados para sus proyectos musicales desde 1970, pioneros en utilizar los sonidos de la naturaleza.

¿Conoces algún otro sonido de la naturaleza, tan inspirador como estos? ¡Compártelo con la Ecoosfera!

 

*Referencias:  The Music of Nature and the Nature of Music