Además del calentamiento global y el cambio climático, existen otros eventos en los que la fauna termina severamente afectada por cuestiones directamente relacionadas al ser humano. Algunos  de ellos son el circo y los pequeños zoológicos.

Las siguientes imágenes de WWF (World Wildlife Fund) forman parte de una campaña contra la trata de animales en espectáculos diseñados para los seres humanos. En ellas se inscribe que el 43% de los circos y pequeños zoológicos no se respetan el espacio mínimo para que las especies pueden vivir en cautiverio.

Quizá ni el zoológico ni el circo sean los lugares adecuados para que tus hijos se diviertan. En los últimos meses, ¿has acudido a alguno de estos lugares? En caso de que sí, estás apoyando a una industria que atenta contra la integridad y vida de estas especies. Al ver las imágenes, ¿aún te quedan ganas?