7 acciones que harán de tu cocina un lugar ecológico

Si en tu vida diaria llevas a cabo pequeñas pero contundentes acciones en pro del medioambiente, es necesario que las extiendas hasta la cocina, literalmente.

Según varias culturas del mundo, la cocina es el corazón de la casa. Y sí, esto tiene lógica, ya que uno de los placeres que más nos encantan se crea aquí, la comida. Más allá de esto, la cocina también es un lugar donde se puede conjugar la ecología con la modernidad. Para ello, Ecoosfera te da 7 útiles consejos para que tu cocina se convierta de una convencional a una ecológica y sustentable.

  • Lavavajillas

Cuando la utilices, asegúrate de que está lleno y no pre enjuagues los platos. En la actualidad, estos aparatos cuentan con novedosos sistemas que evitan el desperdicio del agua. Además, si tu lavavajillas tiene más de 10 años, es hora de cambiarlo: los modernos cuentan con novedosos sistemas que ahorran, de manera considerable, electricidad.

  • Refrigerador

Uno de los errores más comunes a la hora de utilizar este electrodoméstico es colocar la temperatura muy baja. Para saber cuál es la correcta, consulta el manual de usuario, éste contiene toda esta información. Un factor que determina si la temperatura no es la adecuada, es cuando los alimentos que no están almacenados en la nevera terminan por congelarse.

Utiliza recipientes de vidrio en lugar de plástico. Además de proporcionar una mejor calidad de enfriamiento, mantienen a los alimentos fríos por más tiempo.

  •  Utiliza sensores o pedales para tus grifos

Para ahorrar agua, no hay que escatimar en recursos para hacerlo. Los sensores y los pedales son muy buena opción. Mientras enjabonas los trastes, el agua, automáticamente, deja de fluir. Además, los sensores permiten que el agua corra sin necesidad de tocar la manija, evitando que se formen bacterias

  •  Instalación de un sistema de compostaje

El ahorro de agua y energía son la prioridad, pero existen otros recursos que podemos reusar, uno de ellos son los desperdicios de alimentos.

Actualmente existe una gran cantidad de sistemas que ofrecen transformar los desechos en materia orgánica utilizable que en el futuro puede utilizarse como ayuda para cultivar tus propios alimentos. Aunque este proceso es tardado, seguramente hará de tu cocina (y de tu vida en general) un lugar más verde.

  • Cuidado con los sartenes y ollas

El teflón ayuda a cocinar los alimentos de una manera más sencilla, pero teniendo en cuenta que algunos pueden provocar cáncer y elevar tu colesterol, recomendamos optar por aquellos que tienen recubrimientos de aluminio, un metal más noble y menos dañino para la salud.

  •  Invierte en recipientes de calidad

Los contenedores de plástico y las envolturas de aluminio representan una gran cantidad de basura. Seguramente aquellos que están fabricados con pyrex serán mucho más amigables para ti y para el medioambiente. Además, a diferencia de uno de plástico, el de vidrio te durará toda la vida.

  • Deja a un lado las botellas de PET

Procura el hábito de almacenar agua fresca en una jarra de vidrio. En el mercado existen muchos modelos que en la tapa integran un filtro de carbón activado que instantáneamente purifican el agua. Sólo recuerda limpiar el filtro cada dos meses.

[Inhabitat]



Consejos para ahorrar la mayor energía posible mientras cocinas

Los aparatos de la cocina están entre los que mayor energía gastan en los hogares, algunos trucos al cocinar pueden hacer una notable diferencia.

Uno de los procesos en la cocina que más gasto de energía provoca es la cocción y tostar o freír los alimentos. En este trayecto, en el que generalmente se va de un alimento crudo a uno cocido, y luego a distintos niveles cocción, ¿te has preguntado cuánta energía es gastada? 

Justamente, las máquinas que más energía emplean son las que se utilizan para hornear, freír, o cocer, y por su puesto, el refrigerador. La estufa, ya sea de gas o eléctrica, el microondas, el horno; todos ellos son grandes gastadores de energía de tu cocina. No se trata solo de un asunto individual y de ahorro desde tu hogar, tanto financiero como energético; es un tema de interés colectivo, pues mientras menos energía gastes será mejor para el medio ambiente.

Si tienes en mente algunas estrategias podrás ahorrar la mayor cantidad de energía posible, aquí van algunas ideas:

  • Si estás horneando algo, no abras la puerta hasta que esté terminado. Cada que lo haces, se pierde un 20% del calor que ya se había acumulado. 
  • Si vas a hornear más de una hora, no es necesario precalentar el horno. 
  • Si vas a cocer algún alimento, tapa la cacerola para acelerar el proceso. 
  • Cuando uses una estufa de gas, asegúrate de que la llama sea color azul; si se ve amarilla o naranja, seguro tiene una combustión inadecuada y se está gastando más gas. 
  • Las estufas de encendido eléctrico ahorran más energía. 
  • Cuando descongeles un alimento, hazlo adentro del refri para que el aparato aproveche ese frío que se está desprendiendo. 
  • Lava tu vajilla con agua fría la mayor de las veces que puedas.