Brasil 2014, el evento futbolístico más sustentable del mundo

Los trabajadores laboran a marchas forzadas para que todo quede listo para el mundial de fútbol Brasil 2014. Para ello, el Estadio Nacional de Brasilia está siendo modernizado con tecnología sustentable.

Ser sede de Juegos Olímpicos y de un Mundial de futbol no es tarea fácil. Y Brasil, en los próximos años tendrá que demostrar su verdadero potencial para poder organizar dos de los dos eventos deportivos más importantes a nivel mundial.

Debido a las características que exige el Mundial de futbol, El Estadio Nacional de Brasilia será renovado con tecnología 100% sustentable, misma que se utilizó para construir las sedes de los Juegos Olímpicos Londres 2012. (Si quieres conocer más de estás novedosas construcciones, sigue este enlace).

El estadio tendrá enormes paneles solares alineados en todo el techo, que proveerán más de 2.5 millones de MW a todo el lugar. Otro de los grandes beneficios que el máximo torneo del futbol trajo consigo a Brasil fue la plantación de más de 5000 árboles, que son la sustitución de 800 que fueron talados tras la ampliación del estadio.

Para reducir los grandes consumos de combustible, se instaló un sistema de reciclaje pluvial que ayudará de manera significativa a que el campo de futbol sea regado, y que toda el agua de lluvia sea utilizada en las necesidades principales del estadio.

Los eventos deportivos no sólo traen pasión y una importante derrama económica, también traen un importante desarrollo sustentable a las ciudades donde se celebran.

[INHABITAT]



Ir contra lo establecido llevó a este hombre a crear un bosque con 50,000 árboles

Antonio Vicente plantó, uno por uno, cada uno de los especímenes que hoy forman este bosque lluvioso tropical de cerca de 50,000 árboles en Brasil.

Mientras todos estaban emocionados por empezar un negocio agrícola, ¿a quién se le ocurriría desafiar esa certeza, ahorrar para comprar 30 hectáreas, dedicarse a plantar árboles y alimentarse con emparedados de plátano?

A Antonio Vicente.

Cuando empecé a plantar, la gente me decía: No vas a poder comer las semillas porque la planta tarda 20 años en dar frutos.

Cuenta Vicente, en UNA entrevista para la BBC.

antonio-vicente-bosque-tropical-sao-paulo _96063297_antoniovicentefirsttreeplantedgibbyzobel
BBC

En 1973, cuando tenía 40 años, Vicente compró un terreno a 200 kilómetros de Sao Paulo, Brasil, y no tenía ni un solo árbol.

Mientras todos sus vecinos despejaban la tierra para cultivar (el gobierno militar ofrecía facilidades de crédito para invertir en tecnología agrícola), él hacía todo lo contrario. Su idea era exactamente la opuesta.

Hoy su terreno tiene cerca de 50,000 árboles y consiguió crear un bosque lluvioso tropical que sirve como hogar para tucanes, todo tipo de aves, roedores, ardilllas, zarigüeyas y hasta jabalíes.

En un momento terminé viviendo bajo un árbol porque no podía pagar la renta. Me bañaba en el río y viví abajo del árbol rodeado de zorros y ratas. Juntando muchas hojas me hice una cama y dormía allí, pero nunca tuve hambre. Comía sándwiches de banana de desayuno, almuerzo y cena.

antonio-vicente-bosque-tropical-sao-paulo _96058532_antoniovicentegibbyzobel
BBC

Criado en una familia de campesinos, Vicente veía con preocupación cómo la expansión de los campos destruía los bosques y la flora y fauna local, y cómo la falta de árboles afectaba los recursos hídricos.

Yo pensé: el agua es valiosa, nadie fabrica agua y la población no deja de crecer. ¿Qué va a pasar? Nos quedaremos sin agua.

Gracias a su idea han regresado los cursos de agua; cuando compró el terreno sólo había una fuente, y actualmente hay alrededor de 20.

Video 360: entra en la selva que creó Antonio Vicente

Cuando tenía 14 años, Vicente se mudó a la ciudad, donde trabajó como herrero. Con lo que reunió pudo comprar 30 hectáreas en una región de montañas bajas, cerca de San Francisco Xavier, una localidad de aproximadamente 5,000 habitantes.

 

Antonio Vicente o la ventaja de ir en contra de la corriente

Vicente iba en contra de su tiempo y de lo que sucedía alrededor. Lo que aparentaba ser la mejor opción (invertir en agricultura), para él no resultaba lógica.

Y en efecto, durante los últimos 30 años en que reforestó su terreno, cerca de 18,300 hectáreas de bosque atlántico en Sao Paulo fueron deforestadas para dar lugar a la agricultura.

Según la Fundación Bosque Atlántico SOS y el Instituto Nacional de Brasil para la Investigación Espacial (INPE), el Bosque Atlántico cubría originalmente 69% del estado de Sao Paulo. Hoy en día, sólo queda el 14%.

antonio-vicente-bosque-tropical-sao-paulo _96063302_hi002750869
BBC

Y lamentablemente, el problema sigue avanzando. Entre agosto del 2015 y julio del 2016, por ejemplo, se destruyeron 8,000 hectáreas de selva.

Esto representa un 29% más que el año anterior y el nivel más elevado desde el 2008, según el INPE.

Habrá que empezar a ahorrar y aprender a hacer emparedados de plátano.



Así será el primer rascacielos hecho de madera (y es totalmente sustentable)

La compañía detrás de este proyecto se plantea que en un futuro las ciudades se conviertan en “bosques”.

La construcción de rascacielos lleva implícita la obsesión por hacerlos cada vez más altos, casi hasta donde la atmósfera ya no permite el desarrollo en la tierra. No obstante, diseñadores japoneses están inaugurando una nueva era de obsesiones arquitectónicas (ciertamente más sustentables), con la planeación del primer rascacielos hecho de madera.

Además de que tendrá una portentosa altura de casi 350 metros, este edificio (nombrado precisamente el W350), será construido bajo una amplia visión sustentable. La compañía Sumitomo Forestry, encargada de esta construcción, tiene casi tres siglos de experiencia, y se dedica tanto al manejo sustentable de bosques y ecosistemas, como a la producción de materiales de construcción naturales.

rascacielos-madera-edificio tokio-sustentable-arquitectura-ecologica

No sorprende por ello que este proyecto provenga del lejano oriente y de una compañía con una marcada política de sustentabilidad, cuyo espíritu es el de “no perseguir ganancias fáciles ni actuar imprudentemente”. Así, empezando por Tokio, que será sede de este proyecto, el rascacielos de madera espera ser un parteaguas en la construcción de ciudades más sustentables, con un espíritu más cercano a la naturaleza y un amplio uso de tecnologías eco-amigables. Esto, junto con otros esfuerzos que se hacen actualmente (como los edificios zero waste y los edificios que limpian el ambiente) puede realmente marcar una gran diferencia para la visión de las nuevas sociedades.

¿Por qué optar por madera?

El 90% de este edificio será de madera, con un 10% de metal para fortalecer la estructura y hacerlo seguro ante la constante actividad sísmica que presenta Tokio. Muchos de sus espacios, como los balcones, serán diseñados pensando en que los habitantes y trabajadores del edificio puedan disfrutar de la biodiversidad contenida en el propio edificio, mejorando su calidad de vida en términos personales.

rascacielos-madera-edificio tokio-sustentable-arquitectura-ecologica

La utilización de madera para este edificio hibrido significa un gran avance en arquitectura sustentable. Además de ser renovable (ya que Sumitomo Forestry se dedica también a la reforestación), su uso permite la generación de nuevos bosques, los cuales fijan mayores cantidades de CO2, el gas responsable de la contaminación atmosférica. Con su uso, también, se promueve la mitigación del cambio climático. Otras ventajas residen en que la transformación de este material requiere de un mínimo consumo energético, y que es completamente reciclable.

Lo malo es que tendremos que esperar hasta 2041 para ver este proyecto terminado. Pero puede ser que sea el comienzo de lo que Sumitomo Forestry llama el “cambio de ciudades a bosques.”

rascacielos-madera-edificio tokio-sustentable-arquitectura-ecologica

*Imágenes: Sumitomo Forestry