Son varios los factores que pueden desatar largos episodios de estrés. Sin embargo, todos coinciden en que es energía mal canalizada que, debido a su fuerza y falta de flujo, terminan por impactar en nuestro cuerpo.

Estas son algunas señales que pueden indicarte que estás atravesando por un periodo de estrés crónico. Es importante saber cuando sólo es pasajero o permamente, ya que cuando se instala en el cuerpo durante largos periodos puede traer más problemas físicos y emocionales.

Vómitos

El estrés y la ansiedad pueden desencadenar un episodio vomitivo que se conoce como “síndrome de vómitos cíclicos”, una condición en la cual las personas experimentan náuseas y vómitos durante un periodo prolongado de tiempo.

Caída del cabello

Hay múltiples razones que pueden llevar a la caída del pelo, y el estrés es una de ellas. Se le llama alopecia areata a esta condición que, en casos extremos, puede  desaparecer el 70% de tu pelo en un solo día.

Hemorragias nasales

Existe cierto debate en torno a este padecimiento que está ligado a la presión arterial alta que, al mismo tiempo, está relacionada al estrés. Simplemente escapar del ajetreo, realizar ejercicio y pasatiempos pueden ser una buena terapia.

Pérdida de memoria

Si notas que ciertos detalles escapan de tu memoria, puede ser que la hormona del estrés (cortisol) haya afectado a tu hipocampo, área del cerebro que controla la memoria a corto plazo.

Sistema inmune débil

Quizá el efecto más notable que el estrés tiene en el cuerpo es un sistema inmunológico debilitado. Esto para por dos razones: el estrés provoca la liberación de catecolaminas, hormonas que ayudan a regular este sistema. En segundo, el estrés reduce la glándula del timo, la cual produce una infección contra las células blancas de la sangrey daña los telómeros, que ayudan a las células inmunes a su reproducción.

Sudoración excesiva

Sudar de manera moderada es algo normal, pero hay personas que sufren hiperhidrosis, una condición que lleva a quien lo padece a sudar de forma constante y excesiva. La mejor manera para suprimir est padecimiento es relajarte con alguna actividad que te parezca divertida