Tecnocultivo: computadora ecológica en la que crece pasto

Con este pequeño cultivo podrás conjugar perfectamente la tecnología con la naturaleza, llevando a tu lugar de trabajo un toque de armonía.

Con tan sólo 10 dólares puedes armar un ordenador que, además de ofrecerte los beneficios de la tecnología, puede ser una excelente opción ecológica para purificar el aire de tu casa u oficina.

Gracias al calor del procesador y a su ingenioso diseño, esta computadora ecológica es capaz ayudar a que un pequeño cultivo de pasto crezca verde y sano. Lo único que necesitas es una computadora que tenga CPU de torre, una lámina pequeña de acrílico transparente, cuatro tubos de acrílico transparente, una lámina de plexiglass, un adhesivo resistente y, por supuesto, semillas de pasto.

El resultado es este tecnocultivo que resalta por su novedoso diseño que seguramente resaltará en el lugar que decidas ponerlo.

[TOTALGEEKDOME]



Google quiere ayudar a crear economías más sustentables y esta es su propuesta

Esta compañía plantea nuevas formas de habitar las ciudades desde formas económicamente sustentables.

Plantear otras alternativas para producir y desarrollarnos como sociedad es incluso un deber hoy día. Las revoluciones económicas —las industriales, y posteriormente la informática—, han implicado un gran progreso para la humanidad, pero también han conducido a la mayor crisis ambiental de la historia. De ahí que, si queremos sobrevivir aún de los mismos recursos naturales, el contexto producir, usar y tirar ya no resulta viable para el presente, y mucho menos para las nuevas generaciones; la cuestión es cambiar el sentido: reducir, rehusar y reciclar. 

En este sentido, vale la pena repensar la economía y las alternativas que existen para que la producción, la distribución y el consumo sean acciones menos depredadoras para el planeta. La compañía Google ha puesto el tema sobre la mesa, y ha planteado la necesidad de una “economía circular” que sustituya a la cadena económica actual.

economia-circular-alternativas-economicas-capitalismo-google-ciudades-sustentables

Kate Brandt, directora de sustentabilidad en Google, define a la gente detrás de esta compañía como “pensadores de sistemas”. Pero los colaboradores quieren ir más allá de la programación de algoritmos, y ayudar a plantear esta economía circular como una nueva forma de interacción y de movilidad urbana.

¿De qué se trata la economía circular?

Más de la mitad de la población vive actualmente en las ciudades, y el campo ha sufrido un abandono acelerado en casi todos los países del mundo. Para pensar la economía circular, debe partirse de esta situación si se quieren proponer soluciones a los problemas que acarrea la sobrepoblación urbana y el abandono del campo —que entre otras cosas implica una menor producción de cultivos e incluso una pérdida de soberanía alimentaria para las naciones, algo que pone en mayor riesgo a los países en vías de desarrollo—.

economia-circular-alternativas-economicas-capitalismo-google-ciudades-sustentables

Google plantea por eso construir la economía circular en las ciudades, como una suerte de proyecto colectivo donde no seamos consumidores pasivos, sino agentes activos en todo el proceso económico. Este tipo de economía se sustenta en una especie de resiliencia: en la necesidad de que todo lo que se use vuelva a integrarse de una manera u otra al círculo económico, el cual se ha ido complejizando e incluye actualmente procesos extractivos, de fabricación, de ensamblaje, de transporte y, sobre todo, de grandes desperdicios.

Algunos ejemplos (y por qué es importante)

Ciertamente ya hay algunos avances: los huertos urbanos son un elemento clave de este tipo de economía, en la cual se propone acortar distancias y tratar de producir todo en casa. Por supuesto, esto también implica que las empresas pongan de su parte, y que los procesos de producción estén orientados a proporcionar mercancías de alta calidad que duren el mayor tiempo posible y que puedan ser recicladas —contrario a la llamada “obsolescencia programada” que aplican algunas tramposas empresas—.  Por supuesto, eso implica también evitar consumos innecesarios de manera individual. Como algunos datos lo indican:

En el año 2000 había 700 millones de celulares
En 2015 superaban los 7 mil millones

 

economia-circular-alternativas-economicas-capitalismo-google-ciudades-sustentables

En esta producción subyacen toneladas de recursos naturales. Y con la tendencia de cambiar de celular cada año, esta cifra (y la de desperdicios) seguirá creciendo. Por eso el consumo responsable tiene un papel importante en la economía circular. Y los actores de cambio deben ser tanto los consumidores de un teléfono como las marcas que están promoviendo su consumo acelerado. 

Qué está haciendo Google

Google, en su funcionamiento interno, ya aplica algunas de las “leyes” de esta economía circular, mismas que incluyen la calidad de vida. Por eso, los edificios de sus domicilios alrededor del mundo están construidos con materiales que no son tóxicos, como sí lo es el asbesto, el cual ha tenido que ser reemplazado en cientos de ciudades, provocando un gasto gigantesco de recursos. Además, en una economía circular, las posibilidades que brinda la tecnología digital que Google genera pueden aprovecharse de maneras novedosas, por ejemplo, en apps que ayuden a calcular la comida en restaurantes y evitar desperdicios, como LeanPath, producida por Google e Ikea.

economia-circular-alternativas-economicas-capitalismo-google-ciudades-sustentables

Lo próximo que Google hará será que esta tecnología sea de más fácil acceso para más habitantes de las ciudades, y pondrá el ejemplo de distintas formas de economía circular, por ejemplo, en la construcción de edificios sustentables, y en el propio funcionamiento interno de su compañía, lo que implica

“construir principios en la fábrica de Google, en su infraestructura, sus operaciones y su cultura” 

Estos amplios objetivos que nos comparten en la página de la fundación aliada, Ellen Macarthur, buscan irradiarse más allá de los confines de Google como compañía, e impactar en los centros urbanos donde estén instalados. 

Sin embargo, se deben seguir planteando otros objetivos fundamentales, como la repoblación del campo, sin lo cual las ciudades no podrán sobrevivir de manera autónoma, ni siquiera bajo la economía circular. Pero al parecer, y con el papel fundamental que en esto juegan compañías como Google, vamos por buen camino.

Si quieres conocer un poco más, te recomendamos ver este pequeño video de 15 minutos:

 

¿Tú qué opinas?

 

*También en Ecoosfera: ¿Qué viene después del capitalismo? 5 esperanzadoras alternativas



Los mejores (y más sorpresivos) eco inventos de 2017

Estas invenciones demuestran que la tecnología puede estar al servicio del bienestar, la sustentabilidad y por supuesto la vida.

La humanidad ha empujado a los ecosistemas terrestres mucho más allá de sus capacidades para sostener la red de la vida. El consumo de recursos naturales está teniendo un impacto impresionante, no solo en la degradación de la tierra misma –o en la adaptación de las especies a estos terrenos inhóspitos–, también en la calidad de vida de los seres humanos. 

Si esto no te suena, quizás te haga falta ver este corto animado, donde se resume visualmente cómo hemos convertido en mercancía a la naturaleza. 

Para tener conciencia de que el cuidado del planeta importa, mas allá de una tendencia, hay que mirar la naturaleza como lo que verdaderamente es: parte de nosotros, y nosotros parte de ella. En aras de esta realidad, cada vez más estridente, científicos, diseñadores, empresarios y en suma, grandes visionarios de nuestra época, están haciendo loables cosas para, sino revertir el problema, mitigarlo. Es el caso de aquellos actores que estás contribuyendo a inventar productos de consumo ecológicos, sustentables y en suma a favor del bienestar humano y del planeta. 

Estas innovaciones tecnológicas sorprenden cada vez más y nos hacen replantear la realidad insostenible que hemos prolongado hasta hoy, pues si bien cierto, siempre existirán mejores y más saludables maneras para desarrollarnos como civilización. 

Algunas obras de ficción ya nos han alertado sobre los riesgos de usar la inteligencia artificial o abusar de los gadgets —basta pensar en la serie Black Mirror o en los libros de Orson Wells—. Pero los inventos no tienen que conducirnos a esas distopías. Así lo demuestran algunos eco-inventos y proyectos diseñados para usar la tecnología a favor de un futuro sostenible y más saludable, donde tecnología, naturaleza y seres humanos no se alejen de un espacio compartido.

Allá afuera hay muchas personas comprometidas a usar la tecnología de manera responsable. La revista Time y el periódico CNN han hecho una selección con los mejores inventos de este 2017. De ambas listas hemos elegido únicamente aquellos considerados “eco inventos”, que benefician al planeta, así como algunos diseñados para promover el bienestar y la calidad de vida:

Tesla Model 3, el primer auto eléctrico accesible

eco-inventos-lista-mejores-2017-tecnologia-sustentable

Los autos eléctricos se han presentado como una gran opción para transportarse sin contribuir al cambio climático, sobre todo aquellos impulsados por energía solar. No obstante, acarrean dos grandes problemas: su elevado precio y la limitada carga eléctrica. Este nuevo modelo de Tesla ofrece una carga de batería con la cual se pueden conducir distancias de más de 300 kilómetros sin preocuparse de recargar y, además, es el más barato de todos los coches eléctricos en existencia, con un costo de lanzamiento de 35 mil dólares.

Por eso su demanda ha crecido hasta las 1,800 órdenes por día, lo que nos hace pensar que muy pronto serán los autos eléctricos los que más circulen por las calles.

Granja oceánica de Green Wave, un criadero sustentable

eco-inventos-lista-mejores-2017-tecnologia-sustentable-2

Las granjas de acuicultura con diseños innovadores han sustituido poco a poco a los viejos métodos de pesca, que resultan por demás perjudiciales para los ecosistemas marinos y para la salud de los consumidores. Por eso Green Wave desarrolló una alternativa a pequeña escala que puede ayudar a los pescadores artesanales —que representan todavía un 50% del mercado global— a mantener su oficio de manera sustentable. Esto ayuda además a cubrir la demanda de alimentos sin seguir sobreexplotando mares o tierra.

 

Filtro para beber el agua del océano

eco-inventos-lista-mejores-2017-tecnologia-sustentable-4

Ya se han construido plantas de escala industrial para desalinizar el mar y hacer su agua bebible. El problema es su costo y el daño que causan al ambiente, al usar grandes cantidades de energía y dañar el ecosistema marino.

Pero el filtro de grafeno es un invento totalmente innovador. Desarrollado por investigadores de Gran Bretaña, el invento utiliza el cristal de carbono puro —también llamado el “material del futuro”— para filtrar la sal, usando muy poca energía. Esto puede ayudar a cubrir las demandas de agua bebible de muchos países donde ésta escasea.

Un drone que poliniza

Ya se ha visto en numerosas ocasiones cómo el drone, más allá de mostrarnos los paisajes desde otra perspectiva, está ayudando a combatir numerosos retos en torno al cambio climático. Hace no mucho se dio a conocer un proyecto que pretende reforestar la selva Amazonas utilizando el drone. Hoy, el drone también es una opción para polinizar las plantas.

Gran parte de lo que comes y bebes todos los días (manzanas, zanahorias, chocolate e incluso café) depende de la polinización, que permite que las plantas se reproduzcan. De hecho, alrededor del 75% de los cultivos del mundo se producen con la ayuda de polinizadores, como las abejas y las mariposas. Pero, debido a los estragos que está provocando el cambio climático, estos polarizadores naturales están desapareciendo y según la ONU es probable que enfrenten la extinción en algún momento no lejano. Con la esperanza de, no reemplazables sino ayudarles a hacer su trabajo, un grupo de investigadores científicos desarrolló un pequeño drone en forma de abeja, para contribuir a la polinización de las flores. 

Un avión que emite vapor de agua

avion que emite vapor de agua eco inventos 2017

Aunque es solo un prototipo que solo puede llevar a cuatro personas más el piloto, este avión está sentando las bases del transporte masivo eco sustentable. El avión funciona con una corriente eléctrica a partir de un suministro de hidrógeno y oxígeno, ayudado por una batería. Su única emisión es, sin más ni menos, vapor de agua. “Esta es la primera vez que alguien construye un avión que puede transportar a más de una persona y que es impulsado por hidrógeno”, advierte André Thess del Centro Aeroespacial Alemán (DLR), que ayudó a construir el avión.

 

*Plus:

Forward, clínicas que redefinen lo que es el “cuidado preventivo”

eco-inventos-lista-mejores-2017-tecnologia-sustentable-3

Si bien no se trata de una invención ecológica, este proyecto podría estar dotando de una mucho mejor calidad de vida a las personas. Como parte de los 25 inventos que la revista Time calificó como los mejores de 2017, se encuentra este proyecto de clínicas llamado Forward, que combina la idea de las clínicas con la idea del wellness que hay detrás de los gimnasios. Así se propone, por 149 dólares, tener acceso ilimitado a estudios genéticos, pruebas de sangre, visitas de rutina al médico de cabecera y planes de nutrición. La compañía se encuentra en San Francisco, y está pensando en abrir más sucursales para hacer del cuidado del cuerpo algo integral y más completo, sin que esté disociado del cuidado médico.