10 acciones contra la contaminación por plástico

Además de contribuir a mejorar la salud del planeta, estas acciones también ayudan a mejorar tu economía. Llévalas a cabo y seguramente obtendrás beneficios inmediatos y a largo plazo.

En la computadora, en el automóvil, en la casa, prácticamente en todo existe una mínima parte hecha de plástico. Aunque los medios de comunicación digan que todos los plásticos son reciclables, esto no es una completa certeza.

¿Es preocupante el tema del plástico en el planeta? Sí. Tan solo en los Estados Unidos, de las 30 millones de toneladas de residuos de este material que se produjeron, sólo un 7% fue reciclado. El resto de los desperdicios terminan en los océanos, en las playas, en los ríos y en las calles. De hecho, el llamado Parche de Basura del Pacífico esta constituido en su totalidad por restos de este material.

¿Qué hacer frente a este fenómeno que, poco a poco, perjudica al planeta?

Estos consejos son considerados sencillos y eficaces para el combate de este tremendo monstruo que merma poco a poco en la salud de nuestra madre Tierra.

1. Di no a los popotes desechables.

Puedes sustituirlo por uno reutilizable. Además de no fomentar la contaminación, existen muchos modelos que puedes escoger.

2. Utiliza una bolsa reciclable.

Cada minuto, en todo el mundo, son utilizadas 1 millón de bolsas. Dale frente a este número llevando a todas partes tu bolsa reutilizable.

3. Dile adiós a la goma de mascar.

En sus inicios era fabricada con materia prima natural biodegradable. Actualmente, los científicos desarrollaron un polímero comestible que, obviamente, es capaz de contaminar.

4. Compra en caja, no en botellas.

Principalmente los detergentes son empacados en ambas presentaciones. Opta por el de cartón.

5. Compra a granel.

Muchos granos y semillas son vendidas de este modo. Cuando vayas a adquirirlas, lleva tu bolsa reutilizable para que ahí lleves a casa.

6. Reusa contenedores.

Existe un gran número de alimentos que están empacados en frascos de cristal. Úsalos para almacenar futuros alimentos.

7. Trae tu contenedor.

Cuando vayas a comprar comida para llevar, niégate a que te la den en trastes desechables, en lugar de eso, opta por llevar tus propios contenedores.

8. Utiliza cerillos.

Desecha de una vez por todas los encendedores de plástico.

9. Desecha todos los cubiertos y platos desechables.

Si necesitas transportar lunch, lleva contigo cubiertos de tu casa y transporta tu comida en recipientes reutilizables.

10. Si tienes pequeños en casa, utiliza pañales de tela.

Gran parte del plastico contaminante proviene de esta fuente. Si no tienes tiempo de lavar, ¡organízate! Seguro con una adecuada estrategia lo lograrás.

[MNN]

 



Plástico fantasma en insospechados productos

Por si tenías dudas sobre la omnipresencia de este tóxico material, estos son 8 productos que contienen plástico invisible.

Hay plástico hasta en nosotros. Tan ubicuo es este material que ya se encuentra en el organismo de personas y animales: los pájaros que habitan las costas lo consumen en grandes cantidades, y mueren a consecuencia de ello. Nosotros lo ingerimos en microdosis, por ejemplo, cuando tomamos agua de botellas de plástico.

Pero no solamente. La razón de que nuestro estómago este lleno de microplásticos se encuentra en la cantidad de plástico que usamos. No solamente el uso individual que cada quien le da a este material sintético –el vaso para café, el agitador, el plato para el snack, los cubiertos, los popotes y un largo etcétera–, sino porque además todo eso termina en el océano.

que-productos-tienen-plastico-alternativas

Cada año se desechan 8 millones de toneladas de plástico en los océanos.

Toda esa basura plástica se transforma en microplásticos, los cuales terminan colándose a un ingrediente que permea nuestra dieta y que se recolecta en los mares: la sal. Es por eso que el plástico ha invadido incluso nuestro organismo.

 

Pero, ¿de dónde…?, ¿de dónde sale todo ese plástico?

No lo sabemos. ¡Realmente es algo sin precedentes! Pero lo importante para combatir el plástico con eficacia es que veamos más allá de lo evidente, porque este material se ha vuelto tan omnipresente que se esconde en insospechados productos.

Si te has planteado vivir una vida lo más libre posible de plástico, tienes que saber qué productos lo contienen.

que-productos-tienen-plastico-alternativas

Así que no sólo debes evitar el nocivo uso de empaques desechables –lo que ya se ha vuelto un poco obvio, porque además es lo menos sexy que existe–. También debes ser consciente –y hacer conciencia– sobre otros productos que lo contienen, e intentar en lo posible limitar su consumo o sustituirlo con ingenio.

 

8 insospechados productos que contienen plástico

1. Goma de mascar

que-productos-tienen-plastico-alternativas

Aunque, al parecer, en todas las culturas se han mascado gomas hechas a base de diversos ingredientes, el chicle como lo conocemos –o creemos conocerlo– es un invento maya. Originalmente, el chicle se hacia de la savia de árboles tropicales; tal era también el procedimiento del chicle que se comercializó en Estados Unidos a finales del siglo XIX: los famosos chicles Adams.

Pero ahora la base de la goma de mascar es el plástico sintético o polietileno, el cual es usado para hacer botellas y bolsas de plástico. Otra base es la goma xantana, un polisacárido microbiano. La razón de que se utilice plástico es porque es más económico usar ingredientes sintéticos.

Toda la goma de mascar tiene plástico, excepto algunas marcas orgánicas que la hacen a la manera tradicional, a partir de la savia de los árboles. Éstas son Spry, XyliChew y una mexicana, Chicza. Lo malo es que sus envases sí contienen plástico.

 

2. Ropa

que-productos-tienen-plastico-alternativas

Pocas cosas contaminan más que la industria de la moda. Por eso, cada vez más diseñadores se han volcado a la moda sustentable. Pero, si no te parece bastante que para la producción de ropa se consuman enormes cantidades de recursos –para una camiseta se ocupan hasta 2 mil litros de agua–, debes saber que además muchas prendas tienen plástico.

Y es que las principales fibras usadas en su manufactura, como las microfibras, el poliéster, el acrílico y el nylon están hechas de plástico. Esto hace de la ropa un material muy difícil de reciclar… y lo pero es que, aunque sea muy duradera, se le suelen dar pocos usos antes de tirarla, debido a las imposiciones de la moda. O quizá lo peor es que, aunque la conservemos durante toda su vida útil, cuando la lavamos arroja microplásticos al agua, mismos que terminan en el océano.

Si quieres combatir un poco esta problemática, encuentra nuevos usos para las prendas, y no te hagas esclavo de los designios de la moda. Y cuando compres ropa nueva, intenta encontrar la que esté hecha de fibras naturales y no sintéticas.

 

3. Latas

que-productos-tienen-plastico-alternativas

¿Qué no eran de aluminio? Sí. Pero también están recubiertas de una resina plástica epóxica, la cual evita que la bebida corroa el aluminio. Se trata de un material llamado bisfenol A, abreviado como BPA, y como suele ocurrir en la industria, es un material cuyos efectos sobre la salud se desconocen. No obstante, una exposición continua al BPA ha sido asociada a importantes problemas de salud, como presión sanguínea elevada.

Lo mejor es que evites por completo los productos enlatados, que siempre se pueden sustituir con opciones no enlatadas, y de paso, menos azucaradas o saladas. Por ejemplo, en lugar de atún enlatado, lo puedes consumir fresco, al igual que los frijoles. Y si te gustan las conservas, búscalas siempre en frascos de vidrio. En el caso de los refrescos, es mejor que no los tomes; pero si no te aguantas las ganas, tómalos en botellas de vidrio –aplica también para cervezas y otras bebidas alcohólicas–.

 

4. Brillantina

que-productos-tienen-plastico-alternativas

La brillantina no es sino microplástico puro. Y aunque se ve muy bonita en las manualidades, y en maquillaje es lo más fashion, este material tiene un impacto ecológico tan grave que la comunidad científica está promoviendo que se prohíba su uso.

Hay algunas alternativas ecológicas, como Eco Glitter Fun, que son biodegradables.

 

5. Exfoliantes

que-productos-tienen-plastico-alternativas

Otro producto con microplásticos. Éstos son precisamente los que hacen que el exfoliante sea un exfoliante y dejan tu piel radiante. Pero tienen el mismo efecto nocivo que la brillantina.

Lo mejor que puedes hacer es sustituir estos productos de belleza por opciones naturales. Por ejemplo, puedes hacer un delicioso exfoliante con aceite de coco y azúcar mascabado.

 

6. Bolsas de té

que-productos-tienen-plastico-alternativas

No hay cosa más terrible para los amantes del té que esta noticia. Pero es verdad: la mayoría de las inocentes bolsitas de té están selladas con polietileno, un plástico que resiste el calor. Además, gran parte del té viene en cajas empacadas en películas de plástico.

Una opción es tomar infusiones, pues algunas vienen empacadas en bolsas de papel. O mejor aún: cultiva tus propios tés.

 

7. Cartones Tetra Pak

que-productos-tienen-plastico-alternativas

Estos cartones, donde se empaca desde leche hasta salsa de tomate, no son sólo de cartón. Según consta en el propio sitio de Tetra Pack, están hechos de una combinación de cartón, capas de aluminio y polietileno, aunque no se especifica cuánta cantidad de éste último contienen. Este plástico es usado, como en el caso de las latas, para evitar que los líquidos corroan el empaque.

 

8. Filtros de cigarro

que-productos-tienen-plastico-alternativas

Los filtros, conocidos como colillas –aunque, curiosamente, este sustantivo es más utilizado cuando ya son basura–, no sólo son uno de los principales problemas ambientales en las ciudades por estar en todos lados. También son un peligroso desecho, pues están hechos de una fibra textil sintética llamada acetato de celulosa, un termoplástico que tarda 10 años en descomponerse.

La mejor opción es fumar cigarros liados con papel y sin filtro, o en pipa.

 

Y acá te dejamos un video sobre algunos productos de plástico que sin duda podemos reemplazar o dejar de usar



Vivir sin generar basura: nada es un desperdicio, todo se transforma

En tiempos de desechos masivos, existe una comunidad que propone lo opuesto: nada se desperdicia.

Imagina que el mínimo de basura que puedes generar durante 1 año quepa en este frasco:

zero waste-cero-desperdicio-consumo-responsable-sin-basura

Es posible, y de eso trata el Zero Waste (Cero desperdicio), una iniciativa que, más allá de acabar con el plástico, busca replantear el concepto de basura: nada es un desperdicio, todo se transforma. A partir de esta idea, cada vez son más aquellos que deciden replantearse su existencia y comenzar a reducir su basura a un pequeño frasco. Un verdadero logro para quienes buscan trascender desde dinámicas que impactan colectivamente. 

cero-desperdicio-consumo-responsable-zero-waste-sin-basura

En estos tiempos, en donde mucho de lo que se consume es desechable (servilletas de papel, móvil, envases de plástico, accesorios, entre otros), existe una comunidad que busca vivir a partir del principio opuesto: nada se desperdicia.

El movimiento Zero Waste cobra cada vez más fuerza y sentido en un mundo en el que, de acuerdo con el Banco Mundial, el nivel actual de residuos sólidos habrá aumentado en un 70% (de 1,300 millones de toneladas al año a 2,200 millones de toneladas) para el 2025.

zero waste-cero-desperdicio-consumo-responsable-sin-basura

Además de la iniciativa global, existe en cada país una necesidad de actuar para un futuro sustentable.

¿En qué consiste el Cero desperdicio?

Según la revista National Geographic, no se trata de que logres guardar toda tu basura en frascos, sino de que un frasco de máximo 500 mililitros sea suficiente para guardar toda la basura anual que no se pudo reutilizar, reciclar o renovar.

Muchas de las soluciones que propone el Cero Desperdicioson prácticas que eran comunes antes de la era de los plásticos y los productos desechables.

Ser Cero Desperdicio es pensar en servilletas de tela y pañuelos, vinagre y agua para limpiar, recipientes de vidrio o acero inoxidable para guardar las sobras y bolsas de tela para guardar alimentos.

cero-desperdicio-consumo-responsable-zero-waste-sin basura-

Soluciones similares de la vieja escuela, que no producen desperdicios y son más baratas a largo plazo.

Bolsas de tela

La revista Yorokobu pone un ejemplo: tu abuela seguro iba a la tienda con su bolsa de tela. Además, en lugar de comprarla, es probable que se la hubiera hecho ella misma con retales de tela.

 

Comprar a granel

Las legumbres se compraban a granel, al peso y presentadas en grandes sacos de arpillera. En este caso, los sacos incluso pueden ser de plástico porque, como se reutilizan y generan menos residuos que los paquetes pequeños, el costo ecológico no es tan grande.

zero waste-cero-desperdicio-consumo-responsable-sin-basura

Comercio justo y responsable

Cada vez son más las tiendas que se suman al movimiento Cero Desperdicio. En la Ciudad de México, existe una tienda que busca “fomentar una vida más sana y más responsable con el medioambiente (…) trayendo sus propios recipientes y bolsas reutilizables”.

Suena difícil, pero puede lograrse, mediante cambios en los hábitos cotidianos. Es así como la comunidad Cero Desperdicio está reduciendo radicalmente su producción de desechos, mientras viven vidas más plenas.

 

Agentes de cambio

zero waste-cero-desperdicio-consumo-responsable-sin-basura-
Laura Singer

Blogueras como Kathryn Kellogg y Laura Singer, son un ejemplo de personas que, en pocos años, han logrado reducir su basura de tal manera que sus desperdicios sólidos quepan en un frasco de 500 mililitros por año o dos años.

Kellogg aprendió de Lauren Singer de Nueva York, autora del blog Trash is for Tossers. Singer comenzó a reducir su huella de desechos cuando era una estudiante de estudios ambientales en el 2012 y ha convertido el Cero Desperdicio en una carrera que le permite compartir su experiencia a través de conferencias y consultorías.

 

Principios Cero desperdicio (en orden de importancia)

zero waste-cero-desperdicio-consumo-responsable-sin-basura

  • Rehusar. No compres cosas envueltas o con muchas envolturas.
  • Reducir. No compres cosas que no necesitas.
  • Reutilizar. No dejes de usar los artículos desgastados, o compra productos usados.
  • CompostaCasi el 80% de los desperdicios son orgánicos.
  • ReciclarRequiere un mayor esfuerzo, pero es mejor que permitir que las cosas se conviertan en basura.