Cámara submarina nada entre delfines (VIDEO)

Esto es lo que grabó una cámara submarina atada a la parte trasera de un bote que navegaba en Santa Cruz, California.

Se sabe que a los delfines les gusta acompañar a los navegantes, pues aprovechan los remolinos de agua de las hélices, pero cuando un grupo de pescadores sale a atrapar atunes en Santa Cruz, California, no espera encontrarse con una manada completa. Esto es lo que grabó la cámara submarina atada a la parte trasera del bote: delfines del Pacífico, de costados blancos.




Mira cómo esta mujer agrada a los tiburones (VIDEO)

Los tiburones la rodean como si fuese uno de ellos y para ella esta especie le es naturalmente familiar.

Pareciera como si algunos seres se atrajeran instintivamente con otros, como en una especie de ritmo armónico que los conecta. La experta en tiburones, Cristina Zenato, tiene este don; además de que ha estudiado a esta especie a fondo, su capacidad de conectar con los tiburones es notable: casi nata. 

En el siguiente video la experta explica el fenómeno de la inmovilidad tónica en los tiburones, un estado en el que el animal pareciera quedarse pasmado por hasta quince minutos; en este periodo de tiempo puede ser estimulado y tocado sin que reaccione. Zenato sabe cómo provocar esta fase, pero quizá lo más interesante de esta pieza es ver cómo esta chica pareciera atraer a los tiburones naturalmente. 

 



Las ballenas y delfines sienten placer y emiten pequeños gritos de felicidad

Nuevo hallazgo científico demuestra que los cetáceos liberan dopamina en momentos de placer y lo expresan en gritos de felicidad, al igual que los humanos.

De los cientos de estudios que se han hecho para comprender un poco del fascinante y metafísico mundo de los cetáceos, este es uno de los más gratos, y sus implicaciones son importantes. Publicado en el Diario de Biología experimental, el estudio encontró que los delfines emiten pequeños gritos que son genuinas expresiones de placer.

“Creemos haber descubierto que [el sonido] tiene contenido emocional”, apuntó el autor Sam Ridgway, presidente de la Fundación Nacional de Mamíferos Marinos. Aunque cualquier persona sensible o receptiva ya sabía que los delfines expresan el más jubiloso placer en ciertas ocasiones, el hecho de que se demuestre científicamente ayuda a entender, en parte, que tienen plena conciencia de su circunstancia, y que por supuesto también experimentan la contraparte del dolor y la angustia.

Nosotros los humanos, cuando gritamos de felicidad o placer hay un retraso de 100 a 200 milisegundos del momento del evento al momento del sonido feliz. Ello es porque el evento detona la liberación del compuesto dopamina en el cerebro.

Los científicos descubrieron que los delfines sienten el mismo placer que los humanos gracias a este retraso en su respuesta a un evento placentero; alrededor de 200 milisegundos en promedio. El mundo de los delfines y ballenas, entre más lo conocemos, más se parece al del ser humano e incluso rebasa algunos rasgos que la mayoría solo tenemos en potencia. Debemos considerar esto para su protección y aprecio.