Aplicación permite calcular la cantidad de CO2 tras un viaje

Si quieres saber la cantidad aproximada de CO2 que se libera en un largo recorrido en auto o avión, esta aplicación te permite lograrlo, para que antes de viajar consideres qué es mejor para el medio ambiente.

El viaje ha terminado. De regreso a casa, las mejores (y peores) imágenes de la travesía recorren nuestra mente. Días de después se realizan cálculos para saber a cuánto asciende el costo del viaje de negocios o de las vacaciones, pero hay elementos que, por más importantes que sean, no son tomados en cuenta. ¿Has pensado qué cantidad de CO2 has dejado en tu último recorrido por el mundo?

Para saberlo, basta con que insertes en esta aplicación la cantidad de millas o kilómetros que recorriste, o recorrerás, para saber la cantidad de CO2 que impactará en la Tierra.

Poniendo la cifra en contexto:

Un árbol absorberá más de 650 kilos de dióxido de carbono durante su vida útil. Para un vuelo de Phoenix a Los Ángeles, se tendrían que plantar un árbol por pasajero para que el daño se redujera.

Una tonelada de CO2 se emite cuando:

. Viajas 2 mil kilómetros en un auto deportivo

. Viajas 3 mil kilómetros en un auto de tamaño promedio

. Viajas 3 mil 200 kilómetros en avión

Para contrarrestar una tonelada de CO2, podrías:

. Remplazar 500 focos de 100 watts por 18 focos ahorradores

. Reemplazar 145 camionetas por autos híbridos

La aplicación se encuentra disponible en este enlace.

[MNN]



Reducir los días laborales mejorará calidad de vida y del medio ambiente

Es posible reducir cantidades significativas de energía, emisiones de gases de efecto invernadero así como gastos médicos al disminuir los niveles de estrés, si se descansa un día más a la semana en la oficina.

¿Menos es más? Eso parece cuando se trata de los beneficios económicos, ecológicos y a la salud cuando se trabaja menos días a la semana y se tienen tres días para el fin de semana. De acuerdo con un artículo publicado en Scientific American, esta dinámica no sólo ahorra dinero, también reduce la contaminación y problemas de la salud. 

Para Lynn Peeples, autora del artículo, es posible reducir cantidades significativas de energía, emisiones de gases de efecto invernadero así como gastos médicos al disminuir los niveles de estrés, si se descansa un día más a la semana en la oficina.

La prueba contundente fue el equipo de gobernación del estado de Utah, en EE.UU., quien empezó a trabajar desde 2007 de lunes a jueves. Y en tan sólo los primeros diez meses, se ahorraron 1.8 millones de dólares en costos energéticos: “Si los empleados pasan 20 por ciento menos en el camino y los edificios de las oficinas sólo funcionan cuatro días a la semana, la energía y la congestión que nos ahorramos sería enorme.” Sin embargo, la iniciativa tuvo su fin en 2010, ya que los ciudadanos se quejaron de no tener acceso a los servicios del estado en viernes. 

Young Woman Enjoying the View

Pese a ello, los economistas David Rosnicks y Mark Weisbrot estimaron que esta dinámica pudo haber reducir la emisión de carbono en EE.UU. hasta un 3 por ciento, entre 1990 y 2002. De hecho, un reporte interino del gobierno de Utah, mostró que en su estado se redujo anualmente al menos 6 000 toneladas métricas de emisiones de dióxido de carbono. Por lo que, “si las reducciones de los gases de efecto invernadero por los desplazamientos están incluidas, entonces el estado revisaría la manera de reducir al menos 12 000 toneladas métricas de CO2 –el equivalente de 2 300 coches fuera del camino en un año–.

Además, de acuerdo con un estudio realizado en Suecia por la Sahlgrenska University Hospital, reducir un día laboral a la semana mejora la salud y productividad del empleado. De hecho, se observó que hubo una disminución considerable en enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2, así como un mayor balance en los ámbitos laborales, personales y familiares. Sin mencionar una latente sensación de felicidad. 

Si bien hay pros y contras frente a esta dinámica, la realidad es que de manera organizada, podría traer numerosos beneficios tanto al individuo como a la sociedad. 



La increíble historia de la bicicleta, el medio de transporte más ecológico del mundo

En 1813, el aristócrata alemán Karl Drais, presentó un artefacto construido con dos ruedas de madera y una silla de montar.

Sobre una silla de montar y dos ruedas, se presentó lo que hoy se considera la primera bicicleta en el mundo, un medio de transporte no contaminante que se ha convertido en todo un deporte de alto impacto.

En 1813, el aristócrata alemán Karl Drais, presentó un artefacto construido con dos ruedas de madera y una silla de montar, pesaba 20 kilogramos, se dirigía con un sistema rudimentario de manillar y el impulso se lograba con los pies. Fue bautizado como Draisine o hobby horse (caballos de batalla), ya que fue una alternativa a los caballos que transportaban carga.

Algunos aristócratas londinenses adquirieron este invento como un medio de transporte, sin embargo, años más tarde se prohibió su uso debido a que se consideraba un peligro para los peatones.

La bicicleta regresó al mercado en 1860 con el nombre de “velocípedo”, la cual contaba con un mecanismo de dos ruedas de acero, pedales y un sistema de engranaje. El alemán Karl Kech se atribuyó la invención, pero el francés Pierre Lattent fue quien consiguió la patente.

En Latinoamérica, la bicicleta tardó algunos años en llegar, pero poco a poco fue sustituyendo en algunas regiones a los caballos, burros y mulas como transporte. Incluso, se convirtió en una herramienta muy útil de trabajo para algunos oficios, como vendedores de pan, carteros y repartidores de periódicos.

bicicleta

A lo largo de los años, la bicicleta ha sufrido varios cambios, especialmente en el tamaño de las ruedas y los materiales para su fabricación. Al inicio de su comercialización era un artefacto caro, sin embargo, su producción masiva ha reducido los costos al público.

El nacimiento del ciclismo como un deporte popular se remite al 31 de mayo de 1868, cuando los hermanos Olivier se asociaron con la empresa fabricante Michaux para organizar una carrera de “velocípedos” en Saint Cloud, París. Se presentaron 7 ciclistas para recorrer 1,200 metros de distancia. El ganador fue el británico James Moore que hizo el recorrido en 3 minutos y 50 segundos. Años más tarde, el primer Tour de Francia se efectuaría en 1903 y contaría de un trayecto de 2,428 kilómetros.

Actualmente, la bicicleta es una opción de transporte ecoamigable, ya que no emite gases contaminantes y disminuye la presencia de vehículos en las calles, por lo que reduce congestionamientos viales. Además, montar en bici es una actividad física que trae consigo excelentes beneficios a la salud, como fortalecer el sistema cardiovascular, bajar de peso y reducir el estrés.

Te invitamos a rodar entre la naturaleza, ya que es una experiencia muy relajante y divertida.

 

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic