10 productos manufacturados bajo explotación infantil que seguramente consumes

El Departamento de Trabajo de EUA publicó una lista con 128 bienes que generalmente son producidos mediante explotación infantil

La explotación infantil es uno de los crímenes más comunes dentro del mercado laboral alrededor del mundo, en especial en países donde los marcos legales son flexibles o poco vigilados. El gran problema, además de la ilegalidad, es que cientos de productores industriales se benefician de las condiciones de marginación para explotar a infantes con largas jornadas laborales y sueldos miserables, Pero además de la mano con la explotación laboral de los niños comúnmente se ligan otras prácticas como el tráfico de drogas, las redes de prostitución infantil, y el maltrato físico. Se calcula que actualmente existen por lo menos 115 millones de niños que son forzados a trabajar en condiciones poco justas.

Ecoosfera te presenta 10 de los bienes utilizados con mayor frecuencia alrededor del mundo y que muy probablemente su producción lleve implícita la explotación infantil. Y a pesar de que no será fácil vivir sin ellos, el hecho de que una mayor porción de la población este consiente de esto y comience a cuestionar o incluso a exigir a los productores o distribuidores de estos bienes el que cumplan con las leyes laborales y respeten a los niños, seguramente favorecerá a crear un entorno menos propicio para que se repliquen estas prácticas.

Todos estos productos se producen, en su mayoría, en países que constantemente recurren a la explotación infantil dentro del ámbito laboral:

Caña de azúcar (Belize, Bolivia, Brasil, Colombia, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Kenya, México, Pakistán, Panamá, Filipinas, Tailandia y Uganda

Tabaco (México, Argentina, Kenia, Brasil, Indonesia, Uganda, Kazajstán, Kenia, Líbano, Malawi, Mozambique, Nicaragua, Filipinas, Tanzania, y Zambia)

Tabiques (Afganistán, Argentina, Bangladesh, Brasil, Burma, Cambodia, China, Ecuador, India, Nepal, North Corea, Pakistán, Perú, Uganda y Colombia.)

Café (Colombia, Costa de Marfil, Guatemala, Guinea, Honduras, El Salvador, Kenia, México, Nicaragua, Panamá, Tanzania y Uganda.)

Cocoa (Costa de Marfil, Camerún, Ghana, Nigeria, Guinea)

Arroz (Brasil, Burma, República Dominicana, India, Kenya, Mali, Filipinas y Uganda).

Accesorios (Argentina, China, India, Jordan, Malasia y Tailandia.)

Diamantes (Angola, República Democrática del Congo, Guinea, Liberia, Sierra Leona y Zimbabwe.)

Carbón (China, Colombia, Mongolia, North Corea, Pakistán y Ucrania.)

Algodón (Argentina, Azerbaijan, Benin, Brasil, Burkina Faso, China, Egipto, Kazakhstan, Pakistán, Paraguay, Tajikistan, Turquía, Turkmenistan, Uzbekistan y Zambia.)

[Huffington Post]



“La Ruche qui dit oui”, el modelo de comercio justo que está revolucionando las compras en Francia

El proyecto trata que los productores locales puedan relacionarse directamente con los consumidores, de modo que estos últimos realicen las compras por internet y las recojan después.

Nos encontramos en constante cambio evolutivo, tratando de adaptarnos a las transformaciones de nuestro medio ambiente para vivir en prosperidad y alegría. En ocasiones debemos realizar reajustes personales; en otras, metamorfosis a escalas sociales para continuar en el proceso de aprendizaje.

Desde la tolerancia a temas anteriormente considerados como tabú, hasta la introducción del internet a nuestras vidas. Cada transformación implica una capacidad de adaptabilidad e incluso de éxito. Como por ejemplo, La Ruche qui dit oui (La Colmena que dice sí), plataforma  francesa de internet que relaciona de manera directa a los productores y consumidores.  

El proyecto trata que los productores locales puedan relacionarse directamente con los consumidores, de modo que estos últimos realicen las compras por internet y las recojan después en la bodega de La Ruche qui dit oui.

Les compartimos un video por si les interesa saber más acerca de esta distinguida colmena:

*Para ver el video con subtítulos en español, dale click a la cajita “CC” ubicada a la derecha inferior del video.

 



FairPhone: combatiendo los estragos del desperdicio electrónico

Bas Van Abel se ha preocupado por crear un celular cuya fabricación rompa con la cadena de suministros de la industria electrónica, que contribuye a la contaminación ambiental.

celular

La rapidez con la que reemplazamos nuestros celulares contribuye enormemente a la contaminación ambiental. Además las compañías que fabrican celulares adquieren materiales de empresas que contribuyen a la explotación infantil o de minas africanas cuyos inversionistas son comerciantes de la industria bélica.

El reciclaje del desperdicio electrónico tal como lo hacen algunas compañías, implica procesos que contaminan el ambiente y ponen en peligro a los trabajadores que lo llevan a cabo, quienes además son mal pagados.

Por esto Bas Van Abel, cuya compañía se encuentra en Ámsterdam, ha creado un nuevo celular llamado FairPhone.

La compañía que fabricará el FairPhone obtiene minerales de manera no lucrativa, recicla, y dirige las ganancias a causas sociales. Para la construcción de los teléfonos escoge fábricas en China que tengan estándares de trabajo asignados por Labor Voices, una organización que busca condiciones de trabajo justas.

Van Abel cree que si como consumidor no puedes inspeccionar un producto, no eres dueño de éste. Entonces, a diferencia de los otros teléfonos, el FairPhone se podrá abrir fácilmente para cambiar sus piezas o reciclarlas. Tendrá tornillos normales y su batería podrá reemplazarse y también se le podrá expandir la memoria. Se regirá con sistema operativo Android.

El FairPhone no será un teléfono que revolucione la tecnología, pero será mejor que “suficientemente bueno”. La única diferencia radical entre un FairPhone y un iPhone será la capacidad de gráficas.

Van Abel ve en el dispositivo el portador de una ideología en la que los usuarios se preocupan por las conexiones entre la producción y el consumo. Y con esto, la oportunidad de cambiar para bien las relaciones entre vendedores, consumidores, diseñadores y proveedores.

[Co.Exist]