Tutuma, el hombre que ha recolectado basura durante 7 años en la Isla de Pascua

Con el paso de los años, Francisco Picco, mejor conocido como Tutuma, se dio cuenta que el paraíso del que se había encariñado empezaba a destruirse por el número creciente de los desechos plásticos que llegaban a la isla , como una meta personal se dedico a recoger los residuos que llegaban a las costas.

Hace 15 años Francisco Picco, mejor conocido como Tutuma, llegó a la Isla de Pascua, Chile, proveniente de Francia para tomar unas cálidas vacaciones, pero nunca se fue. La razón fue una mujer local que se convirtió en su esposa y un nuevo ideal que no podía cambiar por otra cosa.

Con el paso de los años Tutuma se dio cuenta de que el paraíso del que se había encariñado empezaba a destruirse por el número creciente de los desechos plásticos que llegaban a las costas de las playas. La basura llegaba de todas partes del mundo arrastrada por las corrientes marítimas

Y en vez de mirar hacia otro lado, como muchas personas lo hacen, decidió limpiar las playas con la ayuda de su esposa.

Durante 7 años Tutuma se ha dedicado a recoger en la Isla de Pascua todo tipo de desechos, llantas, cajas, redes de pesca inservibles, botes de plástico, etc. Sin embargo, después de haber limpiado toneladas de materiales tóxicos que no sólo hicieron de la isla menos atractiva para los turistas, sino también una amenaza para la salud de la fauna y los lugareños, sus esfuerzos no han recibido suficiente reconocimiento y apoyo por las autoridades locales.

El municipio le paga un sueldo modesto por limpiar las playas un par de veces a la semana, y un hotel de la localidad le proporciona bolsas de basura grandes para colocar los residuos. Pero Tutuma dice que necesita a más personas que le ayuden y un transporte adecuado para hacer el trabajo.

El ambientalista dice que disfruta del ejercicio que hace durante sus jornadas de limpia en las playas de la Isla de Pascua y no puede salir de su conciencia que su trabajo beneficia a la comunidad y hace que en una parte del mundo las cosas están cambiando gracias a su trabajo solitario.

[Tree Huger]



Ya agotamos todos los recursos naturales renovables del 2018 (Estudio)

Ecologistas advierten que este 1o de agosto, la población mundial habrá consumido más recursos naturales de los que la Tierra puede regenerar en todo el año.

Todavía queda la mitad del año y ya le debemos al planeta lo que hemos agotado. Este miércoles 1 de agosto se acabaron todos los recursos naturales renovables que el planeta tenía para el 2018. La fecha más adelantada en 46 años, según un cálculo de Global Footprint Network, una ONG.

Para explicarlo mejor, esta ONG hace una analogía: es como si este año los seres humanos hubiéramos vivido de nuestro salario desde el 1o enero hasta el 1o de agosto (7 meses), pero a partir de entonces y hasta el 31 de diciembre nos veremos obligados a vivir a costa de romper nuestras alcancías y endeudarnos con nuestra tarjeta de crédito o pidiendo préstamos al banco.

agotan-recursos-renovables-2018-estudio 1

En un video compartido por Global Footprint Network, Nicolas Hulot, ministro de la Transición Ecológica y Solidaria de Francia, afirma:

Es decir, si quisiéramos darle el tiempo a la naturaleza de regenerar los recursos como el aire, el agua, los peces o los suelos agrícolas de calidad, deberíamos cambiar radicalmente nuestro consumo porque vivimos a crédito y corremos el riesgo de sufrir una escasez de recursos.

En el 2017, el Día de Sobrecapacidad (o Sobregiro) de la Tierra (Earth Overshoot Day) ocurrió el 2 de agosto, justo 1 día después de la fecha anunciada para el 2018. La fecha, que anteriormente se conocía como Día de la Deuda Ecológica, se estableció desde 1971. Ese año, la ONG lo marcó el 21 de diciembre.

 

¿Qué puedes hacer hoy para recorrer la deuda?

Actualmente, la humanidad utiliza los recursos equivalentes a 1.7 planetas y se estima que, para el 2020, la demanda a los ecosistemas de la Tierra excederá en un 75% lo que la naturaleza puede regenerar.

 

Consume menos carne (aplaza tu deuda 6 días)

Si los seres humanos reducen 50% del consumo de carne y reemplazan esas calorías con una dieta vegetariana, el Día de Sobrecapacidad de la Tierra se recorrería al menos 6 días. Comer menos carne puede ser la acción más certera contra la crisis ecológica (aquí te explicamos por qué).

agotan-recursos-renovables-2018-estudio 3

 

Energía renovable (aplaza tu deuda más de 3 meses)

Reducir al menos un 50% de los componentes de carbono podría recorrer 93 días (más de 3 meses) el Día de Sobrecapacidad de la Tierra. Puedes revisar el caso de Costa Rica, que pone el ejemplo y demuestra que reconectar a las sociedades modernas con la naturaleza es posible.

 

En las ciudades (aplaza tu deuda 12 días)

Si los seres humanos alrededor del mundo redujeran el uso de automóviles en un 50% y 1/3 de los tramos fueran ocupados por transporte público y el resto por bicicletas o peatones, se podría recorrer 12 días la deuda ambiental. Revisa el caso de Singapur, que conduce el futuro hacia una sociedad sin autos.

 

Debemos comenzar a hacer que los límites ecológicos sean fundamentales para nuestra toma de decisiones y utilizar el ingenio humano para encontrar nuevas formas de vivir bien, dentro de los límites de la Tierra.



Solvente come-plástico, ahora es posible gracias a estas dos estudiantes

Canadá, Miranda Wang y Jeanny Yao, desarrollaron un proceso que usa un solvente que primero disuelve el plástico y luego lo elimina con enzimas.

En la actualidad, usamos el plástico para muchísimas cosas; sin embargo, después de su uso, lo tiramos sin saber específicamente el lugar en donde termina. Sin darnos cuenta, termina en todos lados, principalmente en los océanos. Esto ha generado un impacto negativo en el planeta, afectando ecosistemas y estilo de vida de animales. Por ello, se ha reforzado la invitación a generar consciencia acerca de la contaminación en el planeta y fomentar las tres R’s ecológicas –reducir, reusar y reciclar–. 

Frente al problema de que el plástico no es un producto que se degrade en pocos años, las estudiantes Magee Secondary en Vancouver, Canadá, Miranda Wang y Jeanny Yao, desarrollaron un proceso que usa un solvente que primero disuelve el plástico y luego lo elimina con enzimas. En otras palabras, optimizaron el proceso de esta bacteria que come plástico –pftalatos–.  

Al analizar la bacteria en un río cerca de sus hogares, las estudiantes encontraron que la bacteria no sólo puede ser una solución para la contaminación del plástico, también que se trata de una puerta de oportunidades para descubrimientos inesperados. Pues, de acuerdo con un equipo de investigadores de Stanford University y Beihang University, la bacteria no sólo come plástico, también espuma de poliestireno. 

Ahora el objetivo de Wang y Yao es desarrollar un biodigestivo gigante que pueda vivir en un barco y que puedan comer y degradar el plástico en los océanos. Para ello, están lanzando una campaña llamada BioCellection, la cual espera crear un tanques digestivos móbiles que utilicen la bacteria en el campo.  

 

Más en Ecoosfera:

Científicos japoneses descubren bacteria que sólo come PET