¿Cómo evitar que millones de pájaros mueran estrellados contra los edificios?

Cada año mueren entre 100 millones y 100 mil millones de pájaros que se golpean contra un edificio. A la velocidad a la que vuelan, les es muy difícil distinguir el vidrio, se confunden por las superficies reflejantes de los edificios o se distraen por las luces de las ciudades.

Se estima que cada año mueren entre 100 millones y 100 mil millones de pájaros que se golpean contra una ventana. Los pájaros dispersan semillas y comen cientos de gusanos por lo que cada pájaro que muere por culpa de un edificio es una pérdida ecológica enorme.

Afortunadamente, cada vez más arquitectos y ornitólogos están diseñando ventanas y superficies que no confundan a las aves. Aquí hay algunos ejemplos.

Vidrios más seguros

Los edificios con espejos o superficies reflejantes son los más peligrosos para las aves: a la velocidad a la que vuelan les es muy difícil distinguir cuáles son los obstáculos reales o reflejados, por lo que muchos terminan estrellándose.

Este vidrio contiene unas líneas que reflejan la luz ultravioleta. Los pájaros ven perfectamente en ese rango, mientras que el ser humano apenas puede distinguirlo.

El único problema se presenta cuando el sol se oculta. Muchas de aves también migran de noche, y lo hacen en números enormes. Debido a las luces artificiales de la ciudad, los pájaros se desvían de su camino.

Señuelos

Si se colocan efigies de aves depredadoras como halcones o águilas, asustan a los pájaros más pequeños.

Superficies que sobresalen

Balcones, marcos de ventanas y otras superficies ayudan al ave a distinguir que hay un obstáculo en su camino.

Por el contrario, diseñar áreas verdes encerradas bajo un cerco de vidrio es mortal para los pájaros, pues tratarán de volar justo a través de los árboles, sin distinguir que existe una barrera.

Mejor iluminación

A los pájaros les atrae la luz, por lo que, al migrar, en lugar de volar en el cielo abierto y en áreas despejadas, se desvían hacia las grandes ciudades llenas de edificios. Luces automáticas o lámparas que sólo apuntan al suelo, reducirían las confusiones de las aves.

[NPR]



Los pájaros tienen brújulas en los ojos (y pueden ver los campos magnéticos)

Por fin, la respuesta a una pregunta que no había tenido respuesta: ¿cómo se orientan las aves?

Las aves son seres que nos han fascinado durante siglos. No sólo por esa sublime estética de apabullantes colores, formas y sonidos que las caracteriza, sino porque ellas pueden hacer algo que nosotros no: volar.

Esa capacidad –y la grácil manera como la realizan– nos ha inspirado a hacer todo tipo de artefactos para poder conquistar los cielos. Porque los desplazamientos y trayectorias que los pájaros constituyen una maravilla natural de milimétrica perfección. Su anatomía y plumaje es lo que los dota de la aerodinámica esencial –algo a lo que Charles Darwin dedicó horas de estudio– que, desde hace mucho tiempo, hemos buscado imitar.

Pero existe un misterio en torno a la habilidad de volar de estos seres, que es quizá el elemento más importante: ¿cómo se orientan?

pajaros-vuelo-orientacion-campos-magneticos

Hasta hace poco, se sabía que algunos pájaros –entre ellos, las palomas mensajeras– podían sentir los campos magnéticos de la tierra, es decir, tenían cierto grado de magnetorrecepción, que sin es duda mayor al nuestro.

La magnetorrecepción, se intuía, era posible en los pájaros debido a los cristales de magnetita –una suerte de imanes microscópicos– que debían de estar alojados en el citoplasma de las células. Esto parece ser así en otros animales, como las abejas. Pero una nueva investigación develó que el caso de los pájaros podría ser diferente al de cualquier otra especie.

Al parecer, los pájaros tienen brújulas en los ojos: pueden ver los campos magnéticos.

Según los nuevos hallazgos, esto podría deberse a una proteína llamada Cry4, alojada en la retina.

pajaros-vuelo-orientacion-campos-magneticos

Los hallazgos fueron realizados durante el desarrollo de dos estudios distintos. En uno se analizó al mirlo, y en otro al diamante cebra. La proteína ocular Cry 4 encontrada en sus ojos es parte de una clase de partículas fotorreceptoras y sensibles a la luz azul, que se encuentra tanto en plantas como en animales. Es parte de una clase proteica esencial que regula los ritmos circadianos.

Con esta proteína, los pájaros pueden detectar los campos magnéticos (verlos, en sentido metafórico). Así es como pueden orientarse a la hora de surcar los cielos.

Ya antes se había comprobado que la luz azul está relacionada con el sentido de orientación de los mirlos, lo que confirma que este sentido primordial proviene de la visión y, concretamente, es posibilitada por la proteína Cry4. Porque además, de acuerdo con los biólogos, esta proteína se mantiene estable, lo que la hace tener capacidades magnetorreceptivas, a diferencia de otras de su clase.

Adicionalmente se encontró que la proteína ocular se incrementa en los mirlos durante la migración, lo cual es una señal más de que este hallazgo de la biología podría ser la respuesta a cómo se orientan los pájaros, que apunta a que estos seres alados tienen, literalmente, brújulas en los ojos.



No puedes llamarte moderno al estilo Bauhaus si no tienes una de estas

El ebanista Douglas Barnhard adopta el estilo Bauhaus para ofrecerle a aves y cactáceas un lugar moderno para vivir.

El movimiento Bauhaus se convirtió en todo un referente internacional de la arquitectura, el arte y el diseño en el siglo XX. Ahora, el ebanista Douglas Barnhard ha adaptado este estilo para ofrecerle a las aves y las cactáceas un lugar moderno para habitar.

Estas casas, hechas a mano con materiales reutilizados, ofrecen una solución minimalista con estéticos exteriores inspirados en la arquitectura de maestros arquitectos del siglo XX como Frank Lloyd Wright y Joseph Eichler, todo ello mezclado con la rica cultura del skate y el surf en Santa Cruz, California, en donde vive Barnhard.

Douglas Barnhard
Douglas Barnhard

Tal como establece el movimiento Bauhaus, las creaciones de Barnhard son sinónimo de modernidad, colores primarios, nuevas concepciones del espacio y de la forma e integración de las artes.

Barnhard reutiliza nuez, bambú, teca y caoba en sus diseños, que se extienden a camas para perros y paneras. En concreto, las pajareras tienen paredes vivas y techos verdes plantados con suculentas.

moderno-al-estilo-bauhaus-casa-pajareras-douglas-barnhard Captura de pantalla 2018-06-12 a las 14.35.21
Douglas Barnhard
moderno-al-estilo-bauhaus-casa-pajareras-douglas-barnhard Captura de pantalla 2018-06-12 a las 14.35.07
Douglas Barnhard
moderno-al-estilo-bauhaus-casa-pajareras-douglas-barnhard 11791992_712766572163058_6808904014947498689_o
Douglas Barnhard

Algunos de sus diseños tienen largas tablas de surf apoyadas en sus cubiertas, un reflejo del tiempo que Barnhard pasó en Kauai. Explora la cuenta de Instagram de Barnhard e inspírate para tu siguiente creación al estilo Bauhaus.

moderno-al-estilo-bauhaus-casa-pajareras-douglas-barnhard 11791992_712766572163058_6808904014947498689_o
Douglas Barnhard
moderno-al-estilo-bauhaus-casa-pajareras-douglas-barnhard Captura de pantalla 2018-06-12 a las 14.34.40
Bauhaus
moderno-al-estilo-bauhaus-casa-pajareras-douglas-barnhard 11791992_712766572163058_6808904014947498689_o
Douglas Barnhard