Invita a tus amigos con plumas a tu jardín este verano y en todas las estaciones con estos siete comederos de aves que puedes construir a partir de materiales reciclados como botellas de plástico, cartones de leche o trozos de madera.

 

1. Recicla una botella de refresco


Recicla una botella de refresco. Corta pequeños orificios por donde atravesarán las ramas que la sostendrán en el árbol.

Llena la botella con semillas para pájaros, gira la tapa para cerrarla y luego cuelga el comedero para pájaros. De este modo crearás un lugar para que las aves coman tranquilamente.

 

2. Utiliza un bote de leche

Adapta un cartón de leche o de jugo. Es sencillo: simplemente corta ventanas u orificios del mismo tamaño en tres lados de la caja y deja 3 centímetros de separación desde la parte inferior. A continuación haz dos agujeros en la parte superior y con algún hilo que sea resistente cuélgala de un árbol.

 

3. Haz una bandeja para alimentar aves

Cualquier tabla de madera puede servir para hacer una bandeja que alimentará a las aves como si formaras un cajón. Consigue un martillo, clavos y una lámina para poner como piso, esto hará que cuando haya luz de sol el comedero destelle y llame la atención de los pájaros.

 

4. Utiliza los viejos disquetes que tienes guardados


Mucha gente ya casi no conoce los disquetes, pero éstos son buenos para hacer unas paredes y formar un cubo y así construir un comedero para aves. Necesitarás silicón y una pistola aplicadora para pegar las esquinas, además de algo de cinta adhesiva para reforzar la caja.

 

5. Recicla madera y botellas de vidrio

Corta dos trozos de madera de un tablón de madera: uno de 11 x 15 centímetros y otro de 31 x 15 centímetros. Únelos con tornillos o clavijas para madera para formar un ángulo recto. Usa la botella de vidrio para marcar dónde se van a conectar las dos asas de alambre: una cerca del cuello de la botella y otra cerca de su base. La apertura de la botella debe ser de 3 a 4 centímetros por encima de la base. Haz los agujeros en la placa con una barrena y pasa el hilo de alambre. Engrapa el cable a la parte posterior de la junta para mantenerla en su lugar. El espacio que queda entre la apertura de la botella y la base permitirá que el flujo de alpiste sea gradual. Atornilla el gancho en el tablero para colgar el comedero para pájaros. A continuación llena la botella cerca de 2/3 de su capacidad con una mezcla de semillas para aves. Cierra la tapa y gira la botella boca abajo, después desenrosca la tapa. Las semillas llenarán poco a poco el plato, de tal modo que éste se recargue de forma automática.

 

6. Haz una botella de plástico para colibríes

Si quieres atraer colibríes a tu patio echa un vistazo a este video, ahí te explica con detalle cómo lograrlo:

7. Haz una elegante botella de plástico para comedero de pájaros

¿Quieres construir un comedero para pájaros reciclado que no sacrifique la estética? Sigue estos sencillos pasos:

Materiales

2 discos de madera de 6 pulgadas
1 trozo de madera en forma de pelota
2 tapas circulares de algún molde plástico o 2 platos de acrílico
1 perno de corona roscada
2 tuercas
1 varilla roscada
Pinturas vegetales y un gancho de ojo

 

Herramientas

Taladro, tijeras, una perforadora y una sierra para metales.

 

Paso 1: Pinta todas las piezas con la pintura vegetal y deja que se sequen por completo. El color depende de tu gusto.

Paso 2: Haz un agujero con el taladro a través del disco y la tapa y cuida que los orificios sean del mismo tamaño pero que sean más grandes que la varilla roscada.

Paso 3: Corta con las tijeras la botella de plástico de tal manera que te quede un cilindro. Con la perforadora añade una abertura lo suficientemente grande como para que pasen las semillas.

 

Paso 4: Mide la longitud del tornillo que necesitas para asegurar las partes del alimentador y luego corta con la sierra la varilla roscada a la longitud deseada.

Paso 5: Une todas las piezas del comedero asegurándote de que los agujeros se encuentren en la parte inferior del alimentador para que la gravedad empuje las semillas.

Rellénalo con varios tipos de semillas y cuélgalo en algún árbol para que los pajarillos se acerquen a comer y ¡listo!: así es como debe lucir tu comedero para aves.

*Fotografías: Earth911