Sorprendente planta hidroeléctrica también funciona como puente de paso

El diseño y la ecología cada día se abren más camino para que los gobiernos de las ciudades adopten este tipo de construcciones. Esta vez de trata de un puente hidroeléctrico que, además de servir como cruce, ofrece baños, cafetería, entre otras cosas.

Las plantas hidroeléctricas generalmente se instalan en ciudades de extensas dimensiones y en lugares fuera de las ciudades, como es el caso de la planta The Hoover en Phoenix y Las Vegas.

La firma polaca Dwawu examina la posibilidad de instalar una pequeña planta hidroeléctrica en zonas urbanas que no tengan alguna proyección de crecimiento, como Ámsterdam, por ejemplo.

The Turbine Bridge (La Turbina Puente) es el prototipo con que se pretende dar comienzo a este proyecto. Su diseño permite que la corriente de un río haga girar a la turbina a fin de que ésta produzca electricidad, misma que será suficiente para administrar de manera eficiente a los locales que se instalen dentro del puente, y quizá a unos cuantos negocios que lo rodeen.

El diseño del puente hace que los ciclistas y peatones tengan un lugar asignado para cada uno, por lo que sería de gran utilidad en países que pedaleen bastante.

[FASTCODESIGN]



Algunas técnicas de ecoconstrucción a prueba de todo sismo (y muy económicas)

Las construcciones ecosustentables también pueden mantenerte a salvo de un sismo. Y lo mejor de todo: tú mismo puedes crearlas.

No hay lugar donde necesitemos sentirnos más seguros que en el hogar. Pero muchas veces, ni siquiera nuestro nicho está exento de riesgos: así lo han demostrado los más recientes sismos, como los ocurridos en México e Irán, cuya magnitud superó los 7 grados Richter y que han dejado tragedia a su paso.

Pero ante estos movimientos telúricos podemos prevenirnos, literalmente, desde los cimientos. Existen muchas y muy variadas técnicas para hacer construcciones a prueba de sismos, muchas de las cuales, además, son ecológicas.

construcciones-prueba-sismos-ecologicas

Lo primero que tenemos que tomar en cuenta al hablar sobre estas construcciones y sus posibilidades es que lo más importante es la estructura, y es en lo que debemos enfocarnos. Porque las técnicas de construcción a prueba de sismos no son infalibles; pero si cuidamos que la configuración estructural sea la idónea (con componentes de dimensiones apropiadas y materiales resistentes), será mucho más segura que las construcciones convencionales.

Pero veamos qué más es necesario saber y cómo podemos prepararnos para hacer una ecoconstrucción a prueba de sismos, de manera fácil y sin gastar demasiado dinero.

 

Construcción a prueba de sismos: ¿qué hay que saber?

construcciones-prueba-sismos-ecologicas

Los expertos en construcción Arcus Global mencionan como principios de la “sismorresistencia” en estructuras los siguientes puntos:

Forma regular

La geometría de la edificación debe ser sencilla, pues las formas irregulares son más fácilmente sacudidas.

Bajo peso

Con una estructura liviana, la estructura tiene que aguantar menos fuerza durante un sismo. Los sismos mueven con mayor severidad los grandes pesos, que están más anclados al terreno.

Mayor rigidez

Una mayor rigidez en la estructura evitara deformidades. Esta se consigue a través de vigas y columnas estratégicamente colocadas.

Buena cimentación

Esto evitará que la aceleración horizontal de los sismos (el movimiento de lado a lado) perjudique la base de la estructura; más aún, si se cuenta con un suelo firme.

 

Materiales

Otro factor fundamental para que nuestra construcción sea a prueba de sismos es que usemos los materiales adecuados. Según recomienda Arcus Global, debemos evitar paredes de tapia de tierra, ladrillo o bloque sin refuerzo; también mencionan el adobe, pero está comprobado que puede ser un material de construcción a prueba de sismos si sabemos utilizarlo, además de uno muy sustentable que tú mismo puedes hacer.

Tras los recientes sismos en México, la red de especialistas Bio Reconstruye México ha ayudado a comunidades en los estados de Oaxaca y Chiapas, usando como material principal el adobe para crear construcciones sismorresistentes, “resilientes y sustentables”, como ellos mismos las describen.

Bio Reconstruye México compartió con Ecoosfera la infografía que te mostramos a continuación, la cual explica detalladamente el uso del adobe en una construcción a prueba de sismos, donde también se ocupa el bambú:

construcciones-prueba-sismos-ecologicas construcciones-prueba-sismos-ecologicas

Se trata de un material que puedes utilizar para hacer tu propia construcción, como también muestra el video realizado por la Universidad de El Salvador (a través del proyecto TAISHIN) que te compartimos aquí, donde explican paso a paso cómo hacerlo.

Construcción a prueba de sismos con adobe y bambú, paso a paso:

*Imágenes: Bio Reconstruye México



Por exceso de bicicletas, Amsterdam crea un estacionamiento acuático

La afortunada afloración de cada vez más bicicletas ha obligado a hacer uso de la imaginación.

En el uso de una bicicleta existe algo divertido que nos permite estar más alerta al entorno. Prestamos más atención a los sonidos, olores y sensaciones; inclusive, hasta cierto punto, a las calles que atravesamos en nuestra ciudad. Se trata de una sensación de libertad con múltiples beneficios en cuestión de la salud, el cuidado del medio ambiente y de la economía.

Sin embargo, en lugares como Amsterdam, el uso excesivo empieza a tener efectos un tanto negativos en su infraestructura. De acuerdo con Parool, un periódico local, Amsterdam tiene un exceso de bicicletas por lo que el gobierno ha tenido que crear un estacionamiento ciclista en una plataforma sobre el agua. Este sitio acuático planea contener a 7 000 bicicletas en el río IJ; aunque, para el 2030, el objetivo es llegar a 21 500.

Actualmente, el 57 por ciento de los ciudadanos que usan diariamente la bicicleta como medio de transporte. Sin embargo, las dimensiones de los estacionamientos ciclistas no se adecúan a las demandas de los habitantes de La Venecia del norte. Por consiguiente, el gobierno ha tenido que remover a más de 73 000 bicicletas de las calles, lo cual cuesta hasta cinco veces más que el costo de la liberación de la multa. La discrepancia tiene que ver con el descontrol de las bicicletas y el miedo de que aumente el precio de las multas, que podría provocar que, para evitar pagar el adeudo, las personas abandonen sus bicicletas confiscadas.

El exceso de bicicletas provoca el diseño único de una infraestructura, lo cual es un reto para mejorar la ciudad…