Cruces de peatones que pintan de verde las ciudades (VIDEO)

Esta intervención a cruces peatonales convierte las huellas de los transeúntes en hojas verdes. Así, muestra que para devolver el verdor a las ciudades, es necesario que todos caminemos juntos.

Esta intervención a un cruce de peatones requiere de la participación de los transeúntes. Se extendió un lienzo con el dibujo de un árbol sin hojas. En cada lado de la calle, junto a los semáforos, se colocaron dos almohadillas empapadas de pintura verde. Así, cada que un peatón cruza la calle, pinta con las suelas las hojas verdes.

El “Green Pedestrian Crossing” es un proyecto de DDB China Group, que comenzó en 7 calles de Shanghái, pero que luego se expandió a 132 caminos en 15 ciudades de China.

DDB trata de crear consciencia al impacto que tiene en el medio ambiente el caminar en vez de tomar un coche. (¡Un coche no dejará huellas verdes en las ciudades!) Necesitaba una idea de impacto, pues se estima que el 40% de las emisiones de dióxido de carbono provienen de los automóviles.

DDB estima que más de 3,920,000 personas participaron en esta intervención y que se incrementó la consciencia sobre el asunto en un  86%. La noticia corrió en los medios de comunicación chinos. Y además, una de las pinturas apareció en el Museo de Arte Zheng Da, en Shanghái.

La campaña es brillante, contagiosa y estéticamente placentera. Ilustra las pequeñas huellas que deja uno solo, pero el enorme impacto que tenemos todos en conjunto.

Nota cortesía de Arte y Callejero



La naturaleza y sus cicatrices de guerra (📷✨)

Pasado y presente se funden en estas imágenes del fotógrafo Jonathan Beamish.

Algunos parajes de esta Tierra están repletos de fantasmas. Estos espectros se manifiestan en las cicatrices que las guerras han dejado plasmadas en la naturaleza. Algunas marcas son prácticamente invisibles a la vista humana, pero no a la luz infrarroja. Jonathan Beamish utiliza esta técnica para fotografiar los rastros de la primera guerra mundial en los mayores campos de batalla. 

En las fotografías, la belleza de los paisajes franceses y belgas cobra un matiz lúgubre. A través de la oscura luz, las fisuras del conflicto se aprecian todavía en varios sitios después de 200 años. Dice Beamish: 

La fotografía infrarroja siempre me ha interesado, pues te permite ir más allá de la visión común, apreciar colores normalmente invisibles, e incluso te da la habilidad de ver en la oscuridad.

naturaleza-cicatrices-guerra-1

¿Por qué asomarse a este vacío? ¿Para qué ver a los ojos las heridas de la guerra? 

Hay algo de sanación en estos paisajes arrasados, un poco de la tranquilidad que llega únicamente tras enfrentarse a los recuerdos más dolorosos. Los tonos grises, cruzados de súbito por trazos de rojo profundo, traen los eventos del pasado al presente de forma vívida. 

Pasado y presente se funden en estas imágenes. Los miles de soldados heridos, los caídos y las aldeas derruidas queman su huella para siempre en la historia. Por encima de todo, la naturaleza queda invicta: su resiliencia trasciende todos los conflictos. 

naturaleza cicatrices guerra 3

naturaleza cicatrices guerra 6

naturaleza cicatrices guerra 5

naturaleza cicatrices guerra 7

naturaleza cicatrices guerra 5

naturaleza cicatrices guerra 8