80% de los antibióticos en EUA terminan como alimento para animales de granja

¿Sabías que el 80% de los antibióticos que se producen en Estados Unidos terminan en tu estómago como alimento?

Una escalofriante estadística nos dice que el 80% de las masiva producción de antibióticos en Estados Unidos es destinado para alimentar animales de granja, o en otras palabras, termina en tu estomago disfrazado de alimento. El dato revelado tras un análisis realizado por el Center for a Livable Future muestra un 10% de aumento frente al último estudio de este tipo que se llevó a cabo por la Union of Concerned Scientists en al 2000, y que concluyó que el 70% de los antibióticos terminaban como parte del alimento de animales que eventualmente no alimentarían a nosotros.

De acuerdo con la enmienda sobre el Animal Drug User Fee Act, publicada en 2008, por primera vez el organismo que regula la alimentación en suelo estadounidense, la FDA, hizo pública hace unas pocas semanas la cantidad de medicinas anti microbiales que son distribuidas para utilizarse en alimento de animales. Gracias a esta información hoy sabemos que en 2009 de distribuyeron 13,100 millones de kilos de antibióticos entre animales, en comparación con los 3.3 millones de kilos que se destinaron para medicina en personas.

Lo anterior resulta alarmante si consideramos que una buena porción del alimento que se produce en Estados Unidos es exportado a decenas de países alrededor del mundo. Y esta sobredósis de antibióticos que ingerimos disfrazado de alimento seguramente podría explicar varios de los males que actualmente e registran en cuestiones de salud.

via Treehugger




Conoce las marcas de comida rápida cuya carne contiene más antibióticos

El problema del uso de antibióticos en la comida es que crea una resistencia a los antibióticos en general, provocando el desarrollo de superbacterias resistentes a los medicamentos.

Chain Reaction, traducido al español como Reacción de cadena, realizó un informe sobre la calidad de la carne de vaca y de pollo en cadenas restauranteras de corte internacional. Como resultado, este análisis identificó al menos a 25 restaurantes con evaluaciones negativas pues el tipo de carne que usan para sus alimentos contienen altas dosis de antibióticos.

Starbucks, Papa John’s, KFC, Subway, Burger King, Pizza Hut, son sólo algunas de las compañías que su evaluación fue negativa pues registraron un uso alarmante de antibióticos en sus carnes. A continuación te compartimos el infográfico con la lista de las empresas que recibieron también una evaluación negativa:

chain-restaurants-antibiotics.jpg.838x0_q80

 

El problema del uso de antibióticos en la comida es que crea una resistencia a los antibióticos en general, provocando el desarrollo de superbacterias resistentes a los medicamentos. De hecho, la resistencia a los antibióticos es una de las cinco mayores amenazas a la salud tan sólo en el EE.UU., donde más de dos millones de personas adquieren al año infecciones resistentes a los antibióticos y al menos 23 000 mueren por esta causa.

Chain Reaction insiste en la importancia de tomar medidas para reducir el uso de antibióticos en la carne que se consume y así asumir la responsabilidad de que se esté aumentando la resistencia a los antibióticos.

 



Nueva revolución alimentaria: cervecería convertida en granja urbana

Es difícil imaginar un proyecto más brillante, funcional e inspirador que Urban Organics: un nuevo tipo de ecosistema alimenticio en el corazón de la ciudad.

La ciudad de Saint Paul, en Minnesota, se encuentra en medio de una grandiosa revolución: un grupo de empresarios visionarios rescataron una cervecería y la transformaron en una fuente de alimentos nutritivos para una ciudad que enfrentaba una crisis alimentaria.

Urban Organics, fundada gracias a un subsidio gubernamental de 300 mil dólares y con la inversión privada de diferentes grupos, renovó un espacio abandonado y lo convirtió en una granja urbana que utiliza la tecnología de vanguardia para crear un ecosistema completamente sustentable. Se usa agua de varios tanques con tilapia para regar un sinfín de cultivos de col rizada, acelgas y hierbas. Después del riego, el agua es purificada y devuelta a los tanques de la tilapia. Este ciclo hidropónico es uno de los más sofisticados de Estados Unidos y el mundo.

Las plantas son cultivadas en balsas de poliestireno, y sus raíces están suspendidas en el agua, acomodadas en tres niveles diferentes. La luz que las hace crecer viene de lámparas LED. El ecosistema utiliza 1/3 del agua requerida por cultivos normales y 40% menos energía que una oficina de ese mismo tamaño.

 3029452-inline-urbanorganicsfishtanklowres

Los cuatro tanques de tilapia producen aproximadamente 75 peces a la semana, una cifra modesta que, de cualquier manera, tiene un impacto en la ciudad. Los productos de Urban Organics ofrecieron a la ciudad de St. Paul alimentos sanos y locales durante una crisis económica que limitó enormemente la variedad de los productos naturales.

Sin duda alguna, este es un proyecto que valdría la pena replicar en todo el mundo: un sistema orgánico y autosustentable, capaz de alimentar a ciudades enteras con productos naturales y nutritivos.