Fumar pone en riesgo tu ADN en solo 15 minutos

Cuando un fumador habitual absorbe el humo de un cigarrillo en solo 15 minutos su cuerpo produce químicos que pueden afectar directamente su composición genética

Investigadores de la Universidad de Minnesota han descubierto una nueva y convincente razón para dejar de fumar (por si acaso no fueran suficientes las ya conocidas). Se trata de un químico que producen los fumadores a los pocos minutos de inhalar el humo del tabaco, y que puede producir daños significativos a su estructura genética y eventualmente desoblarse en cáncer.

Se trata de de una sustancia presente en el humo del tabaco conocida como hidrocarbonos policíclicos aromáticos (Polycyclic Aromatic hydrocarbons o PAHs) que representan uno de los principales causantes del cáncer pulmonar. Al introducirse en el cuerpo del fumador permite la formación de matebolitos que reaccionan con el ADN para producir mutaciones que pueden derivar en tumores cancerígenos.

Tras examinar a 12 voluntarios, todos fumadores habituales, los científicos confirmaron que la concentración de metabolitos se intensifica solo 15 minutos después de que se ha producido la inhalación del humo de un cigarrillo, fenómeno que sugiere que el fumar podría afectar los genes pocos minutos después de la primera fumada.

[New Scientist]



Países con más fumadores en el mundo

Descubre las cifras del tabaquismo alrededor del mundo.

tabaquismo1

Los países con mayor población de fumadores se encuentran en Europa oriental; Serbia, Bulgaria, Grecia y Rusia encabezan la lista, ya que consumen más de 2 mil cigarros por persona anualmente.

En Noruega, Australia y Gran Bretaña los precios del tabaco son los más elevado. Para un noruego, una cajetilla de Marlboros cuesta más de $15 dls ya que el gobierno ha aumentado considerablemente los impuestos sobre el tabaco con el objetivo de disminuir el consumo.

La gente en las naciones más pobres tiende a fumar mucho menos; Camerún, Chad y Etiopía son los países con  los grupos más reducidos de fumadores.

Estudios han demostrado que mientras fumar es menos popular en países con grandes ingresos, el consumo de tabaco se ha elevado en países con ingresos medianos o pequeños, particularmente entre hombres con un status económico bajo.

En Rusia 40% de la población es fumadora y el gobierno acaba de prohibir fumar en lugares públicos. En este país, durante los 90, la escasez de cigarros detonó algunas revueltas.

En Estados Unidos 19% de la población es fumadora, mientras que en Europa ocurre lo mismo con 29% de la población, donde el tabaquismo es la principal causa de muerte y enfermedad.

En Europa, en 2011 se lanzó una campaña contra el tabaquismo, que apelaba más a la vanidad de los fumadores que a su salud, prometiendo: “Los ex-fumadores se ven mejor, huelen mejor, se sienten mejor y tienen más dinero.”

Un análisis hecho en 2011 encontró que los anuncios que muestran los impactos negativos en la salud causados por el tabaco son los más efectivos para que la gente renuncie a éste.

El incremento del precio del tabaco también orilla a algunos a abandonarlo; por cada 10% que aumenta, de 2.5 a 5% de los fumadores dejan el hábito. Tal vez no sea mala idea que los impuestos sobre este vicio se eleven en todos los países.

[The Atlantic]