El WiFi hace que los árboles se enfermen

Las redes de WiFi, que permiten el internet inalámbrico, provocan malestar en los árboles e acuerdo con un estudio realizado en Holanda

En la actualidad vivimos inmersos en un coctel de frecuencias, odas, y redes invisibles que generan una especie de campo sobre nosotros. Cientos de ondas de radio, frecuencias de redes como el WiFi del internet inalámbrico, ondas satelitales, campos electromagnéticos utilizados por los teléfonos móviles, entre otros, componen esta fauna artificial y etérea. Y a pesar de que aún no se han confirmado los efectos de esta lasagna digital en la salud de los seres humanos, ya existe un estudio que evalúa sus consecuencias en el estado de los árboles y esta invstigación concluyó que el WiFi es dañino para ellos.

De acuerdo con el estudio realizado en Holanda por la Universidad de Wageningen, la radiación que emiten las redes de WiFi afectan negativamente el desarrollo de los árboles que se encuentran directamente expuestos a ella. Entre los síntomas detectados se encuentran patrones anormales de crecimiento, así como fisuras y “sangrado” en las cortezas. Aparentemente el 70% de los árboles que se ubican cerca de centros urbanos en Holanda muestran las mismas deficiencias lo cual no ocurre con aquellos que estan protegidos en áreas boscosas lejos de las ciudades. Pero tal vez lo más preocupante es que hace tan solo cinco años sólo el 10% de los árboles demostraba estos síntomas.

El término WiFi corresponde a Wireless Fidelity y básicamente se refiere a la red inalámbrica que utilizan las frecuencias de diversos dispositivos para conectarse a distancia y es la red que utilizan las computadoras para conectarse a la red sin necesidad de estar enlazadas a través de un cable a un módem.

via PC World

* Esta otra versión desmitifica el estudio



Cada árbol esconde un universo

Estas fotografías microscópicas revelan el asombroso universo encontrado en las entrañas de un árbol.

Nuestras vidas se hilan por fragmentos. Nos forman los instantes, los recuerdos vagos y las conexiones inesperadas que a veces parecen resultar de un plan maestro. Así es también la historia de la naturaleza, que marca permanentemente el tejido de los árboles.

En estas fotografías tomadas directo del microscopio asoma el mapa celular de varias especies de árboles. Sus células forman un cálido caleidoscopio que recuerda a la composición de las estrellas, las mismas de cuyo material está hecha la vida.

arboles por dentro 7
Maytenus micrantha, corte transversal

Estas diapositivas están en exposición en el Museo Smithsonian de Washington, cumpliendo una labor doble. Además de cautivar, forman parte de una base de datos que guarda el perfil químico de estas especies de árboles.

Al consultarla, es mucho más sencillo detectar qué especies están siendo taladas para la trata ilegal de madera y así prevenir esta práctica, que ha arrasado con una cantidad inconmensurable de vegetación en Rusia y Brasil.

arboles por dentro 5
Picea pungens, corte transversal

Los árboles, además de embellecer el paisaje, son el soporte principal de esta vida que compartimos con millones de organismos. Son espectadores callados, que no sólo purifican el aire: guardan en su estructura la memoria de acontecimientos milenarios.

Maravíllate con las figuras que iluminan su interior:

Cornus controversa, corte transversal
Ailanthus integrifolia, corte radial
Quiina negrensis, corte radial
Salix fragilia, corte transversal
Ampelopsis brevipedunculata, corte transversal
Ricinodendron heudelotii, corte tangencial
Cornus kousa, corte transversal
Picea, corte radial
Colubrina arborescens, corte tangencial
Cornus stolonifera, corte transversal
Maytenus micrantha, corte tangencial
Prosopis juliflora, corte transversal
Cornus controversa, corte radial

 

* Fotografías: Brain Pickings