Más áreas verdes = Una ciudad más sana

No es un novedad que las áreas verdes mejoran una ciudad, sin embargo, las autoridades ni los ciudadanos contribuyen a que esto logre concretarse en tiempo y forma, a pesar de los beneficios que la plantación de árboles y arbustos traen consigo.

En la actualidad, para que una ciudad pueda ofrecer lo mejor a sus habitantes, es necesarios que estos, con ayuda del gobierno, integren espacios donde predomine la presencia de arbustos, árboles y plantas en general.

Un reciente estudio publicado en la revista Enviromental Science & Technology mostró que las concentraciones de No2 y de PM, una partícula que es dañina para el cuerpo humano, rebasan lo niveles de seguridad en distintas ciudades del mundo. Según Thomas Pugh y sus colegas, los árboles, plantas y arbustos remueven del medio ambiente estos contaminantes, mejorando la calidad del aire. Sin embargo, la mejoría es escasa: sólo un 5%.

El estudio estima que la colocación a gran escala de áreas verdes en distintos puntos de las ciudades podría reducir drásticamente la cifra, de un 40% a un 60%.

Los científicos enfatizan en que hay que tener cuidado especial con los árboles, ya que estos podrían perder su eficacia purificadora si ciertos contaminantes llegan a sus raíces.

[SCIENCEDAILY]



¿Por qué el futuro depende de que camines?

¿Quieres salvar el mundo, o por lo menos no contribuir más a su destrucción? Sólo tienes que dar algunos pasos.

Muchas ciudades del mundo, por su tamaño y densidad poblacional, son ya prácticamente inhabitables. Quienes viven en las grandes megalópolis tienen que acostumbrarse a su ritmo siempre veloz y tumultuoso, el cual a la larga se vuelve insalubre.

En estas ciudades no hay tiempo para caminar. En ellas la vida entera depende de vehículos motorizados para transportarse lo más rápido posible. Pero el problema es que estos vehículos nos están llevando al borde de la catástrofe medioambiental, mientras que la contaminación atmosférica a la que contribuyen está provocando la muerte de 6.5 millones de personas al año.

caminar-ciudades-caminables-sustentables-cultura-peatonal

Hacer ciudades más caminables es por eso un imperativo si queremos salvar el mundo.

Aquellas ciudades donde caminar se ha vuelto parte de la cultura –es decir, donde existe una cultura peatonal– son definitivamente más habitables. Porque sus habitantes no sufren la ciudad, sino que la disfrutan. Gozan de hasta un 40% más de áreas verdes, un aire mucho más limpio y promueven la convivencia.

caminar-ciudades-caminables-sustentables-cultura-peatonal-

Además se ha comprobado que caminar nos hace más inteligentes y creativos, y que es un momento de vital introspección que puede desvanecer todo trastorno emocional –como la depresión o la ansiedad.

Si a esto sumamos que caminar y usar la bicicleta son los dos medios de transporte menos contaminantes –y más reconfortantes–, y que además promueven el fortalecimiento de las economías locales, no cabe duda: el futuro depende de que caminemos.

caminar-ciudades-caminables-sustentables-cultura-peatonal

En síntesis: caminar puede salvarte a ti y al mundo (de paso).

Si en tu ciudad no existe una cultura peatonal, se propositivo e incentívala tú mismo. Haz todo trayecto posible a pie, y promueve entre tus compañeros, familia y amigos los beneficios microcósmicos y cósmicos que tiene dar algunos pasos en lugar de encender un motor.



México al fin se compromete con un plan para diseñar mejores calles

México lanza el primer ‘Manual de calles’ en la historia del país, un proyecto que quiere diseñar ciudades mexicana más seguras, sustentables e igualitarias.

Aún estamos en los pininos del urbanismo. Todos hemos tenido alguna vez que bajarnos de una banqueta para darle el paso a alguien, o sortear baches y hasta quebrarnos la cabeza para descifrar la señalética y el sentido de las calles. Necesitamos que las calles se diseñen más en función de los habitantes que de los autos, por dar sólo un ejemplo.

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) presentó recientemente el Manual de calles: diseño vial para ciudades mexicanas. Se trata del primer documento en la historia del país que compromete a todas las vialidades en la mejora de su diseño. Con este valioso avance no sólo se esperan impactos en la movilidad de los ciudadanos sino que se apela, también, a lo que históricamente han logrado ciudades como Copenhague o Ámsterdam: una mejor calidad de vida y de experiencia urbana para los habitantes

Que exista este tipo de normatividad otorga un derecho a los ciudadanos para cohabitar en lugares eficientes y seguros. Advierte la Secretaria, Rosario Robles, que:

El Manual de calles se extenderá en el resto del país como parte del establecimiento de políticas públicas. Es importante que la SEDATU haya establecido esto a partir de la consulta ciudadana, el diálogo con gobiernos locales y federales y el análisis de ciudades como: Aguascalientes, Ciudad de México, Guadalajara, Mérida, Monterrey y Tijuana.

mejores calles
Manual de calles, México

En el boletín de prensa, la SEDATU escribe que el manual pretende abordar de una mejor y más eficiente manera conceptos como sustentabilidad, seguridad, inclusión e igualdad.

Debido al flujo humano, el tráfico vehicular y las contingencias a las que puede estar expuesta una ciudad (inundaciones, terremotos, incendios, etc.), la traza urbana eficiente y con visión juegan un papel clave tanto en el tránsito cotidiano como en caso de emergencias. Además ciudades como, por ejemplo, la capital mexicana, hasta ahora no han logrado efectos positivos en cuanto a movilidad urbana se refiere; por ejemplo, con el simple hecho de que el civismo se acople a las leyes de vialidad, según las cuales el peatón tiene la prioridad en el transitar. 

manual de calles Mexico movilidad urbana ciudades sustentables
Ciudad de México / Fotografía: Karolis Janulis

En México cada vez son más las personas que utilizan coche, y por lo tanto, son cada vez más las vialidades –y el presupuesto– que se destina a la movilidad vehicular. Si este manual puede incentivar a que esta conciencia colectiva cambie, todos los ciudadanos mexicanos transformarían, sin duda, la experiencia cotidiana de habitar México. Y de este modo, la ciudadanía iría adoptando el comportamiento que la propia ciudad le brinde. De trabajarse en ello, este podría ser un plan ambicioso para hacer valer los derechos de vialidad de los peatones (que en esencia somos todos).

 

En este link puedes consultar en su totalidad el ‘Manual de calles’.

 

*Fotografía principal: Karolis Janulis