Un equipo de investigadores de la Universidad de Boston confirmó que las tortugas, increíblemente, tiene una relación evolutiva más directa y estrecha con los cocodrilos y las aves, que con, como se suele pensar, los lagartos, serpientes y tuataras.

Nick Crawford, investigador en biología, llegó a esta conclusión luego de analizar distintas regiones de los genomas de cada animal.

El estudio es el primero en analizar la escala genómica frente a la posición filogenética de las tortugas, usando más de 1000 loci de una gran cantidad de linajes de distintos reptiles.

Estudios anteriores de los rasgos morfológicos posicionan a las tortugas como la base de los reptiles, junto con los lagartos, serpientes y tuátaras, mientras análisis moleculares relacionan a las tortugas con los cocodrilos y las aves.

El estudio realizado por la Universidad de Boston es el primero en poder ordenar, de acuerdo a su información genética, de manera correcta a las tortugas en todo el enorme campo de la familia de reptiles y aves.

[SCIENCEDAILY]