Recyclebank: aplicación premia a cambio de no usar transportes contaminantes

La Oficina de Transportes de Londres en asociación con Recyclebank, crean aplicación que premia a los usuarios que caminen a cambio de utilizar automóvil o algún otro transporte contaminante. Con esta aplicación se pretende mejorar la calidad del aire durante los juegos olímpicos.

Los juegos olímpicos de verano se aproximan. Por ello, la Oficina de Transporte de Londres y Recyclebank, empresa dedicada a incentivar a las hogares que reciclen basura, se han unido para crear una aplicación para iphone llamada Re:Ruote. Ésta registra los movimientos de los usuarios, y quienes caminen o utilicen más la bicicleta serán premiados con puntos que podrán utilizar en cines, teatros y tiendas departamentales. Las personas que utilicen frecuentemente la aplicación, podrían llegar a obtener hasta 250 libras al año.

La iniciativa es parte de una campaña organizada por la Oficina de Transporte de Londres que busca promover el uso del transporte público, el uso de la bicicleta y demás transportes no contaminantes. Se espera que con esta iniciativa se reduzcan de manera importante las emisiones de CO2 durante los juegos Olímpicos, y así también se apoye a que los deportistas se desempeñen mejor durante la justa deportiva.



La increíble historia de la bicicleta, el medio de transporte más ecológico del mundo

En 1813, el aristócrata alemán Karl Drais, presentó un artefacto construido con dos ruedas de madera y una silla de montar.

Sobre una silla de montar y dos ruedas, se presentó lo que hoy se considera la primera bicicleta en el mundo, un medio de transporte no contaminante que se ha convertido en todo un deporte de alto impacto.

En 1813, el aristócrata alemán Karl Drais, presentó un artefacto construido con dos ruedas de madera y una silla de montar, pesaba 20 kilogramos, se dirigía con un sistema rudimentario de manillar y el impulso se lograba con los pies. Fue bautizado como Draisine o hobby horse (caballos de batalla), ya que fue una alternativa a los caballos que transportaban carga.

Algunos aristócratas londinenses adquirieron este invento como un medio de transporte, sin embargo, años más tarde se prohibió su uso debido a que se consideraba un peligro para los peatones.

La bicicleta regresó al mercado en 1860 con el nombre de “velocípedo”, la cual contaba con un mecanismo de dos ruedas de acero, pedales y un sistema de engranaje. El alemán Karl Kech se atribuyó la invención, pero el francés Pierre Lattent fue quien consiguió la patente.

En Latinoamérica, la bicicleta tardó algunos años en llegar, pero poco a poco fue sustituyendo en algunas regiones a los caballos, burros y mulas como transporte. Incluso, se convirtió en una herramienta muy útil de trabajo para algunos oficios, como vendedores de pan, carteros y repartidores de periódicos.

bicicleta

A lo largo de los años, la bicicleta ha sufrido varios cambios, especialmente en el tamaño de las ruedas y los materiales para su fabricación. Al inicio de su comercialización era un artefacto caro, sin embargo, su producción masiva ha reducido los costos al público.

El nacimiento del ciclismo como un deporte popular se remite al 31 de mayo de 1868, cuando los hermanos Olivier se asociaron con la empresa fabricante Michaux para organizar una carrera de “velocípedos” en Saint Cloud, París. Se presentaron 7 ciclistas para recorrer 1,200 metros de distancia. El ganador fue el británico James Moore que hizo el recorrido en 3 minutos y 50 segundos. Años más tarde, el primer Tour de Francia se efectuaría en 1903 y contaría de un trayecto de 2,428 kilómetros.

Actualmente, la bicicleta es una opción de transporte ecoamigable, ya que no emite gases contaminantes y disminuye la presencia de vehículos en las calles, por lo que reduce congestionamientos viales. Además, montar en bici es una actividad física que trae consigo excelentes beneficios a la salud, como fortalecer el sistema cardiovascular, bajar de peso y reducir el estrés.

Te invitamos a rodar entre la naturaleza, ya que es una experiencia muy relajante y divertida.

 

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Go Pure, la app que ubica restaurantes saludables y eco-amigables

Si estás interesado en ir más allá del precio y el sabor para elegir un buen restaurante, existen un sitio y una app que te proveran con valiosa información.

Afortunadamente cada día existe mayor interés por saber de dónde viene lo que comemos, cómo fue procesado y quién lo produce. Hace unos años, después del “boom” de información sobre los procesos industriales de producción alimenticia, se popularizó una marcada disposición hacia una vida sana, ligada a una explícita conciencia que busca el bienestar del ser humano y del entorno que habitamos.

“Go Pure” es un sitio web y una aplicación móvil que rankea los restaurantes más saludables y amables con el ambiente –por medio de un cuestionario de 45 preguntas cuyas respuestas determinan el lugar de cada negocio dentro del índice general–. En su base de datos se encuentran calificaciones para ciudades estadounidenses como Los Ángeles, Nueva York, Seattle, Portland y San Francisco. Los restaurantes que no están en sus datos pueden solicitarlo. Además, personas que consumieron en alguno de los sitios pueden hacer recomendaciones a los dueños del sitio. A pesar de que por ahora esta red de información solo está disponible para lugares de Estados Unidos, sin duda estamos ante un fenómeno que, por su tangible utilidad, eventualmente cruzará fronteras y evolucionará hacia una base de datos globalizada.

Apenas hace un par de décadas comenzamos a preguntarnos qué tan calóricos resultaban los alimentos. Hoy buscamos ir mucho más allá, motivados por razones que rebasan la vanidad e incluso la salud personal: se trata de un cuestionamiento más profundo, provocado por la búsqueda de una congruencia entre nuestros actos y el bienestar compartido.