Detente: mira arriba, mira abajo; hay maravillas naturales en tu ciudad

No necesitas salir de viaje para encontrarte con las maravillas de la naturaleza: las hay en tu propia ciudad, en el cielo, en los árboles, a cada paso. Sólo es cuestión de saber mirar.

Muchos sueñan con salir de viaje a las playas de las Bahamas, al gran Cañón de Colorado, a las montañas del Himalaya. Pero no sólo ahí se pueden encontrar maravillas naturales. Las hay en todo lugar, en toda ciudad, a cada paso, en los árboles, en el pasto, en el cielo, en las nubes. Sólo hay que saber detenerse y mirar.

 

El cielo estrellado

Pocos espectáculos como el cielo: las estrellas, el cambio de la luna, las nubes nocturnas. Y aunque está a disposición de todos, muy pocas personas se detienen a mirar hacia arriba. Tú mismo(a), ¿cuándo fue la última vez que contemplaste la luna? ¿Sabes en qué fase está?

Si vives en medio de rascacielos, un día tómate un descanso: vete lo más lejos posible de las luces, espera unos 10-15 minutos a que tus ojos se acostumbren a la oscuridad y contempla cómo el tapiz negro se llena de puntos blancos. Piensa en cuántas estrellas, cuántos sistemas solares, cuántas galaxias existen afuera. El humano es un ser diminuto frente a toda esa inmensidad.

El suelo

Nuestra tierra se ha movido durante millones de años. Es resultado de terremotos, del movimiento de placas y continentes, de explosiones volcánicas. Tal vez el suelo donde vives está hecho de lava ya fría, el fondo de un lago ya seco, de grava, o de arena. Disfruta los matices de los distintos puntos por donde pisas. O la próxima vez que tomes tu bicicleta, fíjate dónde el camino es de subida o bajada.

Las aves

La próxima vez que regreses de un largo día de trabajo, pasa por un parque o un lugar arbolado. En el momento de la puesta del sol, las familias de aves buscan un lugar para dormir, por lo que se arremolinan en los árboles. Disfruta el concierto de cientos de voces.

También, cuando es temporada de migrar a tierras más cálidas, goza observando las figuras que trazan las alas en el cielo.

 

La primavera, el otoño

Para aquellos en el hemisferio sur, la primavera comienza en el tercer cuatrimestre del año. Toma un camino que cruce por un parque o camellón y contempla cómo, poco a poco, las flores brotan en los árboles, en los arbustos y caen a las calles. Además, conforme pasen los días la tierra empezará a entibiarse.

En ese momento inicia el otoño para los que viven en el hemisferio norte. La tierra se pinta de colores cobrizos y las calles se cubren de hojas secas que truenan a cada paso. 

No hay excusa. El mundo, en cualquier parte del globo, es hermoso y tiene tanto que ofrecernos… Sólo es cuestión de saber contemplar.



El misterioso caso de las aves que volaban en estado de ebriedad

Especies de aves migratorias como tordos y petirrojos han sido vistas volando erráticamente, e incluso chocando contra ventanas de edificios y vehículos en movimiento.

Los pobladores de la ciudad de Gilbert, Minnesota, en Estados Unidos, tienen un problema con su consumo de alcohol. No se trata de las personas, sino de la población local de aves. Se les ha visto volando más bajo de lo normal, chocando contra ventanas y autos, o francamente inconscientes en los parques de la localidad.

No se trata de un problema de alcoholismo como tal, sino de un curioso fenómeno natural que ha sorprendido a los habitantes. En un estudio de 2012, realizado en California, se encontró un problema similar. Los ornitólogos hicieron necropsias de algunas de las desafortunadas aves que fallecieron al chocar desorientadas contra edificios y ventanas, y ofrecieron una explicación sorprendente, publicada en el Journal of Ornithology

Cuando el invierno se adelanta, las bayas y frutas silvestres de las que se alimentan las aves pierden humedad, lo que ocasiona que su pulpa se fermente más rápido, convirtiendo el azúcar de la fruta en etanol. Cuando las aves consumen estos frutos, su sistema digestivo es incapaz de procesar el etanol, una forma de alcohol, lo que explica el aparente estado de ebriedad, así como el comportamiento errático y desorientado.

 

Especies como el petirrojo, el ampelis americano y los tordos son más propensos a sufrir una resaca frutal, pues otro tipo de pájaros locales, como los chipes y los mosqueros, se alimentan de insectos. La situación se agrava si consideramos que, en esta época del año, muchas aves ingieren una gran cantidad de bayas para prepararse para su largo vuelo de migración estacional.

El Departamento de Policía de Gilbert emitió una alerta informando a los residentes que los efectos de la ebriedad en las aves serán temporales, pero advirtió que tuvieran cuidado al conducir, pues se han dado casos como el de una mujer que recibió el impacto de siete aves mientras conducía.



Un catálogo con las estrellas más raras de la Vía Láctea

Nos parece sexy observar otras galaxias, pero en realidad falta mucho por descubrir de la nuestra.

Las estrellas son el fermento cósmico de la vida. Quizá por eso Stephen Hawking decía que debemos recordar ver arriba, hacia ellas: intentar entender lo que vemos y preguntarnos lo que hace que el universo exista. Y es que, sin duda, nuestros orígenes (y las respuestas sobre éstos) se encuentran en las estrellas.

Por eso aún es vigente mirar al cielo con curiosidad: todavía tenemos mucho que descubrir y aprender de las estrellas. Es así que cientos de astrónomos se dedican a indagar en los cielos nocturnos para descifrar los secretos que aún guarda nuestra galaxia y sus estrellas, siguiendo el sabio consejo de Hawking.

Para empezar podemos conocer algunas de las insólitas estrellas que habitan la Vía Lactea, muchas de las cuales siguen siendo un misterio para la ciencia, pues rompen con muchas de las reglas que según los astrónomos deberían regir a estos astros luminosos.

Ahora que si quieres indagar digitalmente por la galaxia, puedes hacerlo en la herramienta de Google 100,000 Stars: un viaje galáctico desde el asiento de tu computadora.

 

Una supernova eterna, la estrella Przybylski

estrellas-raras-via-lactea-curiosidades

En la constelación de Centauro se encuentra esta peculiar estrella, que es cuatro veces del tamaño del sol y cuya química pone en entredicho las leyes del universo. Normalmente las estrellas no fusionan ningún elemento más pesado que el níquel; en cambio, Przybylski lo hace, pese a que la fusión de elementos como el uranio sólo se ve en eventos violentos, como el nacimiento de las supernovas.

Además, estos son elementos con un corto período de vida, contrario a los que suelen surgir de la fisión nuclear. nosotros existimos gracias a que de este fenómeno se originan elementos como el helio y el hidrógeno (y por eso, es verdad que somos polvo de estrellas). Si todas las estrellas fueran como esta, quizá no habría vida en la Tierra como la conocemos.

 

La espontaneidad luminosa de la estrella de Tabby

estrellas-raras-via-lactea-curiosidades

También conocida como WTF Star, acrónimo que puede ser traducido como “¿Dónde está el flujo?”, o también, en un juego de significados, como “¿Qué demonios?”, la Tabby es una estrella con un flujo de luminosidad impredecible que ha fascinado a los astrónomos desde su descubrimiento. Sus brillos cambian sin periodicidad, lo que ha hecho pensar que hay cometas que orbitan la estrella y que producen esos cambios a simple vista (es decir, que no vienen de la estrella en sí). Más aún, se cree que podría ser una astroingeniería alienígena la que ocasiona estos cambios repentinos: una especie de megaproyecto energético de seres de otro planeta que quieren aprovechar la energía de Tabby (y que tiene nombre: la Esfera de Dyson).

 

Una vieja habitante del Universo: HD 140283

estrellas-raras-via-lactea-curiosidades

Casi tan vieja como el universo, se estima que esta estrella tiene más de 13 millones de años de edad y que se formó poco después del Big Bang. No es de primera generación, pues está compuesta por hidrógeno y helio, con muy pocos metales, lo que indica que por lo menos le antecedió una generación de astros.

 

Vega, la autoexiliada

estrellas-raras-via-lactea-curiosidades

Vega es una de las estrellas favoritas de los astrónomos, pues es la quinta más brillante en el cielo nocturno, aparentemente porque está a sólo 25 años luz de la tierra. Pero en realidad es más brillante de lo que debería ser, y aún no se sabe por qué.

A ello hay que sumar su forma ovular, la cual se cree que es ocasionada por la rápida rotación de la estrella que distorsiona su forma, y que podría causar variaciones de temperatura alrededor de su superficie. Además, su velocidad está ocasionando una especie de autoexilio de su posición original, alejándola de la Tierra.

 

Canibalismo estelar: HV 2112

estrellas-raras-via-lactea-curiosidades

Cuando nos referimos a la HV 2112 deberíamos hablar de estrellas, y no de una estrella. Se trata de un caso de canibalismo, según los físicos Kip Thorne y Anna Żytkow, quienes han teorizado sobre el fenómeno a partir del cual esto podría pasar: cuando una estrella de neutrones es producto de canibalismo por parte de una estrella supergigante, en lo que llaman un “pisa y corre”. Le llamaron Objeto de Thorne–Żytkow, y hasta ahora la HV2112 parece ser el primer ejemplo de este fenómeno.

 

Mira, la estrella con cola

estrellas-raras-via-lactea-curiosidades

En “la ballena”, Cetus, se encuentra Mira: la estrella más brillante de la constelación y que da su nombre a otras estrellas con sus mismas variables. Entre las más fascinantes de estas variables está el hecho de que es una estrella que deja un peculiar rastro de materia proveniente de sus capas extremas, lo que crea una estela de nada menos que 13 años luz de longitud, es decir, unas tres veces la distancia que separa al sol de la estrella más cercana.

 

El gigante del universo: Uy Scuti

estrellas-raras-via-lactea-curiosidades

Esta hipergigante se encuentra en la constelación del Escudo, y es la estrella más grande conocida hasta ahora. Si fuera nuestra estrella… bueno, sería más bien todo nuestro sistema solar, pues por su tamaño llegaría hasta los confines de Saturno. Su volumen es 5 mil millones de veces el tamaño del sol. Eso sí, no es la estrella con mayor masa: es incluso menos densa que el sol.

 

 

* Imágenes: 1) 100,000 stars; 2) Wikipedia; 3) NASA/JPL; 4) Digitized Sky Survey/NASA; 5) Steemit; 6) Casey Reed/Penn State University; 7) Science Magazine; 8) Wikipedia