Niveles de hielo del Ártico llegarán al punto más bajo de su historia

En estos últimos días de Agosto, tal vez este mismo fin de semana, los niveles de hielo en el ártico llegarán a un nivel tan bajo que romperán el record establecido en 2007. Tal vez el Ártico se deshiele por completo para 2050.

En estos últimos días de Agosto, tal vez este mismo fin de semana, los niveles de hielo en el Ártico llegarán a un nivel tan bajo que romperán el record establecido en 2007.

Las cifras son atemorizantes: “en los últimos días se han derretido 100 mil km2 de hielo al día, una cifra sin precedentes para Agosto” dice Julienne Stroeve, una científica de la NSIDC (Centro Nacional de Información de Nieve y Hielo de EU).

“Las tasas de la pérdida de hielo son más rápidas de lo que los modelos pueden capturar, pero podemos esperar que el Ártico deje de tener hielo para el verano de 2050” dice Stroeve. “Hace sólo 15 años, nadie esperaba ver cambios tan dramáticos. Hace 20 años la temporada sin hielo duraba sólo un mes, ahora dura tres meses. La semana pasada, las temperaturas en el Ártico eran de 14 °C, lo que es bastante cálido”.

El alargamiento de los veranos provocará que el océano Ártico se abra a nuevas rutas comerciales, a la minería y a los combustibles. Si bien resultará en una mejora económica, las consecuencias de esta situación a la Naturaleza serán impredecibles.

Científicos de diferentes instituciones en Dinamarca (Danish Meteorological Institute), Noruega (Arctic Regional Ocean Observing System) y Japón han encontrado que el nivel del hielo está muy cerca del mínimo registrado en septiembre de 2007, que fue de 4.33 millones de km2.

El problema es que mientras más delgado sea el hielo, más vulnerable es para romperse o derretirse.

Cabe notar que la situación es diferente para el polo Sur: “La Antártida es un continente rodeado por agua, mientras que el Ártico es un océano rodeado por tierra. Las corrientes de viento y del océano alrededor de la Antártida aíslan el continente de los patrones de calentamiento global.”, dijo un vocero de la NSIDC.

[Guardian]



El oasis convertido en desierto: imágenes de un mundo post calentamiento global (📸)

En “Forgotten Dried Land”, el fotógrafo Mohammad Baghal Asghari documenta la sequía que ha devastado los campos de Irán durante los últimos 30 años.

Los últimos 30 años han sido terribles para los pobladores de la provincia de Kermán, en Irán. Una región que alguna vez fue rica gracias al cultivo de palma y donde el agua no había escaseado, se convirtió poco a poco en un desierto debido a la escasez de agua y malas prácticas de cultivo.

 

El fotógrafo Mohammad Baghal Asghari realizó esta serie titulada Forgotten Dried Land (La tierra seca olvidada) para documentar la vida de los pobladores de Kermán, la cual puede leerse como una escalofriante profecía de un mundo cada vez más caliente.

Varias son las razones de la ruina de Kermán: la sequía fue provocada por una falta de lluvia extrema, lo que secó los pozos y acabó con los cultivos de palma y pistache; los granjeros utilizaron químicos en los cultivos, lo cual agravó la erosión de la tierra y no se logró recuperar la producción ni las exportaciones del pasado, además de que la ganadería se hizo insostenible. Desde entonces, más de 20,000 hectáreas de cultivo se han convertido en desierto.

El calentamiento global solamente aceleró las duras condiciones de sus pobladores, muchos de los cuales han intentado hacer tomas de agua ilegales, lo que está penado por el gobierno iraní. Ante esto, la ONU ha declarado a Irán como una zona de “escasez de agua”.