Las nueces mejoran calidad del semen

Con el paso del tiempo, científicos encuentran más beneficios a los distintos grupos de alimentos. Esta vez se trata de las nueces que, según investigadores de la UCLA, mejoran la calidad del semen.

Para aquellos que buscan ser papás, un estudio demostró que las nueces podrían incrementar estas posibilidades.

En la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA), estudios concluyeron que los hombres que habían comido 75 gramos de nueces diariamente,  mostraron una mejoría en la calidad de su semen, comparados con aquellos que no las habían ingerido.

“El estudio demuestra que también es importante la calidad alimenticia en el momento en que un hombre quiere ser padre”, dijo Wendie Robbins, profesora e investigadora de la UCLA.

El estudio incluyó a 117 hombres de entre 21 y 35 años de edad. La mitad de ellos comieron 75 gramos de nueces diariamente por un periodo de 12 semanas, mientras que la otra mitad fue alimentada con una dieta sin nueces.

Las muestras de semen concluyeron que la vitalidad, movilidad y morfología de los espermatozoides había mejorado significativamente en los hombres que habían comido nueces. Además, también mejoraron sus niveles de Omega-3.

Las nueces son una rica fuente de ácido linoléico, mismo que los científicos aseguran que mejora la calidad del semen. Otros importantes beneficios que se le atribuyen a las nueces son: mejoran en la capacidad cerebral, supresor de colesterol, supresor de riesgo de cáncer de mama y de próstata y rica fuente de antioxidantes.

[HUFFINGTONPOST]



Alimentos ideales para inhibir el apetito

A veces es necesario, cuando el apetito es injustificadamente continuo, apagar el hambre con alicientes naturales

Uno podría pensar que comer para dejar de tener hambre es lo más natural. Sin embargo, hay alimentos que aunque llenen al momento son digeridos fácilmente por el organismo, por lo que sentirás un hueco en el estómago casi inmediatamente. En cambio otros, aunque no se coman en cantidades apabullantes te ayudarán, gracias a sus propiedades, a disminuir tu apetito por muchas horas (en caso de que tus ganas de comer sean mayores a lo que tu cuerpo necesita). 

Desde el agua natural hasta la pimienta roja, hay algunos alimentos que inhibirán tu hambre (recuerda que no debes jugar con tu dieta por ti mismo; siempre es positivo consultar con un especialista sobre cuánto alimento requiere tu cuerpo).

Aquí algunos alimentos inhibidores del apetito: 

Jengibre

La raíz del jengibre es un energetizante, además de que tiene unas cualidades energéticas sorprendentes; uno de sus efectos es paliar el apetito. 

Piñones 

Es una de las semillas con mayores cantidades de proteínas, lo que, naturalmente, hace que tengas menos hambre; también es un aliciente contra el apetito porque su grasa poliinsaturada, llamada ácido pinolénico, libera dos hormonas que envían mensajes de saciedad al cerebro.

Vinagre

Agrega un chorro de este producto a tus alimentos; además de darles un toque gourmet, el vinagre disminuye el índice glucémico de los alimentos ricos en carbohidratos, lo cual ayuda a sentirte satisfecho. 

Canela

1/4 de cucharadita de canela al día disminuirá hasta 30% los niveles de glucosa, colesterol y grasas en la sangre. La canela también regula los niveles de azúcar en la sangre, lo que hace que te dé menos hambre. 

Manzana

Por ser rica en fibra, hará que tu estómago esté lleno por un buen rato. 

Agua natural

Si realmente tomas los 2 litros de agua recomendados para beber diariamente en un adulto, entonces sabrás que es un perfecto supresor del apetito porque calma el ansia de comer y hace que tu estómago se sienta sistemáticamente lleno. 

Almendras

Con un contenido altamente fuerte en fibra, las almendras, por su sabor salado, harán que sientas que has comido algo “fuerte”, y un par de ellas pueden saciar tu hambre por una dupla de horas.



Detrás de cada antojo hay una explicación (y una necesidad del cuerpo)

Más allá del gusto por los alimentos, el ser humano, en su necesidad de procurar su bienestar, opta de manera casi inconsciente por aquellas sustancias que le resultarán benéficas para su desarrollo.

El cuerpo humano es un  bello y complejo sistema en el que las necesidades nutricionales se manifiestan, principalmente, en antojos sin que nosotros seamos consciente de ello. Si tu cuerpo necesita una dosis de serotonina, por ejemplo, probablemente te lo haga saber con antojo de chocolate o algo dulce; si necesita proteína, un plato de frijoles o alguna leguminosa te vendría bien.

He aquí 7 alimentos que tu cuerpo te pide cuando tiene una necesidad específica.

  • Cuando se te antoja arroz y frijoles, necesitas alimentar a tus músculos

La lisina y la metionia son aminoácidos que el cuerpo requiere para su funcionamiento, sin embargo, es incapaz de producirlos. Los frijoles tienen lisina; el maíz, trigo y arroz, metionina.

Desde el siglo pasado, un buena plato de frijoles con arroz se traducía en una buena fuente de nutrientes, y es así. Si quieres proteína (y más músculo), no dudes en comer un un tazón de Moros con cristianos.

 

  • Cuando se te antoja chile, necesitas refrescarte

Puede sonar extraño pero en realidad es lógico. La sudoración que provoca la capsaicina, principal componente  químico de los chiles, va de la mano con los climas calientes. Al sentir altas temperaturas, el cuerpo comienza a termoregularse por medio del sudor que provoca la picazón causada por la ingesta de chile.

 

  • Cuando se te antoja hielo, probablemente necesites hierro

Cuando te apetece masticar hielo, ¡cuidado!, puede ser anemia. El hierro es uno de los principales minerales que previenen la anemia, y no de los síntomas de esta enfermedad es la inflamación de lengua y boca. Cuando ansías llevarte a la boca un cubo de hilo puede ser para mitigar esta inflamación.

 

  • Cuando se te antoja un té de jengibre, tu corazón no está muy bien

Ya son conocidas sus bondades: quita el dolor de cabeza, calma la tos, suprime la náusea, entre otras cosas… Pero recientemente se descubrió que esta maravillosa raíz es capaz de reducir los coagulos en el corazón, bajar los niveles de colesterol y fortalecer los músculos cardiacos.

 

  • Cuando se te antoja cafeína, necesitas un analgésico

La combinación puede sonar explosiva y peligrosa, pero se ha comprobado que la cafeína potencia el efecto de los analgésicos. Además, se le atribuyen cualidades antidepresivas e incluso estimulantes del sueño, ¿se te antoja una humeante taza de café?

[io9]