¿Cuáles son los países más eficientes en uso de energía?

Los resultados de esta evaluación indican que, si bien algunos países están haciendo un esfuerzo por mejorar su eficiencia en su uso de energía, sigue siendo poco para ayudar al medio ambiente.


A los países se les premia cuando instalan o inauguran un programa ecológico, aunque sigan consumiendo y contaminando a gran escala. Ahora, la ACEEE (The American Council for an Energy-Efficient Economy) evaluó a las 12 economías más poderosas para calcular qué tan eficiente es su uso de energía. Se plantearon 27 aspectos, incluyendo gasto de energía, leyes para construcciones residenciales y comerciales, intensidad de energía en el sector industrial o inversión al transporte público sobre rieles.

Los resultados, de más a menos eficiente: Reino Unido; Alemania; Italia; Japón; Francia; un empate entre la Unión Europea, Australia y China; Estados Unidos; Brasil; Canadá y Rusia.

Sí, la ACEEE es una organización estadounidense, por lo que dio una lista de recomendaciones para que mejorara la puntuación de su país. Algunos de esos tips fueron: aumentar el presupuesto para el transporte público, modernizar los rieles y asegurarse que las nuevas plantas fuesen altamente eficientes.

Las buenas noticias: en cada una de los 27 aspectos, al menos un país obtuvo una puntuación perfecta de 100 puntos. Las malas: ningún país obtuvo en promedio más de 67 puntos. La media entre todos fue de 54. Aunque muchos países claramente superan a otros, en promedio se está haciendo muy poco por el medio ambiente.



Una flor para la naturaleza: minas de carbón abandonadas serán ahora fuente de energías limpias

En una vuelta de tuerca asombrosa, minas abandonadas se transformarán en granjas de energía solar para suplir a la anticuada industria energética del carbón.

Las minas de carbón abandonadas están siendo transformadas en granjas de energía solar alrededor del mundo. En ellas –y en sus alrededores– se instalarán cientos de paneles fotovoltáicos, los cuales se beneficiarán de ventajas adicionales que la infraestructura de las minas les proveerán. Se trata de un gran salto hacia el cambio de mentalidad, que comienza por deconstruir la idea de los lugares que más contaminación ejercen en el planeta, como es el caso de las minas, y termina por dotar a estos espacios de un novedoso significado, que en esencia devuelve a las civilizaciones un concepto fundamental para la supervivencia: la sustentbilidad.

No deja de ser paradójico –y hasta cierto punto, poesía a partir de la decadencia–: de donde se extraía la materia prima del combustible más contaminante (la cual produce la menor cantidad de energía y la mayor cantidad de contaminación por kilogramo) se producirán ahora miles de watts de energías limpias.

minas-carbon-abandonadas-energia-renovable-granjas-solares-china

Países como China, Alemania y Gran Bretaña están realizando proyectos de granjas solares para reactivar los terrenos abandonados de las minas, donde no obstante el fin seguirá siendo el mismo: dotar de energía eléctrica a las ciudades. En Huainan, China, la más grande de estas nuevas granjas solares ha echado a andar, y se espera que para mayo de 2018 brindará electricidad a casi 100 mil hogares.

Alemania, que ocupa el tercer lugar en instalación de paneles fotovoltáicos en el mundo, también está trabajando para convertir una mina de carbón con medio siglo de historia en una planta de energía renovable. La planta alimentará 40,000 hogares con energía de paneles solares y turbinas eólicas. La mina de carbón, ubicada en el noroeste del país, se cerrará el próximo año para dar seguimiento a este proyecto sustentable. 

En Estados Unidos –que ocupa el cuarto lugar en instalación de estos mismos paneles–, Berkeley Energy Group planea convertir una mina a cielo abierto en una planta de energía solar que podría producir entre 50 y 100 MW de energía para 2018.

Así, estos países transforman las lúgubres minas abandonadas, aprovechando su profundidad y sus túneles para volverlos gigantescos dispositivos de almacenamiento para contener energía renovable.

Estas minas no dependen sólo de los días despejados

minas abandonas granjas solares carbon

La energía solar depende, sobra decirlo, del Sol. Pero las minas resultan una insospechada solución a la dependencia de éste para proveer electricidad, haciendo posible acumularla para brindar electricidad las 24 horas. Esto es gracias a que los profundos pozos de las minas serán aprovechados por plantas de bombeo hidráulico, lo que permitirá almacenar la energía recolectada por los paneles. En el caso de la granja solar de Huainan, se han instalado paneles fotovoltaicos flotantes en el lago artificial contiguo a la mina, lo que supone ventajas adicionales, como menor evaporación y un mantenimiento más sencillo, así como el la utilización de agua que de otra forma no podría reciclarse.

Aunque todavía en 2012 estaba en cuestionamiento si estos proyectos funcionarían, las iniciativas alemanas, chinas e inglesas han mostrado ser fructíferas. Muy pronto, estas granjas solares podrían reemplazar a toda producción contaminante de energía, como la del gas shale.

 

Un dato interesante es que, para 2022, se planea que las fuentes de energía renovable crezcan en un 43% en todo el mundo. Esto equivale a la mitad de capacidad energética necesaria para revertir el uso de carbón.

La industria de la energía solar está creciendo en todo el mundo, con esfuerzos paralelos de países como la India, donde se encuentra el parque solar más grande del planeta. Además, se sabe que ha crecido en un 50% desde principios de siglo hasta ahora, y se espera que crezca mucho más, con iniciativas como las de estas “minas solares” que, más allá del futuro favorable que le depara a cientos de ciudades, está  acordando con la naturaleza un propósito bellísimo, la sustentabilidad de todos los seres vivos. 

 



Estas son 5 ciudades sustentables de México

En México hay acción para conservar el medio ambiente, a través de políticas públicas verdes. Estas son 5 ciudades que se están involucrando.

La Organización de la Naciones Unidas (ONU) afirma que la población urbana creció 2,000 millones de habitantes en los últimos 40 años y se estima que para el 2030 incrementará 3,000 millones más, por lo que las zonas urbanas representarán 2 tercios de la población mundial. En China, por ejemplo, el 50% de su población habita en localidades urbanas y en la India cerca del 30%, por ello se han incrementado las acciones a nivel internacional para el desarrollo de ciudades sustentables.

De acuerdo con la organización civil panameña Ciudad del Saber, una ciudad sustentable es aquella que recupera y potencia su vida propia, y por tanto la de sus habitantes. Además, favorece la regeneración y el respeto de su entorno natural, mientras decide optar por acciones cuya misión sea la cohesión social, la educación para la paz y la integración cultural.

Con el fin de conocer el índice de sustentabilidad y competitividad de las ciudades de México, Banamex, el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), el Centro Mario Molina y el Instituto Mexicano de la Competitividad (Imco) han realizado un análisis exhaustivo en el último par de años titulado Índice de Ciudades Competitivas y Sustentables.

En el informe correspondiente al año pasado se analizaron 78 ciudades en 379 municipios, lo equivalente al 64% de la población nacional y el 83% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

En dicho informe, las ciudades con más de un millón de habitantes en México y su nivel de sustentabilidad quedan en 5 posiciones:

  1. Guadalajara se caracteriza por su sistema de monitoreo de aire. La Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) afirma que Guadalajara cumple al menos con 342 días al año con las normas de salud, sin embargo, aún debe intensificar sus acciones para el transporte colectivo y distribución de agua.

  2. Monterrey tiene a su favor la inversión en servicios públicos para el manejo de residuos sólidos y agua potable. De acuerdo al índice, tiene reforzar esfuerzos en la protección de sus mantos acuíferos y consumo energético.

  3. Puebla-Tlaxcala destaca por su consumo moderado de energía eléctrica por habitante, que es de 1.33 MWh.

  4. San Luis Potosí- Soledad se reporta el 69% de días con una calidad de aire superior a la norma de salud y un uso de energía cercano al 2.23 MWh por habitante.

  5. Valle de México que cuenta con más de 20 millones de habitantes y en algunas colonias se registran superficies de áreas verdes iguales o mayores a los 9 m² recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), sin embargo, el promedio de Ciudad de México es de sólo 5.3 m² de áreas verdes por habitante.

El objetivo del análisis de sustentabilidad sobre la operación de las principales ciudades mexicanas abre puertas a nuevas oportunidades para reforzar acciones institucionales y comunitarias a favor del cuidado ambiental y el desarrollo social. Para revisión del informe completo, puede ser consultado en la página oficial del IMCO: www.imco.org.mx.