Atún radioactivo de Japón llega a costas de EEUU

Atún rojo contaminado con cesio emigra a costas de Estados Unidos, el problema es un efecto colateral del desastre en la planta radioactiva de Fukushima.

A más de un año del terremoto y los tsunamis que azotaron Japón, los daños aún persisten, al menos en el fondo del mar.

El impacto nuclear en el ambiente que trajeron estos fenómenos naturales, ha comenzado a presentarse en distintas partes del planeta.

En EEUU, científicos analizaron a una serie de ejemplares de atún rojo. En ellos fueron hallados restos de cesio, un compuesto radiactivo.

Lo preocupante para los científicos es que más de esta especie contaminada continúe su migración, como es obvio, a otras partes del mundo.

“Estábamos sorprendidos”, dice Nicholas Fisher, investigador que estudia la llegada del atún radiactivo a California.

A pesar de los rastros de cesio hallados en la especie, los científicos consideran que es apta para el consumo humano. Aún con esta declaración, el gobierno se ha mantenido en  alerta, previniendo a la población de consumir  atún rojo.

[TREEHUGGER]



La historia del hombre que desafía la radiación en Fukushima y alimenta a los animales abandonados

Decenas de especies rondan en el sitio en un absoluto abandono, pero este hombre ha hecho una conmovedora diferencia.

Luego del Tsunami, uno de los efectos más catastróficos fue el accidente nuclear de Fukushima. Miles debieron abandonar sus hogares en un radio de al menos 12.5 millas, y en tal abandono, no solo quedaron las casas y algunas pertenencias; también cientos de animales: desde mascotas comunes como perros o gatos; vacas de granja, hasta cerdos, venados y  avestruces, quedaron desprotegidas entre la radiación.

Pocas personas han pensado en estos animales desprotegidos, pero un ser particularmente inspirador por su conciencia, compromiso y valentía, el japonés de 55 años Naoto Matsumura, regresó al lugar desde el 2011 para alimentar a cientos de animales. 

Matsumara primero regresó a cuidar de sus mascotas, pero luego se percató de que no podía regresar y llevarse simplemente a sus animales, sino que miles se encontraban en la misma situación, e inclusive muchos vacas estaban muriendo de hambre encerradas en sus corrales. Por ello, lleva ya cuatro años haciendo un servicio que pone en riesgo su vida: alimentar a todas estas criaturas. 

El gobierno prohibió a Matsumara  que viviera en la zona, pero su caso omiso y compromiso con su causa es evidente. Para alimentar a los cientos de animales, este personaje recibe donaciones, y su vida se ha convertido en dar esta protección a esta naturaleza olvidada. 

Uno de sus argumentos para no temer a la radiación es que, según los expertos, si llegara a enfermarse, las complicaciones comenzarían en 30 o 40 años. Para él, es justo la edad (pues tiene 55) en que los problemas de salud suelen llegar naturalmente.

Aquí algunas inspiradoras fotos de lo que se ha convertido su vida:

 



¿Presagio de una mega erupción? Video registra inquietante huida de animales del Parque Yellowstone

Circula en Internet este video de bisontes alejándose del Parque Nacional de Yellowstone, en Estados Unidos, donde a principios de este año se analizó la posibilidad de que su súper volcán hiciera erupción.

Hace unos meses un equipo de la Universidad de Grenoble, en Francia, dio a conocer un estudio en el que se alertaba sobre la posibilidad de una erupción súper-volcánica en el Parque de Yellowstone, en Estados Unidos. El término se refiere a fenómenos geológicos capaces de, entre otros efectos, alterar el clima del planeta, tal y como sucedió hace 70 mil años, por ejemplo, cuando un súper-volcán hizo erupción y a causa de la ceniza liberada, la luz del Sol no llegó a la Tierra como era habitual durante 8 años y, como resultado, ocurrió un enfriamiento global de mil años.

En Yellowstone existe un súper-volcán que hizo erupción por última vez hace 600 mil años y, de acuerdo con las observaciones y mediciones que equipo dirigido por Jean-Philippe Perrillat realizó de la presión subterránea, parecía posible que el evento ocurriera pronto.

Ahora, algunos videos difundidos en blogs y redes sociales han causado cierta inquietud porque muestran a grupos de animales alejándose de Yellowstone. Desde tiempos remotos se ha notado que distintas especies de aves y mamíferos con cierta frecuencia “prevén” fenómenos como terremotos y erupciones volcánicas y, en consecuencia, se alejan del lugar a punto de ser afectado por el desastre.

Como antecedente cabe resaltar que el pasado 30 de marzo se registró un temblor de magnitud 4.8 en Yellowstone, el más potente de 1980.