El circo y los zoológicos: el otro lado del ecocidio

Aunque los directivos de zoológicos y circos juran que los animales están en buen estado de salud, su apariencia dice todo lo contrario. Las siguientes imágenes de la campaña de la organización WWF tratan de concientizar a la población de no promover este tipo de espectáculos.

Además del calentamiento global y el cambio climático, existen otros eventos en los que la fauna termina severamente afectada por cuestiones directamente relacionadas al ser humano. Algunos  de ellos son el circo y los pequeños zoológicos.

Las siguientes imágenes de WWF (World Wildlife Fund) forman parte de una campaña contra la trata de animales en espectáculos diseñados para los seres humanos. En ellas se inscribe que el 43% de los circos y pequeños zoológicos no se respetan el espacio mínimo para que las especies pueden vivir en cautiverio.

Quizá ni el zoológico ni el circo sean los lugares adecuados para que tus hijos se diviertan. En los últimos meses, ¿has acudido a alguno de estos lugares? En caso de que sí, estás apoyando a una industria que atenta contra la integridad y vida de estas especies. Al ver las imágenes, ¿aún te quedan ganas?



Osos bebé eran obligados a conducir motonetas en un circo, pero la empatía los salvó (video 📽️)

Se trata de una especie en peligro de extinción que, en este caso, era esclavizada para el entretenimiento de unos pocos.

Sugar y Spice no conocían más entorno que el circo. Apenas tenían 1 año de edad y estos osos bebé ya se sabían toda una rutina, la cual eran forzados a realizar en un circo itinerante en Vietnam. Dicha humillante rutina incluía montar una motoneta, lo que cada función ponía en riesgo inminente la vida de estas crías.

Pero Sugar y Spice fueron liberados de la esclavitud.

Afortunadamente, en un hecho inédito para los circos de Vietnam, los pequeños osos fueron rescatados por la policía local de Hanói, con ayuda de la organización Animals Asia de Vietnam. En un comunicado de prensa, la organización manifestó su agradecimiento por la celeridad con la que se tomó acción en el caso, y agregó que:

[…] de esta manera mandamos un claro mensaje a los circos alrededor del país para que sepan que no están por encima de las leyes sobre vida salvaje.

Los osos bebé, dos ejemplares de la especie llamada oso tibetano, fueron llevados al recinto Bear Rescue Centre de Vietnam. Ahí, ambos podrán vivir sus vidas con toda tranquilidad. Y es que, además, se trata de un auténtico paraíso, especialmente bello y bien adecuado para los osos, quienes usualmente permanecen ahí todas sus vidas, ya que no pueden ser liberados a la vida salvaje tras haber sido sustraídos de ella a tan temprana edad.

osos-bebe-esclavitud-circos-animales-salvajes-rescate

Lamentablemente, no se sabe cuántos osos tibetanos quedan… 
Lo que es seguro es que esta especie se encuentra en peligro de extinción.

Por eso es de celebrarse que la vida de Sugar y Spice pudiera cambiar, siendo que los circos en Vietnam, como en otros lugares del mundo, siguen esclavizando animales con toda impunidad. Además de que en muchos circos alrededor del mundo es legal la posesión de animales salvajes, siempre y cuando cuenten con papeles que les otorgan “propiedad” legítima sobre ellos.

No obstante, la liberación de Sugar y Spice es la primera acción legal que las autoridades de Vietnam toman contra un circo. Así que no estamos sólo ante una historia con final feliz, sino que podría ser la primera de muchas en esta región asiática.



Crece la lista de especies en extinción a 26 mil (aquí algunos de los casos más lamentables)

Muchas de estas especies están ya en peligro crítico. ¿Qué hacer?

Cada vez que se pierde una especie se está rompiendo una sagrada cadena de vida, única e insustituible, que ha evolucionado por más de 3 millones de años. Actualmente, 26 mil especies podrían correr esta suerte, en lo que es sin duda una acelerada e inédita extinción masiva que, en su mayoría, está siendo ocasionada por el ser humano.

Las que ahora se unen al lamentable acervo de las especies en mayor peligro de extinción son:

  • Tres especies de lombrices japonesas
  • El zorro volador negro de Mauricio
  • La palma de Bankoualé
  • El sapo “Sméagol” de Gollum

nuevas-especies-peligro-extincion-2018-26-mil

Estas, entre otras especies, forman parte de la última lista roja de la International Union for Conservation of Nature.

En total la lista contiene 26,197 plantas y animales, según el último reporte de esta ONG.

Otras especies que se han sumado a la lista son la población de reptiles de Australia, pues un total de 975 –casi todos los nativos de sangre fría de dicho país– están en peligro, entre otras cosas debido al cambio de temperatura, que podría provocar su paulatina extinción desde ahora y a lo largo de los próximos 30 años.

nuevas-especies-peligro-extincion-2018-26-mil

El informe incluye algunas precisiones que ayudan a entender cuáles son las causas de fondo que ponen al borde de la extinción a estas especies. En el caso del zorro volador negro de Mauricio, es la deforestación la que está afectando su hábitat, mientras que las tres especies de lombrices japonesas se enfrentan a las condiciones radiactivas que dejaron tras de sí los estallidos de bombas nucleares en la segunda guerra mundial y el accidente nuclear de Fukushima.

De igual forma, árboles como la palma de Bankoualé se enfrentan a una probable extinción debido a la deforestación y a la destrucción de bosques para la agricultura y la redirección de canales acuíferos, en tanto que el anfibio denominado “sapo Sméagol” –nombrado en honor a Gollum, de El señor de los anillos– está amenazado por la contaminación que provocan los turistas en Malasia.

nuevas-especies-peligro-extincion-2018-26-mil

Todo esto forma parte de la extinción masiva que están provocando nuestras formas de vida actuales, las cuales han ocasionado que el ritmo de las extinciones se acelere 100 mil veces, según algunos biólogos, y que otras 19 especies de mamíferos estén en un peligro crítico de extinción, lo que significa que la esperanza de poder salvarlos se apague cada día un poco más.

No obstante se puede hacer algo, por lo menos a partir de nuestros hábitos alimenticios y de consumo en general. No comer carne es quizá una de las cuestiones que pueden marcar una diferencia más grande, pues el consumo de este alimento ha sido la causa de 30 extinciones recientes. A la par, es vital cuidar el agua –pues la obtención y manejo de este recurso causa deforestación y destrucción de la biodiversidad–, así como procurar no usar plástico –por ejemplo, evitando las bolsas desechables–.

Así podemos contribuir lo menos posible a este mortífero y desalentador panorama que es la extinción de especies y la pérdida de biodiversidad que conlleva, misma que también es una sentencia de muerte para nosotros.

 

* Imágenes: 1) John Pickrell; 2) ICUN; 3) Jules Farquhar