Descubren insectos en ámbar con una antigüedad de 230 millones de años

En Italia, un grupo de científicos estadounidenses hallaron gotas de ambar en las que permanecían insectos más antiguas de los que hasta ahora se han encontrado en esta resina.

En el noreste de Italia se guardó, hasta unos días, un secreto durante 230 millones de años.

Un grupo de científicos del Museo de Historia Natural de Nueva York, tras examinar 70 mil gotas de ambar, hallaron tres insectos encapsulados que, según datos de los investigadores, son 100 millones de años más antiguos en comparación a otros fósiles que se han encontrado en gotas de ámbar.

Los tres insectos son: una mosca y dos ácaros que, debido a su diminuto tamaño, son imposibles de observar a simple vista.

A pesar del paso de tanto tiempo, las especies halladas no presentan muchas variantes en relación a su congéneres actuales.

Según el personal del museo, este descubrimiento contribuye al estudio y a la comprensión del proceso evolutivo de las especies en el planeta Tierra.

[ACTUALIDAD]



¿Alacranes voladores? Avistan algunos al norte de México

En redes sociales han circulado fotografías de un insecto muy similar al alacrán, pero con alas, que ha estado rondando las afueras de la ciudad de Hermosillo.

Las redes sociales han potenciado, sin precedentes, la documentación de información. Hoy un ejército de individuos tienen casi 24 horas un dispositivo disponible, con el que pueden grabar lo que sea que ocurra frente a ellos. Aunque lo anterior es una mina de posibilidades, también puede prestarse a las bromas, o la desinformación.

En el estado de Sonora, al norte de México, han circulado fotografías de espeluznantes escorpiones con alas, una rama de la especie Nuptialis de Panorpa. La imagen ha fluido sobre todo por Facebook, y según los usuarios, se han registrado ataques en las inmediaciones de la ciudad de Hermosillo, Sonora.

La historia pavorosa que cuenta la sola imagen de esta especie, está salpicada de rumores sobre horrorosos ataques, pero según información más seria, el estremecedor aguijón del alacrán volador, sirve solo para fecundar a las hembras. Según información oficial, en realidad esta especie, usualmente, no ataca a los humanos a menos que se les disturbe.

escorpión-volador

Aparentemente los ataques son rumores, pero el solo avistamiento de estos seres, evidentemente poco usuales, puede ser una experiencia perturbadora. ¿Quién pensaría que semejante aguijón, es sencillamente un medio procreador?

[SDP]