Hallan crías de leopardo de las nieves en su hábitat natural (VIDEO)

El leopardo de las nieves es un felino del que se sabe poco, en Mongolia es conocido como el “fantasma de las montañas”.

Un grupo de investigadores de la Fundación Panthera ha encontrado por primera vez dos guaridas de leopardo de las nieves, con tres cachorros. El hallazgo fue realizado en las montañas Tost Uul, en Mongolia.

El leopardo de las nieves es un felino del que se sabe poco, en Mongolia es conocido como el “fantasma de las montañas”. Vive en terrenos inhóspitos entre las cordilleras de Asia Central, Rusia, Afganistán, Pakistán y algunas exrepúblicas soviéticas. Su hábitat natural está entre los 3 mil y los casi 7 mil metros sobre el nivel del mar, terrenos de difícil acceso que registran temperaturas extremas y una orografía abrupta.

Los investigaron dijeron que este hallazgo será de mucha importancia para saber como son los primeros años de vida de estos felinos y cuales son sus hábitos de reproducción en su hábitat. Mientas la madre de los cachorros salía de cacería los investigadores aprovecharon para insertarles un pequeño microchip que permitirá identificarlos en futuros encuentros.

Con esta información la Fundación Panthera, que se dedica a la conservación de los grandes felinos, pretende diseñar estrategias destinadas a preservar los hábitats y el modo de vida del leopardo de las nieves. Como muchos otros felinos, también está en peligro de extinción.



Deberán registrarse los perros y gatos mascotas en la Ciudad de México

Una nueva ley obligará el registro de mascotas, y la inserción de microchips inyectados, que contienen los datos de los animales y el dueño.

Las mascotas son alegría de muchos, y se convierten casi en parte de la familia. En países como México donde la mezquinidad con los animales se asoma en hábitos como las peleas de gallos, o las cada vez menos aceptadas corridas de toros, despaciosamente se va forjando una cultura de respeto a los animales.

Una nueva ley en la Ciudad de México “Ley de Protección a los animales”, además de sancionar a los comercios de mascotas que practiquen tratos crueles, ha sumado algunos ajustes que  buscan controlar el flujo mascotas en la ciudad. Los dueños de perros y gatos deberán registrar su animal ante la Secretaria de Salud D.F., e implantarles un micro chip con los datos, de la mascota, y su historial médico.

Los microchips se acoplarán con una vacuna. Si los propietarios abandonaran a sus mascotas, deberán pagar una multa equivalente a 96 dólares. La medida busca achicar la proliferación de perros y gatos callejeros, es una especie de artilugio que promueve la responsabilidad de los dueños. El registro deberá hacerse como parte del trámite en la compra de las mascotas, aunque no queda muy claro cómo se forzará a los dueños actuales a que consumen el registro.

La inserción de los microchips a los animales huele a un futuro de película algo siniestro, donde las autoridades mantienen un control absoluto sobre los individuos, aunque aparentemente el aparato no perjudica a los animales. Adoptar una mascota implica una responsabilidad vinculada a un tipo de lazo familiar: ellos son una decisión al igual que los hijos. Queda por verse si esta nueva ley cumple su cometido, pero la  atención en el tema, es ya un buen augurio.

 



¿Cómo certificar a los gatos para ser animales de terapia?

Si tu gato tiene el temperamento correcto y cumple con algunos requerimientos básicos puede ser un perfecto candidato para ayudar a los enfermos.

Acariciar y cargar a un gato puede tener un efecto positivo en tu salud. Estudios revelan que los felinos pueden reducir estrés y disminuir la presión arterial, e investigaciones hallaron que cuando estamos rodeados de mascotas se libera la hormona oxcitocina, que detona estados de felicidad.

Por resultados como este es que los gatos han sido escogidos como animales terapéuticos, llevándolos a hospitales, asilos de ancianos, escuelas e incluso prisiones. Pero ¿cómo que requerimientos debe cumplir un gato para ser animal para terapia?

En Estados Unidos existen varias asociaciones que certifican animales terapéuticos, Pet Partners y Love On a Leash son dos de las más grandes, pero algunas áreas fuera de Estados Unidos tienen organizaciones locales.

El primer paso para preparar a un gato para ser un animal de terapia es asegurarse que el felino esté cómodo con una correa y tenga todas sus vacunas. La mayoría tienen que tener una edad mínima para participar, casi siempre se pide que tengan al menos un año y que la persona que lo cuida lo conozca por al menos seis meses.

Se requiere también que las mascotas no estén alimentada con una dieta de proteína cruda (carne, pollo, pescado o huevo crudos), ya que esta dieta pone a personas con un sistema inmunológico débil en riesgo de infección.

Después debes considerar si tu gato tiene el temperamento correcto para trabajar con personas. El gato terapéutico ideal es aquel que es amistoso y no muestra agresión hacia personas o animales. El felino también debe sentirse cómodo con ruidos fuertes y situaciones impredecibles.

Una vez que la organización ha aceptado a tu gato, puedes comenzar el curso de entrenamiento ya sea en línea o en persona. Cuando el curso esté completado, ambos serán evaluados por un experto antes de hacer visitas supervisadas al lugar donde vayas a trabajar. Cuando termina este periodo de prueba, tu y tu gato pueden comenzar a tranquilizar a personas enfermas y solas. Si en el lugar donde vives no existe una organización así, puedes tratar de cumplir algunos de los requerimientos mencionados aquí y por ejemplo llevar a tu gato a visitar a tu abuelo o a algún amigo que esté pasando por momentos duros.

[MNN]